BLACK SABBATH: el legado imperecedero

10/02/2017
 

El inmenso manto estelar cubre la ciudad británica de Birmingham. El receso económico que ha sufrido hace mella en los jóvenes que abatidos se refugian en los pubs para tomarse unas pintas. Concretamente en Anson, Tommy Iommi y Bill Ward se embarcan en la que será la aventura de su vida: la creación de un grupo de Blues Rock. 
 
Desde ese momento, desde esa noche en Reino Unido han transcurrido 49 años, se han quedado por el camino 25 miembros, se han visitado cinco continentes y se han vendido 75 millones de discos. Ellos son BLACK SABBATH, uno de los grupos clave para el nacimiento del Heavy Metal.
 
Hoy es siete de febrero de 2017, 16.000 entradas se han vendido hasta el esperado Sold Out para despedir a los gigantes del Heavy Metal donde todo comenzó. En su Birmingham natal Ozzy Obsbourne, Tommy Iommi, Geezer Butler y Bill Ward tocan por última vez las canciones que los han convertido en leyenda. Aunque lo hacen cabizbajos ya que el teclista de la banda, George Nicholls falleció el día cuatro por culpa de un cáncer de pulmón.
 
The End es la gira que ha servido para cerrar una etapa. Una gira que comenzó en enero de 2016 y ha visitado 80 ciudades por todo el mundo. Atrás parece quedar ese primer disco homónimo de 1970 que alcanzó el octavo puesto de los UK’S Albums Chart. Así como el segundo, el que les catapultaría a la fama, el reconocido Paranoid de 1971.
 
El cuarteto británico es recibido entre ovaciones, aplausos y lágrimas. Esas 16.000 personas son autéticos privilegiados pero la pregunta correcta que se debe hacer parece ser: ¿Olerán ese mismo sabor metálico que respiraron los BLACK SABBATH cuando todo empezó?
 
Su historia ha estado protagonizada por 19 álbumes, la polémica relacionada con sus letras sobre ocultismo y terror, así como por la curiosa personalidad de su vocalista y su guerra interna. La prueba de este último conflicto es la amplia lista de personas que han pasado por sus filas: 25 para ser exactos. Así como los litigios por el nombre y sus derechos. Un nombre que nació fruto de la casualidad. BLACK SABBATH en sus inicios se llamaba Earth, al igual que otra formación musical. Por este motivo decidieron cambiarlo. Era probablemente también de noche y los muchachos salían del cine de ver una película de terror que en su nombre original se titulaba Black Sabbath. La obra les inspiró y se rebautizaron.
 
Han cosechado varios discos de platino y de oro, y además forman parte del UK Music Hall Of Fame y del USA Music Hall Of Fame de Estados Unidos.
 
Black Sabbath son historia, son leyenda viva y por última vez  tocan Black Sabbath, Paranoid y War Pigs. Y aun así, a pesar de la tristeza y de que nadie quiere que se retiren sus ídolos,  el público y todos los metaleros del mundo sonríen. ¿Por qué? Porque BLACK SABBATH son leyenda, su música es eterna y sobretodo  porque gracias a ellos toda una subcultura late y respira unida.  El Heavy Metal vive porque  ellos lo moldearon. Su mayor legado es el aire de muchos, el Heavy Metal.
 
Es de noche en Birmingham, aún huele a metal  y el frío cala los huesos pero unas  orgullosas notas se quedan prendidas en el aire. No importa  que transcurran oros 49 años, siempre permanecerán ahí.
 
Gracias maestros.
 
Fotografía: Ross Halfin Photography
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal