Crónica: METALLICA bate récords de público en el Wizink Center (Madrid (5-2-18)

19/02/2018
Texto y fotografías por mattogrosso

Hace tan solo unos días el huracán METALLICA ha asolado las ciudades de Madrid (2 noches) y Barcelona y nosotros os vamos a contar nuestras impresiones de su segunda actuación en Madrid que tuvo lugar el lunes 5 de enero de 2018.


Las entradas se habían puesto a la venta hacía meses y volaron en cuestión de horas. Afortunadamente para los fans, las entradas que se pusieron a la venta eran nominativas en un intento de impedir la reventa por parte de los profesionales de ese negocio. El hecho de que fueran nominativas obligó a hacer un doble chequeo por lo que había que acudir con mayor antelación al concierto. Tuve suerte y puede acceder relativamente rápido a la pista logrando situarme bastante cerca del escenario principal.

El tiempo pasó volando y enseguida se apagaron las luces para recibir en el escenario a los 6 chicos de KVELERTAK: el batería Kjetil Gjermundrød, el bajista Marvin Nygaard, los 3 guitarristas Vidar Landa, Bjarte Lund Rolland y Maciek Ofstad y por último su cantante Erlend Hjelvik que además de aparecer descamisado como siempre, en esta ocasión llevaba un enorme búho a modo de máscara/sombrero con el que interpretó el primer tema, Åpenbaring.


La gente me pareció algo desconectada del grupo, el sonido no les acompañó ya que estaba demasiado bajo y este tipo de escenario creo que no beneficia al grupo ya que aunque estaban repartidos por todo el escenario no todos los músicos de este sexteto dan el mismo espectáculo siendo algunos más parados que los demás. Siguiendo la mala costumbre española mucha gente entró a medida que se acercaba la actuación del grupo principal. En fin, no creo que haya sido el mejor concierto que  KVELERTAK ha dado en Madrid.

Canciones interpretadas por KVELERTAK:
 
1. Åpenbaring
2. Bruane Brenn
3. Mjød
4. 1985
5. Berserkr
6. Evig Vandrar
7. Ulvetid
8. Blodtørst
9. Månelyst
10. Kvelertak


KVELERTAK terminó sus 40 minutos de actuación y tras otros 40 minutos para dejarlo todo preparado, llegó el momento que la gente estaba esperando desde meses atrás, el sonido de The ecstasy of gold la maravillosa melodía compuesta por Ennio Morricone que siempre viene acompañada de imagenes de la pelicula en la que aparecía, El Bueno, el Feo y el Malo.
 
El concierto arrancó con Hardwired el tema que abre su nuevo discoHardwired... to self-destruct, algo esperable ya que a fin de cuentas esta es la gira de promoción del disco. El tema fue muy coreado por el público y es que la gente tenía muchas ganas de verlos, con independencia de que les vieran esa noche por primera, tercera o por décima vez. 

 
Para el tercer tema recuperaron su clásico Seek & Destroy que normalmente tocan hacia el final del setlist. Esta es la segunda canción que más han tocado en directo durante su carrera  y todo el mundo se sabe al menos el estribillo por lo que nadie se quedó callado y todos la coreamos a voz en grito.


 

Los siguientes temas también fueron clásicos como Harvester of Sorrow y Fade to Black logrando que al público se le cayera la baba. Después hicieron un pequeño parón en el que aproveché para fijarme en algunos detalles como que la batería de Lars Ulrich se giraba para encarar distintas partes del público, aunque el método usado era bastante tosco, la fuerza bruta de varios operarios. Sinceramente me pareció muy cutre que un grupo de este caché no tenga un sistema motorizado para realizarlo. También me fijé en que Lars entregaba cada 1-2 temas las baquetas a su asistente. Por lo visto se las dan luego a los VIPs que pagan cientos o miles de euros por las entradas premium.


Retomaron su nuevo disco con Now That We're Dead en el que vimos uno de los momentos más impactantes del concierto, cuando todos los músicos se pusieron a tocar 4 baterias que había repartidas por el escenario. Hetfield se animó a hablarnos en español diciéndonos: "Hola, ¿qué tal?", preguntándonos si nos gustaba el nuevo disco y advirtiéndonos del próximo tema con un "cuidado".
Este siguiente tema era Dream No More también de su último trabajo.


El himno antibélico For Whom The Bell Tolls de su Ride the lightning (1984) sonó a continuación. Hay que decir para quien no lo sepa que esta canción está inspirada en la novela de Hemingway de igual nombre que transcurre durante la Guerra Civil española. Como podéis imaginar este fue uno de los temas clave del concierto.

Halo on fire fue interpretado a continuación por los cuatro miembros y posteriormente se quedaron solos Kirk Hammet y Robert Trujillo que hicieron unos solos e interpretaron parcialmente Los rockeros van al Infierno (versión de BARÓN ROJO) y (Anesthesia) Pulling Teeth. Hay que decir que a pesar de lo que pudiera pensarse Robert habla bastante mal en español y poco más que chapurreaba "mi rollo es el rock". El solo de Trujillo estuvo acompañado de imágenes de Cliff Burton en las pantallas.


Ya con los cuatro de vuelta sobre el escenario hicieron otra versión, en este caso de MISFITS, Last caress, un tema bastante punk. Esta  canción aparecía en su disco de versiones Garage Inc. con el que homenajearon a las bandas que les marcaron en sus inicios.

Tras el genial Creeping Death que esperabamos que cayera antes o después dentro del concierto, tocaron Moth Into Flame, sexto y último tema que tocaron del ya citado Hardwired... En esta canción  hicieron su aparición unos drones con luces que, a modo de polillas, revolotearon sobre el escenario durante  todo el tema.

Aquí Hetfield volvió a dirigirse al público preguntando quienes habían ido por primera vez para darles la bienvenida y quienes les habíamos visto ya anteriormente. Dijo que viendo las caras de la gente debía haber como 3 generaciones de público y le dedicó el siguiente tema, Sad But True, a un niño de 12 años y a su nueva generación.


Encadenaron dos de sus mejores temas: One, que este año cumple 30 años, y que interpretaron acompañado de imágenes de la Primera Guerra Mundial; para después tocar Master of Puppets. Me fije en que el público cantaba casi más las partes instrumentales que las cantadas, me pareció curioso.



Durante todo el concierto, pero especialmente en temas como Master of puppets, eché en falta que hubiera pantallas con las que poder ver bien como tocaban los músicos. Si yo en pista y bastante cerca no lo veía bien, la gente de la grada...


A las 23:15 pararon brevemente para los bises, volviendo al cabo de un minuto para la parte final del concierto en la que tocaron otros tres clásicos, Blackened, pero sobre todo Nothing Else Matters y Enter Sandman.

Tras 2 horas y 20 minutos dieron por finalizado el concierto y se pusieron a tirar puas entre las primeras filas en abundancia.

Analizando el concierto en su conjunto, estuvo bastante bien, muy compensado el reparto entre temas nuevos y viejos, buen sonido, buena iluminación, muy profesionales y cada uno sabiendo su papel en el conjunto. En cuanto a la escenografía algunos puntos positivos como lo de las baterías o los drones, pero otros negativos como no llevar pantallas para que la gente más alejada lo pudiera ver o una puesta en escena para mi gusto escasa. ¡Larga vida a METALLICA!

Canciones interpretadas por METALLICA:
 
1. The ecstasy of gold (canción de Ennio Morricone)
2. Hardwired intro
3. Hardwired
4. Atlas, rise!
5. Seek & destroy
6. Harvester of sorrow
7. Fade to black
8. Now that we're dead
9. Dream no more
10. For whom the bell tolls
11. Halo on fire (seguido de solos de Kirk y Rob y partes de Los rockeros van al Infierno, de Barón Rojo, y (Anesthesia) Pulling teeth)
12. Last caress (versión de Misfits)
13. Creeping death
14. Moth into flame
15. Sad but true
16. One
17. Master of puppets
 
Bises:

18. Blackened
19. Nothing else matters
20. Enter sandman
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal