Crónica de SONATA ARCTICA + TRIOSPHERE + STRIKER (Sevilla 06-03-17)

15/03/2017
Por Mónica Cuadrado Benítez
 

El pasado lunes 6 de marzo , en una repentina y tempranamente acalorada ciudad de Sevilla esperábamos con entusiasmo la llegada del concierto de gira mundial “The Ninth Hour World Tour” de la conocida banda de power metal finlandés SONATA ARCTICA, presentando su nuevo trabajo “The Ninth Hour”. Junto a ellos actuarían como teloneros los canadienses STRIKER y los noruegos TRIOSPHERE.

Eran de esos días que uno no sabe qué ponerse, si llevar manga larga por si al salir moriríamos de frío como en semanas anteriores, o si llevar manga corta y dejar la chupa en el coche o en el ropero de la sala por si las moscas. La cola en poco tiempo comenzó a llenarse de gente y ya sonaban desde algún coche por allí aparcado algunos de los más conocidos temas de la banda.

A las 19:00 la Sala Custom abrió sus puertas para recibir exspectante público. Al entrar en la sala donde nos citaríamos con las bandas, la muchedumbre comienza a repartirse entre la barra para refrescar el ambiente con alguna que otra cerveza y la valla en lo más cercano al escenario. En poco tiempo el aforo quedó casi al completo.

 
Media hora después de la apertura el escenario se alumbraba inesperadamente y se llenaba por los enérgicos componentes del primer grupo telonero,  STRIKER. Éstos abrieron el espectáculo con su brutal tema "Crossroad".

¡Qué pedazo de entrada! ¡Qué presencia la de estos tíos! El público enseguida se revolucionaba, coreando las letras de la banda, siguiendo el headbanging de estos “melenudos” y alzando los puños y las manos cornutas al aire. Heavy Metal del clásico y del bueno. A éste le sigue un tema lanzado más recientemente ”Farmad Glory”, también de un ritmo bastante clasicote. los siguientes “Locked In”, “Lethal Force”, “Phoenix Lights”... todas ellas repletas de alucinantes coreografías, llenas de saltos, headbanging, impresionantes agudos emitidos por el vocalista Dan Cleary y los triunfalistas coros del resto del grupo. “Out for Blood”, “Born to Lose”, “Full Speed or No Speed” y cerrando finalmente, invitando al entusiasmado público a participar en su estribillo (¡Fight for your life, fight for your freedom!),“Fight for Your Life”.
La siguiente media hora pasó rápida, quizás fuera algo de menos tiempo, el público estaba que brincaba, ansioso por seguir dándolo todo. Aún quedaba tarde de metal.
 






Los próximos en escena son TRIOSPHERE, quienes comienzan con el oscuro y potente sonido de su tema “My Fortress”.

Su puesta en escena es más estática, pero aún así la sala y escenario se inundan por la oleada agresiva y dura que desprende el característico y progresivo ritmo de la música, y la brutalidad y gravedad de la voz de Ida Haukland, la cual contrasta con su delicado aspecto. Le siguen los temas “The Sphere”, “Trinity”, “As I Call”, “Breathless”... Todos ellos cargados de agresivos y variantes riffs.

Esta media hora de espera se vuelve eterna, a pesar del dolor de pies, garganta y cuello la gente necesita más, necesita a los finlandeses ya. Se oyen gritos desesperados que piden la entrada de los powermetaleros mientras los técnicos preparan el escenario. Las pruebas de luces y humo nos hace imaginarnos el espectaculazo que nos espera.

Poco a poco se va iluminando el escenario dejando una tenue luz azul y comienza a sonar la melodía del principio de “We Are What We Are”, que presenta el último disco de la banda y abre el tan esperado espectáculo. Con lo sentimental y melódico de la canción la gente se revuelve, grita emocionada y tararea en coro alzando las manos la letra de la canción. El carismático y sonriente Tony Kakko (vocalista de la banda) saluda a Sevilla, lo que hace que los espectadores respondan emocionados. Las siguientes canciones fueron “Closer to an Animal”, “Life” (con la participación a tope del público en su “lalalá la lala lala lalalá”), “The Wolves Die Young”, “In Black and White”, “Tallulah”, “Fairy Tale”... La puesta en escena increíble, ocupando el escenario con buena presencia, juego de luces de colores, juegos de humos y un Tony alegre, de voz impecable, que mira a su público de forma cercana y posa para nuestras fotografías mientras lo da todo en su escenario. Con su conocido y clásico “Full Moon” las gargantas de los asistentes se queman y desgarran al cantar predominando la eufória del momento. “Among the Shooting Stars” es la siguiente. Tras esta surgue una pequeña pausa de unos minutos, la cual termina dando paso a “No More Silence” que comienda iluminándose de nuevo el escenario poco a poco hasta volver el grupo a ocupar potentemente la escena. “Abandoned, Pleased, Brainwashed, Exploited”, “We Are What We Are”, “The Power of One”... Nuestro vocalista entre estas canciones nos da una emotiva charla agradeciendo nuestra presencia , la compra de tickes y discos y a los fans, gracias a los cuales “la música nunca muere”. Cuando parece que el show llega a su fin el público reclama al son de “oe oe oe oe”, se escucha el retumbar de la batería al ritmo de nuestras voces y los músicos vuelven a aparecer para tocar los último temas: “ Misplaced”, “I Have a Right” y “Don’t Say a Word” tras el cual añaden un cierre con un “Vodzka Outro” haciendo participar al público enloquecido y apasionado.

En resumidas cuentas...¡BRUTAL!
  
 
STRIKER
 
Crossroads
Former Glory
Locked In
Lethal Force
Phoenix Lights
Out for Blood
Born to Lose
Full Speed or No Speed
Fight for Your Life


 
TRIOSPHERE
 
My Fortress
The Sphere
Trinity
As I Call
Breathless
Driven
Relentless
Heart's Dominion


SONATA ARCTICA
 
Closer to an Animal
Life
The Wolves Die Young
In Black and White
Tallulah
Fairytale
FullMoon
Among the Shooting Stars
Abandoned, Pleased, Brainwashed, Exploited
We Are What We Are
The Power of One
Misplaced
I Have a Right
Don't Say a Word




Enlaces de Interés
 
SONATA ARCTICA
 
STRIKER
 
TRIOSPHERE
 
 
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal