Artículo: Metal y Metal Extremo en España, ORGULLO y PREJUICIOS

30/01/2016


Metal extremo: género musical con influencias de diferentes estilos como el rock, el heavy metal, el jazz, el blues, la música clásica o la música étnica, el cual, lleva a la máxima expresión la virtuosidad del músico que logra ejecutarlo con rápidos y precisos riffs de guitarra y geniales combinaciones y vectores de batería impropios de cualquier otro estilo musical. Como característica vocal, se utilizan voces graves y guturales, una técnica de canto particularmente compleja, ya que requiere técnicas de respiración muy concretas, resistencia física y años de práctica. Por norma general, el músico de metal extremo en cualquiera de sus vertientes suele tener años de práctica con su instrumento, habiendo perfeccionado su técnica, capacidades físicas y mentales a un nivel más alto que el de la mayoría de géneros musicales, ya que el género así lo requiere por la velocidad de sus canciones, la precisión de sus paradas y las complejas estructuras musicales que conforman cada uno de sus temas.

Desde su existencia, el género musical llamado metal y más concretamente el metal extremo, ha sufrido prejuicios sociales a nivel musical, estético y moral por parte de la sociedad en general de la mayoría de países del mundo (exceptuando unos pocos), pero sobre todo, los países de habla hispana y para ser más exacto la misma España. Este fue el país más crítico con este género musical al mismo tiempo que sigue siendo el país que menos lo conoce.

Actualmente, el metal extremo en España sufre una especie de bullying social representado por comentarios negativos extremistas y destructivos, además de desprestigio hacia sus músicos por parte de la mayoría del groso de los habitantes nacionales. Al decir actualmente, solo quiero referirme a lo que estamos viviendo hoy día, pero este fenómeno lleva produciéndose desde la llegada del metal extremo a nuestro país y la génesis de las primeras bandas. Para descubrir las causas de este “desencanto” de la sociedad general con este estilo musical vamos a analizar varios factores a tener en cuenta como son:

1-Nivel cultural/musical de la sociedad en España

2-Edad de la población española y su incidencia sobre esto

3-Conocimientos generales de música en España

Observando hacia donde se mueven las tendencias musicales de los españoles, se puede intuir qué buscan en un músico o artista, aunque relativamente no se les pueda atribuir este calificativo a buena parte de las “estrellas” musicales que abundan en nuestro país al igual que no se le puede atribuir a un curandero el calificativo de medico. Tras años observando a la sociedad española, escuchando comentarios, leyendo publicaciones en redes sociales y demás cuestiones refiriéndose a la música, he llegado a la conclusión no sin antes ponerme en duda a mí mismo, que España es un país musicalmente inculto desde tiempos inmemoriales, un país que actualmente asocia la cultura musical con “estrellas” como GEMELIERS, JUAN MAGÁN, DAVID BISBAL, WISIN Y YANDEL y compañía, pero además, se atreven a calificar como “el mejor grupo” a dúos como el de ESTOPA o bandas como EL CANTO DEL LOCO, AURIN y un largo etcétera. Mi intención no es desmerecer a estos anteriores, pues el respeto debe ser primordial en estos casos, pero si abrir los ojos un poco, porque es evidente que “lo mejor” o “lo peor” es relativo, pues depende del punto de vista, pero el desconocimiento debe erradicarse leyendo, aceptando información y teniendo un punto de vista totalmente imparcial para calificar algo. Existen ciertas características que ayudan a calificar como bueno o malo cualquier cosa y la música no es una excepción. Si nos atenemos al concepto primario de “música” como el arte de combinar sonidos y el tiempo, cualquiera podría decir que todo es música, hasta un orangután golpeando la rama de un árbol se podría considerar música. Pero como sabemos, no debemos quedarnos en el concepto primario de las cosas, pues con la base solamente no es posible calificar nada, sin embargo, si indagamos más podríamos considerar el concepto de “música” como el arte de combinar sonidos y el tiempo y además, ejecutarlos con precisión. Entonces el concepto cambia, pues de lo que no hay la menor duda es que para ejecutar un movimiento musical en el género metal, se deben tener unas cualidades especiales, más avanzadas. Pienso y no me equivoco que por norma general, un baterista de una banda de pop, no sería capaz de tocar metal (siempre hay excepciones), pues requiere de una técnica y precisión superior, sin embargo, un baterista de una banda de metal, podría tocar sin problemas una pieza pop, pues está por debajo de sus capacidades técnicas instrumentales.

Teniendo en cuenta y solo bajo mi opinión, que aquellas personas que llenan su boca con frases más propias de un besugo que de un ser con inteligencia carecen de conocimientos musicales suficientes, entiendo que califiquen a las bandas o “artistas” citados en el párrafo anterior como “los mejores” de España o de la música española, aunque no puedo evitar que en mi estomago hiervan mis fluidos gástricos ante tan clara afirmación viniendo de un groso de personas que no saben quién es JOHAN STRAUSS , FRANK ZAPPA o RONNIE JAMES DIO pero conocen a la perfección todas las letras del famoso de turno vomitando flores, mientras miles de jovencitos/as alzan la mano con el símbolo de los cuernos, el cual, desconocen su procedencia ni el significado del mismo. Yo personalmente, he observado en algunos conciertos como los fans españoles de varios géneros musicales alzaban la mano y acompañaban el ritmo de la música con este símbolo sin saber nada de él, como bien me mostraron algunos de mis amigos aficionados a otros estilos musicales.

 


Frases y palabras que solemos escuchar los que amamos el metal y el metal extremo suelen ser muchas y muy variadas, algunas tengo que decir que hasta a mi mismo me hacen gracia, sobre todo por la contundencia con la que las suelen expresar. Como ejemplos pondré los siguientes:

1-Eso no es música, es ruido

2-Eso no es una voz, es un ladrido de perro

3-No sé cómo puedes escuchar esa basura

Me parece cuanto menos curioso como los autores de tan ingeniosas frases ríen a la par que pronuncian estas frases, como si de personas inseguras se tratase, como si no estuvieran seguros de lo que quieren decir o expresar. Esto me hace pensar que de verdad son personas inseguras que se mueven hacia donde se mueve el groso de la sociedad, pero no deja de sorprenderme la contundencia con la que afirman al escuchar (por poner un ejemplo) Folk metal de forma casual que se trata de música satánica por el hecho de que se utilizan voces guturales, cuando no saben cuáles son los temas que suele tratar en sus letras el folk metal. Siempre que he intentado explicar a alguien en particular porque no es música satánica, suelen cambiar de tema, dejan de prestar atención o sueltan una carcajada, propia de una persona ignorante sin expectativas de actualizar sus conceptos sobre música y más propia del siglo pasado que del actual.

La edad de las personas también es un motivo que influye demasiado en el concepto que suelen tener del metal extremo. Una anciana o anciano, en el 99% de las veces no va a entender por más que se le explique, que este género musical es uno de los más grandes en cuanto al término “música” se refiere, eso es un hecho que nadie debería intentar cambiar porque a ciertas edades, el nivel de comprensión suele caer de forma estrepitosa. Por otra parte tenemos a las personas con edades comprendidas entre 15 y 30 años, un espacio de tiempo en el que más o menos se desarrollan las habilidades auditivas en relación con la música. Las personas comprendidas en este espacio de tiempo, suelen ser, precisamente las más criticas con el metal en general, articulando palabras y frases de desprestigio, aunque también los hay cobardes que solo lo piensan y no se atreven a dar una opinión con argumentación lógica que pueda iniciar un debate en el que dos partes se entiendan.

Para todas aquellas personas que suelen criticar de forma negativa sin conocimientos musicales previos, el metal extremo, lo que viene a continuación podría serle útil.

Para empezar y como aclaración primordial, el metal extremo no es satánico, el metal extremo es una forma de llevar la técnica musical a un extremo de virtuosidad instrumental que engloba rapidez, precisión y musicalidad. El metal está compuesto por diferentes subgéneros de los cuales, nombraremos y explicaremos los más importantes a continuación para disipar dudas y aclarar conceptos, y si esto sirve para que tu concepto, querido lector, del metal cambie, todo esto habrá valido la pena:

BLACK METAL

Subgénero del metal que suele tratar temas de paganismo, antireligiosidad, sabiduría, guerras etc. Este es el subgénero al que ustedes deberían atribuir el término “satánico”, pues sus letras como hemos mencionado, tratan la temática antireligiosa entre otros temas. Para poder identificar el black metal y no confundirlo con otro estilo dentro del metal, ustedes deben conocer primero a BURZUM, MAYHEM, EMPEROR, IMMORTAL, BEHEMOTH, DIMMU BORGIR y un larguísimo etc.
 


DEATH METAL

Subgénero del heavy metal muy pesado musicalmente. La temática suele tratar la historia, política, guerras, medio ambiente etc. Se caracteriza por ser un estilo rápido, con guitarras distorsionadas, estructura musical compleja con numerosas paradas y cambios de tempo. El músico de death metal suele necesitar mucha experiencia con su instrumento y años de práctica antes de iniciarse en esta parte del metal. Para entender mejor esto querido lector, usted debe conocer a bandas como DEATH, POSSESSED, OBITUARY o ENTOMBED entre muchos otros.

THRASH METAL

Subgénero del heavy metal pesado y rápido, rítmicamente parecido al SPEED METAL y caracterizado por la velocidad de las baterías, la agresividad de las guitarras siendo estas muy cortantes y una línea rítmica constante. Su temática suele tratar la política, la violencia en general, la economía, la desigualdad y un largo etc. Algunas de las bandas que usted debe conocer son ANTHRAX, SEPULTURA, OVERKILL, SODOM o DESTRUCTION entre otras.

FOLK METAL


Subgénero del heavy metal caracterizado por la inclusión de instrumentos folklóricos como violines, dulzainas, flautas, zanfoñas, wistle, y demás en combinación con guitarras rápidas y baterías con variedad de breaks, fills y grooves . Suele tratar temas como historia, leyendas, naturaleza, paganismo, deidades y otras. Para entender de lo que hablo amigo lector, debe conocer antes a bandas como ALESTORM, ELVENKING, FALCONER, FINNTROLL, KORPIKLAANI o TROLLFEST entre muchas más.


VIKING METAL

Subgénero del heavy metal donde las guitarras son muy pesadas y a medio gas, baterías con muchos cambios de ritmo y variedad, además de una ambientación musical de corte épico muy similar al de algunas bandas sonoras incluyendo cantos tradicionales corales. Suele tratar temas como historia, batallas épicas, guerras, vikingos, barbaros etc. Para conocer el viking metal debes conocer antes a bandas como MANEGARM, ENSIFERUM, EINHERJER, ENSLAVED, WINDIR y una amplia lista más.

Además de los géneros anteriormente descritos, usted debe saber amigo lector que la lista sigue con otros géneros como el POWER METAL, MELODIC DEATH METAL, SYMPHONIC METAL, BRUTAL DEATH METAL, MELODIC BLACK METAL y un sin fin de combinaciones que usted no está capacitado a día de hoy para entender, tal vez en unos años logre estarlo o tal vez siga pensando que el metal extremo es basura sin sentido y ruido molesto que nadie debería escuchar.

Como dato de interés, cabe mencionar que en los países donde se escucha mas metal extremo del mundo como son Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Alemania, Paises bajos y unos cuantos más, son los países donde el fracaso escolar es menor, donde hay menos robos violentos, menos tasa de paro y estudiantes con mejor media de notas. Claro está que esto no es la causa directa de escuchar metal extremo, pero sin duda influye como concluyó recientemente la Universidad de Warwick (Reino Unido), tras preguntar a más de mil estudiantes con altas capacidades intelectuales, encontraron que el rock y el metal eran los estilos musicales preferidos por estos chavales de entre 11 y 18 años. Aquellos estudiantes comentaron que utilizaban el heavy metal para alcanzar una catarsis, como una forma de superar sus emociones negativas y afrontar la presión académica a la que estaban sometidos.

Esto no acaba aquí, pues un trabajo presentado en la 18th Annual Conference of the Association for Psychological Science en Nueva York, mostraba que las personas que preferían el metal o la música clásica como géneros, obtuvieron puntuaciones más altas en una medida objetiva de inteligencia. Eran particularmente mejores en la capacidad de abstracción. Los autores del trabajo plantearon la posibilidad de que esto se debiera a la mayor frecuencia de metáforas y lenguaje abstracto que existe en las canciones propias de este estilo, asi como la mayor complejidad instrumental, al que están expuestos de forma recurrente los fans, la cual requiere un mayor trabajo cerebral. Para esto realizaron test a 5000 personas de diferentes países del mundo. En este estudio no se encontró relación con el neurocinismo, la agresividad o las emociones negativas.

La Universidad de Queensland ha hecho público un artículo en el que se rebaten otros trabajos que veían una relación entre música agresiva y tendencias delictivas. Según la doctora en psicología Genevieve Dingle, el efecto de estilos extremos como el metal es, muy al contrario, tan calmante “como el de un abrazo”. A los participantes de este estudio se les sometió a 16 minutos de “inducción a la ira”, en los que se les pidió que hablasen de temas que les provocasen algún tipo de malestar, como el trabajo o el dinero. Acto seguido podían escuchar música a su elección durante 10 minutos, y durante otros diez permanecían en silencio absoluto. Se observó que los participantes del estudio que prefirieron escuchar metal bajaron sus pulsaciones y calmaron su ira más eficientemente que los que prefirieron escuchar otros géneros musicales.

Actualmente se están llevando a cabo estudios para esclarecer como afecta el metal al cerebro, aunque de momento se sabe con seguridad que personas que escuchan metal y sus variantes segregan más cantidad de serotonina y endorfinas (hormonas que regulan el estado de ánimo, participan en procesos cognitivos, regulan la capacidad de aprendizaje etc..) que los aficionados a otros géneros musicales como el pop, el rap, el electro etc.

La mayoría de españoles no sabe diferenciar entre géneros musicales, ni entre subgéneros dentro del metal, pero aún así, se creen con derecho a criticar lo que no conocen, llegando incluso a las faltas de respeto. ¿Os imagináis que en los colegios españoles se enseñase metal en el aula de música?, no ¿verdad?, deben saber ustedes que en Finlandia se estudia heavy metal en la universidad de Helsinkim impartida por Paolo Ribaldini, cuya formación es la de músico, cantante y sociólogo especializado en la cultura heavy. También deben saber que en la Universidad de Nottingham ya se puede especializar en heavy metal. En efecto, el heavy metal no es metal extremo, pero es digamos un precursor, ósea, un antecesor, y eso es un paso demasiado importante como para pasarlo por alto.

Sinceramente no confío en que si este articulo es leído por una de esas personas contrarias al metal en cualquiera de sus vertientes, investiguen más para estar mejor informados al respecto, pero insisto y animo a que así sea, un mundo musical completamente nuevo, con decenas de subgéneros está al alcance de tu mano si lo haces, pues como dice el refrán, el saber no ocupa lugar.

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal