Nuestro paso por LEYENDAS DEL ROCK 2017 – DÍA 3

28/09/2017
Texto por Nuria Linares
Fotografía por Vicente P. Fenoll
 

Viernes, 11 de agosto. Tercer día de festival. Algunas personas ya exprimían sus últimas fuerzas mientras que muchas otras estaban repletas de energía, pero lo que sí era seguro es que iba a ser otro día de fuertes emociones en Leyendas del Rock.

¿Por qué? ¡Seguid leyendo!


A pesar de las noches de humedad y frío, nos volvíamos a levantar ante un sol radiante. Ya fuese bendición y maldición al mismo tiempo, cientos de nosotros disfrutábamos de las terrazas de Villena durante la primera parte de nuestra jornada. Mientras que muchos buscaban la tranquilidad de una cafetería a las afueras, otros no querían dejar de lado la música ni un solo instante. Y para ellos, Avalanch ofrecían un directo en acústico en la plaza mayor, haciendo de nuestros tardíos desayunos un momento más que memorable.


En otra parte de la ciudad, como si de un desfile de merchandise se tratase, otra larga fila de personas aguardaba su turno para acceder al recinto. La espera se hacía amena si te tomabas la situación como un momento en el que compartir una cerveza y conocer a gente nueva. Una vez pasado el control de seguridad, nos encargamos de encontrar nuestro hueco para ver a PRIMAL FEAR. ¡Valientes los que se quedaron bajo el sol abrasador y afortunados los que se refugiaban en la sombra en primera fila!


Metal is Forever, y allí lo confirmamos. Estos alemanes tienen ya un gran recorrido. Pero con la misma fuerza y actitud con las que la banda encontró inspiración en Judas Priest y construyó toda una carrera, levantaron el espíritu de todos los asistentes de aquella tarde.

Eso era 100% visible. Aunque para personas como yo, que personalmente no seguimos mucho a la banda, fue un directo sencillamente entretenido, nada muy destacable. Pero era evidente que el público respondía al mínimo gesto de los integrantes. Por otra parte, sí observamos que la canción más coreada y que más compacta sonó fue “Nuclear Fire”, en la que podíamos ver a la gente cantar su estribillo a pleno pulmón.

Por mi parte, esperaba con muchas ganas a AMARANTHE, ya que en la edición de 2015 no pude verles. Avanzamos entre la multitud con un plato de exquisitos tallarines vegetarianos en nuestras manos del que consideraba el mejor puesto de comida del recinto: el Wok'n Roll. Si asistís a más ediciones de Leyendas del Rock, os lo recomiendo si queréis comer sano, abundante y rico.

Con el estómago lleno y una magnífica vista de las entrañas del escenario Azucena, los suecos iniciaban su espectáculo mostrando desde el primer momento vocalistas muy enérgicos; tanto como los riffs de sus composiciones. Hablando de la banda con varias personas, pude llegar a una conclusión: y es que los elementos electrónicos de su música y la imagen/actitud de Elize Ryd eran los denominadores comunes de la "mala fama" que Amaranthe despierta en muchos oyentes. Sin embargo, lo que yo vi allí fue algo muy distinto – vi carisma, vi potencia, vi una banda que merece mucho la pena ver en directo. Debo decir que no estoy para nada de acuerdo con esas afirmaciones; de hecho, a pesar de ser un grupo de "temprana edad", están muy bien compenetrados entre sí y suenan de escándalo. Fue uno de los conciertos que más disfruté el viernes.


OVERKILL fueron otro de los grupos que no son novatos en el cartel: ya visitaron Leyendas del Rock en 2015, pero esta vez con un nuevo disco bajo el brazo. Desplegaron su potente thrash metal ante un público muy emocionado por volver a verles. Sobresaliente el espectáculo de su vocalista Bobby Blitz, que a pesar de los años sigue dando show para rato. En cuanto a setlist, los temas con más respuesta fueron las legendarias "Elimination" y "Fuck You".

 
HAMMERFALL fue uno de esos grupos que todos esperábamos con mucha ilusión. Con su álbum "Build to Last" todavía fresco a raíz de su nuevo contrato con Napalm Records, muchos estarán de acuerdo en que ha sido como un renacer de la banda si comparamos los resultados con los del "(r)Evolution". Escuchar en directo "Hammer High" y "Built to Last" fue tan emotivo como si hubiesen tocado el "Crimson Thunder" de principio a fin.
 

 

 
Hablando del "Crimson Thunder", sí que encontré algo decepcionante que tocaran tan pocos temas de un disco como ese. Se echó de menos más de un tema, pero también tengo que decir que la banda se encontraba en plena forma a pesar de su larga carrera. Otro de los directos de diez de esta edición.
 
Al final del concierto, el público comenzaba a dividirse. ¿Algo clásico o algo extremo en el Mark Reale? La mayoría apostaban por MEGADETH, concierto que comenzó con sonido general que dejaba algo que desear, en concreto con “Hangar 18”, pero que progresivamente parecía ir arreglándose. Por otra parte, no se podía decir lo mismo de la desgastada voz de Dave Mustaine.
 
 
Sin embargo, encontramos un setlist muy variado. Si bien había ciertos temas que te dejaban indiferente, también eran capaces de hacer que pasaras por alto sus faltas con clásicos como "Symphony of Destruction", "She-Wolf" y "Holy Wars... The Punishment Due". Además, para los seguidores de lo más reciente, también incluyeron temas como "The Threat Is Real" y "Dystopia". En general, fue un buen concierto por la parte instrumental porque son grandes músicos, pero vocalmente, Mustaine mostró una voz cansada. Y, aunque se nota que usan una afinación más grave para poder amoldar las canciones a su voz, se podía ver que le costaba.
 
Seguidamente decidí disfrutar de una buena cena en las gradas del escenario Mark Reale. Allí nos encontrábamos con los death metaleros ABORTED y con una aglomeración de personas que difícilmente sabías de dónde habían salido si tenías en cuenta la cantidad de público que reunió Megadeth.
 
Amantes de lo extremo fijaban su vista en un conjunto que despedía brutalidad por los cuatro costados. Headbanging sincronizado y un escenario que temblaba bajo los pies de estos belgas: todo lo que se puede pedir de un concierto de death metal. Yo lo observaba todo desde arriba y me ocurría como en Alestorm – la audiencia acaparaba gran parte de mi atención. ¡Muy contenta con la respuesta del público este año en Leyendas del Rock!
 
Continuamos con WARCRY, un clásico en el festival. A pesar de haber estado presentes en el cartel de muchas ediciones, los asistentes les recibieron como si fuese la primera vez. La banda tiene su público asegurado, eso es innegable. Pero, ¿qué destacar de este directo?
 

 

 
Desde mi punto de vista, apenas nada. Sí que es cierto que vimos a un público muy entregado, sobre todo cuando tocaban canciones muy conocidas, pero cuando ofrecían material más reciente, la respuesta no era la misma. Muchísimas personas ya se encontraban esperando a MAX & IGGOR ROOTS en el Azucena, y yo entre ellas.
 
Después de un concierto de Warcry que se había hecho largo, Max & Iggor Roots fue como la banda revelación del viernes. Aquellos ritmos tan hipnóticos tenían algo mágico. Su actuación estuvo encapsulada por "Roots Bloody Roots", es decir, iniciaron y finalizaron su setlist con ella. Un setlist que contaba con el mejor sonido de aquel día, pero que a su mitad, empezó a tornarse un poco extraño.
 
 
La banda seguía manteniendo ese encanto brasileño de Sepultura, tanto musicalmente como en términos de indumentaria, y aunque me tuvieran enamorada, sí que tengo que criticar algo: el abuso de los fragmentos instrumentales y el hecho de que muchos nos extrañamos al escuchar temas como "Iron Man" de Black Sabbath o "Ace of Spades" de Motörhead. ¿Falta de material para el tiempo del que disponían? No lo sabemos, pero esas elecciones en su setlist desentonaban un poco. Aun así fue un directo de categoría que disfrutamos mucho.
 
Nuestro día terminaba con AVALANCH en el escenario De La Rosa. Y no precisamente bien. Estoy segura de que, como es mi caso, Avalanch ha sido una banda importante en más de una infancia. Lo que sientes cuando no los has visto nunca, anuncian una reunión en Leyendas del Rock y además priorizan "El Ángel Caído", es indescriptible. Llamémoslo cariño, llamémoslo nostalgia o ilusión… Ilusión que barrieron de un plumazo.
 
 
Para empezar, ni el sonido ni la voz de Israel Ramos fueron una maravilla #VíctorVuelve! Y qué decir de cómo destrozaron la magistral "Xana"… Contaron con la colaboración de Xina de la banda Oker a modo de dueto, y el resultado fue, para mi gusto, decepcionante. Sin embargo, Tete Novoa de Saratoga no estuvo nada mal en "Torquemada". Tengo que reconocer que el papel de los músicos que acompañan a Alberto Rionda en este Avalanch All Stars fue muy correcto, porque son buenos músicos, pero no es el Avalanch que recuerdo. La verdad es que volví al albergue con un sabor de boca amargo aquella noche.
 
¡Pero no decayeron los ánimos! ¡Aún nos quedaba un último día de festival por delante!
 
¿Queréis saber más sobre el cierre de la decimosegunda edición del Leyendas del Rock?
 
¡Atentos a nuestra crónica final!
 
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal