Cronica de AMON AMARTH + DARK TRANQUILITY + OMNIUM GATHERUM en Málaga

14/04/2017
Introduccion y relato OMNIUN GATHERUM y DARK TRANQUILITY: 
Juan King Hanneman

Fotos OMNIUN GATHERUM y DARK TRANQUILITY: 
Diana Villoslada Fotografia
 
Relato y Fotos AMON AMARTH: 
Jacques-Marie Bat

 

Málaga, 10 de Abril, o podría tratarse del día uno de una nueva era. Tanto la ciudad como la sala que acogía el gran evento, necesitaban resarcirse de lo acontecido tiempo atrás y sacarse la "espinita" del desgraciado incidente ocurrido con el famoso concierto de Testament y Exodus, y por suerte para TODOS, así fue. Llegábamos a la sala a una temprana hora, sobre las 15:00, para no perdernos nada sobre la llegada de las bandas, trailers, equipos, etc. Tras un intenso tiempo de descarga de "roadies" y gente del "tour team", comenzaban a llegar de todas partes de Andalucía hordas metaleras sedientas de sangre, y que rápidamente, se aglomerarían en la cola de entrada a la sala a partir de las 18:00, siendo la entrada a la misma rápida y sin problemas. En pocos minutos se completarían las primeras filas de la sala, fans de los cabezas de cartel Amon Amarth,que guardarían sitio para ver a los dioses nórdicos.

Puntualmente comenzaban OMNIUM GATHERUM, y aunque no debemos menospreciar a una banda de tan gran nivel, no sonaron tan limpiamente como debieran, sonaron compactos, sí, pero saturados. Su sonido llegaba al final de la sala disperso y "sucio" por así decirlo, aunque, nos reiteramos, tuvieron una gran, pero breve actuación. Siempre se suele decir, que como norma general, los teloneros lo tienen más crudo al tener al público más frío, y en ésta ocasión no fue diferente, parecía que el público desconocía el material discográfico de la banda y estaban esperando ansiosos a los titanes suecos.



Tras un breve inciso para que el público pudiese ir a reponer a las amplias barras de la sala y a los accesibles servicios, saltaban a las tablas las leyendas suecas procedentes de Gotemburgo, DARK TRANQUILLITY. Las huestes de Mikael Stanne tomaban el escenario con una elegancia sublime, y a pesar de que no eran los cabezas de cartel de la gira, fueron los triunfadores de la noche (en nuestra humilde opinión). Mencionar que excepcionalmente, contaban en sus filas con ex-miembros de InFlames y Arch Enemy. Nos ofrecieron un set que se nos hizo corto, y que inclusive aunque no fueses seguidor de la banda, dejaron con ganas de más. Desgranaron su último trabajo "Atoma"(que venían presentando en gira), soltando entre tanto y tanto temas clásicos de la banda. A destacar, dos temas que suscitarían pasiones entre el público, "Terminus" y "Misery's Crown". La banda ha confirmado fecha próximamente para el "Download Festival España", aún así, desearíamos poder disfrutar de una fecha con ellos como cabezas de cartel.



Normalmente en los conciertos en sala la gente suele aprovechar los intermedios para salir a fumar, tomar el aire, o simplemente ir al baño, pero esta noche no fue el caso, las huestes conservaban cada centímetros cuadrado como si le fuera la vida en ello. E intentar llegar a la primera fila casi se convierte en una odisea.


 
Cuando menos lo espera uno suena la intro, entran uno a uno los miembros de la banda empezando por Jocke Walgren el batería, seguido por los demás, y suena “Pursuit Of Vicking”, empezamos un viaje de casi hora y media. En el primer intermedio dejan claras sus intenciones. “Bienvenidos a la fiesta Viking”, encandenan con “As Loke Falls”, y como anunciaron era una fiesta, fiesta estilo boda de sangre en Juego de Tronos, y cuando sonó “First Kill”, el público ya estaba entregado. Como yo soy más difícil de convencer tuve que esperar a “At Down First Light” para empezar a ceder. Ceder un milímetro, porque cada centímetro es una guerra, y el “Tattered Banners and Bloody Flag” certificó mi rendición, misma rendición ya entregada por el público hace un par de canciones. Como comenté anteriormente, AMON AMARTH no es solo música, es un espectáculo, no solo la banda esta en el escenario y se retiran para dejar luchar a dos vikingos, o como en la ultima canción mencionada, un par de soldados blandiendo alto las insignias de su señor. Un espectáculo global de música, luces, personajes, y humo, muchos juegos de humos. Quizás el tamaño de la sala no permita usar efectos pirotécnicos, pero lo suplen con humo. Las canciones mejor recibidas fueron “Death In Fire” y “Father Of The Wolf”, en mi caso personal me enganchó sobremanera “Destroyer Of The Universe”.




 
Se apagaron las luces un corto descanso, y vuelven para 3 temas… cada uno viene con un cuerno para brindar. ¿Estarán llenos de hidromiel, cerveza, o de la sangre de las vírgenes sacrificada esta noche? Apostaría por hidromiel. Brindan y brindan, Johan Hegg como buen macho alfa tiene un cuerno enorme. Empieza “Rise Your Horns” y la Paris 15 se convierte en un mar de manos formando cuernos. El público ya esta rendido a los pies de los vikingos, y los que no se han rendido han cambiado de bando, y están luchando a su lado. Siguieron con “Guardians Of Asgaard”, y el cierre con “Twillight Of The Thunder God” fue para enmarcar. El público se resiste a dejar marcharse a los suecos, pero después de un largo rato tirando púas, o repartiendo signos de agradecimientos y respeto a sus fans, se acaban marchando y dejan el escenerio con este espectacular montaje vacío. Y aun asi tardamos en empezar la retirada, y abandonamos la sala en contra de nuestra voluntad.




 
Por favor Madness Live, traer más bandas como estas, ya se ve que hay sala para eso, que hay público, y con una promoción adecuada el público responde. Muchos tomamos este concierto como una prueba de fuego, y se puede afirmar que se cumplió con las expectativas. Gracias Madness Live.

 
En cuanto a los vikingos, de AMON AMARTH, nos veremos en leyendas en otra batalla épica, pero yo estoy dispuesto a luchar.

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal