El Holocausto en el heavy metal: «Angel of Death» (SLAYER)

27/10/2015
Por NachoMedel

 

 

Como todos sabemos, la Segunda Guerra Mundial tuvo un aspecto tan oscuro (o más) que la propia confrontación bélica: el holocausto del pueblo judío, que todos tenemos en la mente gracias a las fotografías, películas y testimonios que han llegado hasta nuestros días.

El Holocausto se ha convertido en uno de los temas más sensibles de la Historia de la humanidad. Baste como ejemplo que en 30 países el negacionismo del Holocausto es delito. Así pues, dada la sensibilidad que ha generado esta barbarie, cualquier opinión y/o creación artística relacionada con el Holocausto siempre ha sido mirada y analizada con lupa. Como no iba a ser menos, la música también ha creado canciones en relación a la persecución y genocidio del pueblo judío. En esta ocasión nos centramos en «Angel of Death», de los estadounidenses Slayer. Se trata de la canción que abre su magnífico álbum Reign in blood, tercero de su carrera.

La letra de la canción fue creada por el guitarrista Jeff Hanneman (fallecido en 2013), quien siempre había mostrado interés por la historia nazi, recopilando libros y material relacionado con el nacionalsocialismo. Este hecho, sumado a la letra de la canción, hizo que las críticas llovieran sobre el grupo, acusándoles de fascistas. Los miembros de Slayer siempre se han alejado de cualquier ideología nazi o similar a pesar de que es una cruz que siempre les ha perseguido, y animan a quienes les critican a que lean las letras de sus canciones.

«El trabajo libera», es lo que se puede leer en la entrada a Auschwitz

Volviendo a «Angel of Death», el tema está basado en la figura de Josef Mengele, quien durante años experimentó con los prisioneros de los campos de concentración. Mengele se formó en la Universidad de Munich, donde se doctoró en Antropología y Medicina. Tras afiliarse al partido nacionalsocialista, trabajó como médico durante la II Guerra Mundial hasta que fue enviado a Auschwitz. Allí se encargaba de seleccionar a aquellos prisioneros que eran válidos para trabajar o, en su defecto, quienes eran mandados a las cámaras de gas. Es en este momento cuando empieza a realizar sus experimentos seleccionando a los individuos de este último grupo. Experimentos de carácter genético que, generalmente, acababan con la muerte de la persona que era sometido a ellos. En junio de 1945, tras haber escapado del campo de concentración de Gross-Rosen (donde fue destinado tras acabar su «labor» en Auschwitz), fue capturado por los estadounidenses. Lamentablemente el listado de prisioneros de los aliados tuvo diferentes fallos que impidieron reconocer a Mengele y fue liberado. Finalmente acabó huyendo a Brasil, donde moriría el 7 de febrero de 1979.

La letra de la canción está basada en estas atroces pruebas. Ya en el primer verso: «Auschwitz, the meaning of pain», queda clara la intención de la composición. La relación del carnicero, tal y como se le denomina en la canción, y los judíos, queda reducida a un laboratorio: «Human mice, for the Angel of Death». Versos similares se agolpan durante la canción, enumerando las torturas y horrores que se llevaron a cabo en este lugar por parte de este...¿individuo? Aquí os dejo una última muestra de la letra, que creo es bastante clarificadora:


«Destroying, without mercy
To benefit the Aryan race
Surgery, with no anesthesia
Fell the knife pierce you intensely
Inferior, no use to mankind
Strapped down screaming out to die
Angel of Death»


Como siempre, os animo a leer los diferentes enlaces que dejo por el artículo para conocer todas las historias de este hecho, dejándoos aquí un resumen que, espero, os anime a investigar algo más en esta triste historia.

Y para finalizar, como es habitual, un vídeo de la canción e imágenes relacionadas. ¡Disfrutadla y hasta la próxima!
 


Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal