Escuchamos LA MISA DEL GAYO y su "Hay miedo"

23/11/2016
 
 

Desde la localidad zaragozana de Ainzón nos llega el nuevo trabajo de los chicos de LA MISA DEL GAYO después de escuchar su "Maqueta 2012" con nueve temas con la letra lograda y buenos riffs ya nos apetecía escuchar algo nuevo de esta banda. Así que en su nuevo rosco lleva por nombre "Hay miedo". Pepote pone la voz, Tupy marca la velocidad a golpe de batería, Pitxon al dominio del bajo, Robentxo y Bayona a las guitarras (Bayona ocupa el lugar de Marco), presentado el grupo, vamos a empezar a diseccionar el trabajo.

El encargado de abrir el álbum es "D.P.A.P." con un compás que va cogiendo velocidad por segundos, unos rasgados de cuerdas potentes donde los amantes del air guitar van a disfrutar de cada décima de segundo. Un estribillo pegadizo con una letra muy lograda, sin duda una buena manera de empezar.

Seguimos con "Gritos" el cual entra como un torbellino donde dejarte las cervicales. Con frases como "gritos que reclaman libertad, rabia su objetivo, claro está, el miedo hace tiempo se perdió..." es imposible no cantarla, se queda a la primera y terminamos cantando con Pepote.

¿Estáis disfrutando tanto como yo? Bien pues vamos con "C.A.T" a todo volumen, una cadencia rápida marcada por Tupy. "violencia asumida, tu mente podrida la culpa la tiene ese pobre animal... llamáis cultura a la demencia popular..." Las guitarras suenan excepcionalmente bien con una letra muy conseguida, siendo un tema de actualidad de nuestro día a día.

Irrumpe "Hay miedo" el cual da nombre al rosco, con un ritmo bien perfilado. Hablándonos acerca de la ley mordaza, con fragmentos como "reacción contra tu puta opresión, sufriréis el hambre en la calle, si tu ley ya no te ampara, la respuesta: patada en la cara..." un tema capaz de hacerte pensar en todo lo que está pasando, la ley mordaza, los desahucios, cada vez la gente más frustrada y sin nada que comer...

Se desliza "Cosecha del 87" donde nada más empezar comenzamos a asentir con la cabeza, un compás bien marcado y ligero, riff robustos y enérgicos, se escucha el rasgado del bajo con cuerpo compacto y brío. Una letra que se queda a la primera y te envuelve desde el primer instante.

Pasamos el meridiano con "Save the fatxas" donde los rasgados de cuerdas es lo primero en deleitar nuestros oídos. Pepote no se hace esperar "Son las 10'20 y ya están todos en casa sentaditos comienza "el gato al agua" ellos nos señalan, somos el objetivo todos como tontos ya piensan en lo mismo" un corte que no tiene desperdicio, diciendo verdades como puños. 

Llegando al final del rosco encontramos "Kids" se abre paso a golpe de batería, un track donde se nota la coordinación de la banda, donde la letra nos embauca y nos domina desde el principio, con una consonancia bien lograda. No te voy a decir de qué trata, así que préstale tus oídos.

El punto y final lo pone "Sembrando miseria" el cual entra fuerte, con riff intensos y tenaces, con una consonancia ligera y contundente, donde la voz de Pepote afirma: "llegan las elecciones y a mí me entran arcadas, cómo coño cobras tanto para no dar un palo al agua sois todos unos cretinos solo pensáis en la pasta" un buen tema para cerrar el álbum.

Para los amantes del género decirles que en este trabajo han mejorado, sus letras destilan ira y exasperación, reivindicativas como nos gustan. Los riff de guitarra son potentes y enérgicos, el bajo suena con brío y el compás marcado contundente. Personalmente les puntuó con un 8'5/10 se que pueden dar mucho más de si, aunque han puesto el listón alto. Si tenéis la posibilidad de verlos en directo ni lo dudéis.


Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal