Especial de Black Metal Nacional: Crítica del libro "Pasaporte al Infierno"

18/10/2017
 
Lo prometido es deuda y al festival de Black Metal Nacional aún le queda lo mejor: los tres o cuatro artículos sobre el Black Metal y sus características, las diferencias de nuestra escena con la europea y las conclusiones. Sin embargo, antes y como aperitivo, rescato las dos primeras críticas literarias que hice para una sección que espero resucitar muy pronto.

 
 
El primero de esos libros es “Pasaporte al Infierno” de Ángel Ferris y Núria Fontanet publicado en Quarentena Ediciones en 2007. Para todos los que no conozcáis a la editorial Quarentena os la recomiendo considerablemente. Aunque trata diversos temas, publican muchísimos libros de ensayos musicales, yo por ejemplo tengo tres libros más de ella. Están muy bien de precio y se pueden adquirir por packs en páginas como la Casa del Libro. Pero bueno, dejando a un lado la “promo” volvamos con “Pasaporte al Infierno”. Como ya mencioné en el anterior párrafo, es un libro co-escrito por dos autores: Ángel Ferris y Núria Fontanet.  
 
El libro se presenta como un “viaje sin retorno hacia la naturaleza de la bestia”, o lo que es lo mismo una visión de los orígenes y fuentes de inspiración del Black Metal. Por si os interesa la sinopsis brevemente es esta: “Pasaporte al infierno es la llave que abre la puerta a todo un submundo oculto y subterráneo que ha inspirado y sigue inspirando a una larga lista de bandas, en su mayoría adscritas a las hordas del Black Metal de todo el mundo”. Ya os podréis entonces imaginar, después de leer este breve resumen, de que va el libro. Anque el nombre y la portada ya dicen mucho de lo que habita en su interior: un mundo de ocultismo, satanismo, clima anticristiano e historias de terror, entre otros muchos horrores.
 
La obra se estructura en cuatro partes: la 1º es “Enclaves Mágico-Malditos y Fantasmas” en la que se nos cuentan historias como las de Amityville, Waverly Hills, Hellcatraz, Moonville, Danvers, La bruja de Bell y unas más de terror, espíritus malignos y lugares encantados. La segunda es “Viaje alucinante y maldito al fondo de celuloide”,  donde se nos narran episodios reales de posesiones, exorcismos, las historias de varios asesinos en serie y psicópatas. Aunque también nos ofrecen una pequeña filmografía del género Snuff Movies y nos hablan de la creencia Ju-Ju y de extraños sucesos acaecidos en Hollywood relacionados con muertes inexplicables. 
 
La tercera parte ya nos adentra en las bandas más famosas y no tan conocidas de Black Metal y Death Metal, bajo el título de “Un paseo por el abismo del metal y las hordas de las sombras”. Aquí podemos encontrarnos con bandas como Possessed, Euronymous y su historia con Varg Vikernes, Deicide, Zyklon, Absourd, Belphegor, Enthroned, Nargaroth y unas cuantas más, además de un pequeño “In Memoriam” a algunos músicos fallecidos.
 
Finalmente, el libro cierra con “El Gran arquitecto del universo, el sueño del mono loco y la última ola”, donde se nos habla de los Illuminati, de Skull & Bones, del Club Bilderberg y el New World Order. O lo que es lo mismo de algunas teorías conspiratorias y sociedades secretas, como ya se habla en uno de los capítulos anteriores de la masonería. Además, en medio del libro podéis encontrar un pequeño “anexo” de fotografías ya no solo de las bandas, sino de todo lo que se trata en el mismo. Una buena forma de ofrecernos una imagen gráfica para situarnos mejor en ciertos capítulos de “Pasaporte al Infierno”.
 
Después de esta breve explicación vayamos a mi valoración. Como libro didáctico musical está bastante bien. Aprendes muchas curiosidades ya no solo musicales, sino incluso de la vida de algunos músicos, de sus creencias y también curiosidades filmográficas. También, sirve para conocer mejor ese mundo de ocultismo y enclaves malditos que tal vez por la lejanía no conocemos, al igual que con las historias de psicópatas y poseídos. Sin duda, para aprender es un libro interesante, aunque hay una cosa que no me termina de convencer. ¿Y qué será? Te estarás preguntando. Sencillo. Hay ciertas partes en el libro que los autores emplean un estilo demasiado literario y empiezan a divagar sobre el ocultismo hasta el punto de que te pierdes y no te enteras de nada. No es que no esté bien, el problema es que en ocasiones es de forma repentina y pierdes el hilo de lo que estás leyendo.  Aún así, quitando ese pequeño detalle “Pasaporte al infierno” me ha gustado bastante, estaría bien que lo actualizaran.
 
Así que puntúo a esta mi primera lectura valorativa con un 8/10. En cuanto a la segunda obra que analicé también tenía que ver con el Black Metal: Señores del Caos. El sangriento auge del Metal Satánico. Espero que os guste esta pequeña reseña/crítica y si tenéis algo que añadir, algún comentario o incluso sugerencia sobre una próxima lectura, os leeré con mucho gusto.
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal