Crónica del concierto de Stoned At Pompeii

03/01/2014


El pasado sábado 28 de diciembre tuvo lugar en la sala viguesa El Ensanche el último concierto del año del grupo de rock alternativo, Stoned At Pompeii.

Stoned At Pompeii son un grupo vigués formado en el año 2008 por cuatro miembros destacados de la escena rockera gallega. El motivo de su creación fue dar un concierto en la sala La Fábrica De Chocolate en el cual tocarían tan sólo tres temas propios acompañados por versiones de grupos como Led Zeppelin, The Police y Pink Floyd, entre otros. De hecho, la banda obtiene su nombre del famoso concierto editado bajo el título de “Live At Pompeii”, de los ya mencionados Pink Floyd. Sin duda, los múltiples y distintos gustos musicales de los miembros de SAPhacen que esa sea una de sus características principales. Esta banda no se pone barreras a la hora de componer sus propias canciones o la de realizar una versión, y juegan con esa ambigüedad de estilos sin miedo a experimentar. De esta forma, sorprenden con su lado más acústico, influenciado por la bossa nova o el jazz, y con grandes conciertos eléctricos, mezclando rock psicodélico con metal, y siempre con grandes improvisaciones en sus directos.


Después de un largo parón desde sus últimos conciertos de marzo, realizados en Inglaterra, SAP darían el segundo show, si contamos el set acústico que ofrecían, a modo de presentación de este concierto la semana anterior, en la sala Bonus Track.


El motivo de que este grupo dé tan pocos conciertos se debe a la distancia entre los miembros, estando todos ellos en Vigo menos el guitarrista Paúl Rodga,que reside en la ciudad inglesa de Southampton. Motivo que les llevó en marzo a realizar una mini gira de siete fechas, como indicábamos antes.


Anunciado el evento como “Stoned At Pompeii – El Ensanche Parte III”, los vigueses regresaban de nuevo a el escenario de la ya conocida sala y una vez más en fechas navideñas. Como ya se mencionó anteriormente, la banda tan solo puede realizar pocas fechas al año, pero a pesar de ello, SAP estaba nominado a los XIII Premios Maketon Estrella Galicia a la categoría de mejor directo, el cual no se llevaron.


Empezaba el concierto con retraso. La hora señalada era las 23:00, pero la tardanza de la gente hizo que se demorase. Con una intro instrumental, salían a escena los cuatro integrantes y acto seguido comenzaban a tocar “Vortex”, uno de los dos temas que tienen subidos en su página, grabado en 2013. La característica fundamental de este grupo es, sin duda, el virtuosismo de sus miembros. Deleitaron a su público con un gran repertorio de temas propios como “Fallen Leaf”, con la que Adolfoempezó a tocar “Lucy In The Sky With Diamonds”, de The Beatles, a modo de introducción para continuar con la canción. Otros temas de la banda que sonaron fueron “Nobody Will See You” y las tres primeras canciones que compusieran en el 2008, “Born To Pretend”, “Two Days” y “Feel Tomorrow”, estas dos últimas cantadas por Paúl Rodga. El sonido era bueno pero el público no se animaba, pese a unos SAPmuy entregados. 


El grupo presentó un tema nuevo, el cual habían terminado de componer hacia muy poco. Los miembros dejaban solo a Adolfo en el escenario que, acompañado por un piano que sonaba de fondo, tocaba la guitarra y cantaba el inicio de este nuevo tema. El resto del grupo volvía al escenario poco después para terminar el nuevo tema que los vigueses regalaron a su público. Tras el nuevo tema hicieron un breve parón. La guitarra de Paul Rodga comenzaba a sonar, pero el guitarrista no estaba en el escenario. Acto seguido, aparecía bajando las escaleras mientras improvisaba. Realizó unos cuantos solos de guitarra, pero el público no colaboraba, por lo que el resto de integrantes de la banda volvían al escenario para continuar el concierto. Se acercaba el final, Stoned At Pompeii presentaba la que sería la única versión de la noche, “Echoes”, de los ingleses Pink Floyd. Una de sus canciones favoritas, la cual les ha acompañado siempre en sus conciertos, y que se encuentra en ese “Live At Pompeii”, del que sacaron su nombre, pues así lo narraba Adolfo, añadiendo que a muchos les encantaba pero a otros muchos les disgustaba, dejando que juzgase el público. Llegada la mitad del tema, justo en el interludio, en el que ambos guitarras e incluso el bajista Piru no paraban de solear, pudimos ver como Pirudesaparecía por el lateral del escenario mientras seguía tocando gracias a la conexión inalámbrica, dándose así un paseo por toda la planta de arriba de la sala para acabar volviendo a su sitio. Cuando parecía que el concierto ya llegara a su fin y los cuatro miembros se retiraban, el público se animó a pedir una última canción, haciendo que volviesen. Cerraban así la noche con su otra canción disponible en su web, “Heels Are Made To Be Broken”, con la que el público pareció animarse un poco más, pero aun así fue un público difícil para el gran concierto y el gran sonido ofrecido por Stoned At Pompeii.
 






 


Texto y Fotografías By: P. Garc

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal