Crónica: MOONSPELL en la Sala Caracol (Madrid, 08-11-17)

01/12/2017
Por Juan de la Cruz
 
 
Fue el pasado 8 de noviembre, el lugar la Sala Caracol y los lusitanos MOONSPELL quienes nos congregaron a un evento muy diferente a lo que venía siendo costumbre, tanto en lo musical como en lo estético. Nuevas maneras más teatrales, nuevos caminos expresivos, esta vez con gran acierto por su parte. Y era necesario, pues esta última gira promociona su nuevo y ambicioso trabajo "1755", una obra conceptual, cantada íntegramente en portugués, que narra aquel terremoto que asoló especialmente Lisboa y toda Portugal a mediados del siglo XVIII, que analizaremos en otro apartado dedicado.
 
El evento en sí fue sin duda un privilegio para quienes estuvimos allí. Sobre todo y lamentablemente, como viene a ser casi norma, bajísima afluencia ante el despliegue de tan originales y arrojados artistas... los motivos podrían ser la crisis, el hecho de que pronto volverán con Cradle Of Filth, o lo que se quiera como excusa, pero a mi me dolió aquello, sobre todo cuando bandas míticas venden entradas a casi cien euros promocionando discos realmente malos con "másdelomismo" (y en países vecinos valen la mitad, desvergüenza de promotores y público que pasa por el aro demostrando poca inteligencia) y que no tardan ni dos días en agotarse...

Así es esta escena en España, cada día más mercantilizada, cada día más prostituida y cada día menos interesante en cuanto a sus bandas tan legendarias como masivas. Aunque yo en el fondo, agradezco que bandas tan valientes como MOONSPELL, que tienen gran bagaje y renombre, nunca hayan abandonado la escena auténtica, estando a caballo entre lo mítico y lo innovador. Supongo que es el precio que debe pagar, el verdadero arte pues, la verdadera miel, no se hizo para la boca del asno.

Hechas las necesarias comparaciones y vomitada mi protesta, pasemos a daros la crónica del evento de los lusos, que se acompañaron de dos bandas más.

Fotografía por Javi García
 
Abrieron el evento NORUNDA, para presentar su nuevo trabajo "Irruption". Nos dieron thrash metal puro y duro desde Galicia e ignoraron la más que baja afluencia en ese momento en la sala, y fueron temas bastante largos y aunque era sencillamente trash metal 100%, despuntaban con la duración de los temas y el gran nivel musical que gastaban, mostrando muy buena coordinación entre ellos, muy acertada composición del disco, del que tocaron casi todos los temas.Para mi eran unos completos desconocidos, hasta ese día.

Fotografía por Álvaro Carlier

Les siguieron BIZARRA LOCOMOTIVA, también desde Portugal, dándonos un interesante metal industrial diseñado por y para el directo, donde pudimos escuchar toda clase de instrumentación, desde clásicos bajo y batería, pasando por el inevitable teclado, hasta incluso un keytar, una especie de teclado hibridado con guitarra virtual sin cuerdas, que fue muy de mi agrado.
 
 
Comenzaron el primer tema presentándose (por cierto con un atuendo muy variado entre ellos, desde un rol pagano el batería, el bajista llevaba una malla de cuerpo entero con máscara extrañísimo, el teclista era más industrial clásico y el cantante sin nada más que plástico forrando la mitad de su musculosa anatomía) y apenas terminaron la primera canción, Rui Sidónio se bajó del escenario para realizar su actuación junto al público, que le hizo un enorme hueco entre ellos al principio pero acabó participando con este enloquecido frontman, quien regaba con vodka a discreción al público y a sí mismo, deleitando a muchos.
 
 
Fue entonces cuando hizo su aparición Fernando Ribeiro de MOONSPELL entre los asistentes, que abajo de las tablas micro en mano nos regaló un "duelo" o acote de berridos junto a su compatriota Rui, como se hace espontaneamente en el mundillo del hiphop, pero a nuestra manera. Este momento fue muy potente (Rui tiene un verdadero torrente de voz, y eso que son una banda veterana, formados a mediados de los noventa) y original, por lo que pude escuchar del público congregado, fue de agradecer, porque además tuvieron una proximidad extraordinaria con todos nosotros. Terminaron abrazándose delante del escenario con todo el mundo aplaudiendo por la grata sorpresa.
 
 
BIZARRA LOCOMOTIVA no terminó ahí, continuaron descargando sus temas con el público hasta que el cantante acabó interpretando progresivamente un desmayo por asfixia del cable de su micro, tirado en el suelo con todo el público aplaudiendo. Pues te guste o no el metal industrial, se dejaron la piel casi literalmente pese a la poca presencia de público.
 

Entonces le llegó el turno a MOONSPELL, que dieron un concierto dividido en dos partes, como adelantó Ribeiro, la primera interpretando íntegramente temas de "1755", siendo así el orden de temas:

- Med
- 1755
- In Tremor Dei
- Desastre
- Abanao
- Evento
- 1º novembre
- Ruinas
- Todos os santos
- Lanterna
- En nome do medo
--------------------
- Vampiria
- Alma Mater
- Breathe
- Extinct
- Opium
- Awake
- Fullmoon

Ha sido por mucho el directo más elaborado estéticamente que he visto de MOONSPELL, y yo agradezco mucho esos importantes detalles, pues ¿qué es el rock en general sin cierta teatralidad?. En este sentido hubo de todo, cambios de vestuario muy acertados, empezó Ribeiro con una máscara picuda, de esas que llevaban los médicos en la época de la peste negra cantando "Medo", pasando por otro atuendo que imitaba a un cazador de brujas con un sombrero y un curioso farol de luz cálida con una iluminación al estilo noche americana en contraste marcado, cosa que se agradeció en las fotografías.
 
 
Destacó el teclado adornado como un órgano multitubo de Pedro Paixao así como su maestría acompañando todos los temas, el siempre magnífico trabajo al bajo eléctrico, del que me parece el segundo miembro más famoso y único miembro no portugués, que yo sepa, Aires Pereira (Venezuela), así como las guitarras de Ricardo Amorim que fueron muy aplaudidas esa noche y cómo no, la percusión de Miguel Gaspar.
 

Meciono la formación porque es lo justo, en una banda que ha tenido bastantes cambios en su día, pero que llegada ya la cohesión tras los primeros años, demuestran que suenan muy bien compenetrados también es esta valiente propuesta que ha sido "1755" y que lamentablemente no ha tenido una afluencia acorde al despliegue de arte y medios.
 
 
Realmente MOONSPELL esa noche nos hizo sentir aquel terremoto que se vivió principalmente en Portugal que también entonces y también esta, se pudo sentir como digo, en toda la península ibérica, cantado en portugués, si cabe, más atronadoramente que en otras ocasiones que he visto a esta formación, que ya es decir... la fibra patria se podía sentir de lejos.
 
 
Respecto al sonido de la sala y la iluminación, me gustó bastante, sin ser yo técnico en esas cosas, no detecté fallos destacables. También hubo tiempo para los viejos temas, los grandes éxitos con que tantas veces hemos vibrado junto a ellos en directo, empezando por "Vampiria" con capa de vampiro incorporada y saludo tenebroso a todos los vampiros de Madrid bien recibido y correspondido, "Alma Mater" que fué momento apoteósico para todos, terminando con "Fullmoon Madness", un broche de oro sin duda, completando un setlist usando este anglicismo, que fué a buen seguro, a juzgar por las ovaciones, muy completo y satisfactorio para todos.
 

Deseo sinceramente que estas propuestas tan atrevidas y bien ejecutadas, así como asequibles en ekl aspecto económico no sean tan ignoradas por el público, pues es un error cultural en nuestro ambiente, y bueno, deciros a quienes hayan preferido esperar verlos junto a Cradle of Filth, que ellos dispondrán de menos tiempo y escenario y que no será lo mismo para los verdaderos fanáticos de la formación que tan bien lidera Fernando Ribeiro.

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal