Le damos una escucha al último trabajo de BOB OLIVER LEE

18/05/2017
 
 
Directo desde Francia, llega a nuestra redacción el último álbum de BOBOLIVER LEE, en el cual Bob Saliba se encarga de las voces y las guitarras. Miembro de bandas como GALDERIA, STONECAST, DEBACKLINER, QUIET HUMANy NINMAH, no duda en desvelar en este álbum su faceta más melódica y lírica. Para tal ocasión cuenta con Oliver Tijoux a la batería, Pascal Garell al bajo, Franck Capera a los teclados y François Albaranes al piano.
 
Con una delicadeza y un gusto exquisito en lo que a composición se refiere, este segundo trabajo abre con mucha dulzura con “Everything Is Gone”, voces melódicas y que invitan a la ensoñación, acompañadas por guitarras arpegiadas y con gran dinámica entre las distintas partes de la pieza, con cambios un poco más hacia el hard rock en los estribillos y un precioso solo de guitarra estructurado en forma de pregunta/respuesta.
 
“Dead Heart” es un tema largo, con una naturaleza muy introspectiva en el que habla de lágrimas, sueños rotos, mentiras y dolor. Consigue mostrar a la perfección todos estos matices mediante su composición.
 
El tema que da título al álbum “Flying Music” es un tema instrumental mucho más corto que el anterior, con un muy elaborado trabajo acústico por capas que se entremezclan con melosos riffs. Melodías sencillas pero efectivas que nos mantienen en un plano positivo como si estuviésemos ante una puesta de sol en un calmado día de primavera.
 
Bob lo clava con “These Wings”, mediante una dulce línea melódica con suaves toques de piano, haciendo la base para una línea vocal perfectamente afinada y que ayuda a elevar el conjunto de esta sublime pieza.
 
“Thoughts & Regrets” sigue en la línea del anterior, dejando paso a otra pieza instrumental rica en armonías y en arreglos impecables de guitarrra. “Rising” es lo que nos sorprende a continuación con un delicado trabajo de fingerstyle como ya viene siendo la tónica de este álbum, precioso, sin que quepa la menor duda. Atreviéndose con un ligero deje hacia la música funky, pero como bien hago esta observación, muy ligero, este toque lo aporta Pascal Garrel gracias a los feels de bajo. Después de esta pieza llega “Forbidden Ways” que nos lleva directos a la recta final del disco”.
 
“Sailors From The Crying Planet” ese trata del segundo tema más largo en esta obra, ¿y es cosa mía o hasta más o menos un tercio del tema podemos escuchar un acompañamiento de palmas junto con la percusión, casando a la perfección? La verdad es que le da un toque peculiar que cuando cesa para dar paso a un puente de guitarras sola, nos pilla por sorpresa, así tras este puente entran las voces acompañadas de una rítmica e incesante caja. Este tema habla sobre el daño que le causa el ser humano al nuestro querido planeta y madre Tierra.
 
Ya para cerrar esta obra redonda, nos dejan con “From The Pyramid Rises The Flying Spirit Of The Pharaoh”. Esta es una pieza instrumental de muy fácil escucha pero que nos hace dudar e incluso nos invita a una ensoñación acerca de cual puede ser el origen del título.
 
En conclusión, si te gustan la música acústica, los toques de folk americano y soñar, tienes que darle una escucha a este álbum.
 
Tracklist:
 
1. Everything Is Gone
2. Dead Heart
3. Flying Music
4. These Wings
5. Thoughts & Regrets
6. Rising
7. Sailors From The Crying Planet
8. From The Pyramid Rises The Flying Spirit Of The Pharaoh
 
Enlaces de interés


Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal