Previa HELLFEST 2018: THERION (3)

28/02/2018

Siguiendo la línea de mis compañeros, aquí va la primera de mis aportaciones al especial para bandas que sonarán en el que considero el mejor festival de Europa de cuantos he tenido la suerte de asistir, y no son pocos. No es otro que el HELLFEST OPEN AIR, como digo el mejor cartel con diferencia año tras año.


Para esta ocasión he elegido a THERION, que aparte de ser una de las bandas principales del cartel, acaban de sacar disco nuevo. Tras más de siete años sin nuevos trabajos, llega Beloved Antichrist, un disco que se debería catalogar como una ópera completa, eso sí con guitarras y batería, y que consta de 46 cortes ni más ni menos, lo que parece justificar tanto tiempo sin lanzamiento.

Sobre los suecos podemos destacar que fueron pioneros en el estilo que creo que apadrinan, pasando su primera época de doom metal, volviéndose este (metal) sinfónico hasta incorporar solistas y coros operísticos con geniales resultados como el disco Theli, considerado por muchos como la cúspide de su dinámica sinfónica entre los que me incluyo. Y es que difícil será olvidar lo que significó para nosotros sus fans en aquellos noventa, llenos de novedades, un corte como To Mega Therion, poder musical que aún hoy resuena como la bestia que es, pues THERION en griego significa bestia. De todas formas el nombre de la banda es en honor a To mega Therion, de los magistrales CELTIC FROST.

De hecho, al empezar estas líneas, mi idea era dedicarla a ese tema que por antonomasia, define tan bien al conjunto, To Mega Therion y así será, pero no podría quedarme ahí, porque la carrera de esta banda, aún creciente, es enorme y muy florida, de manera que serán dos cortes más que quiero analizar para vosotros, siendo Abraxas y Birth of Venus Ilegitima las elegidas:

To Mega Therion:


Este es el segundo corte del disco Theli,  comienza de manera explosiva con un coro múltiple acompañado de potente percusión, guitarras e instrumentos de cuerda frotada, sonando el conjunto
como una galopada apocalíptica, así como son las múltiples analogías de la letra, pasando por varios panteones y deidades paganas, desde Fenris, Baal, hasta el mismo Baphomet, así como alusiones a la mitología bíblica, siempre refiriéndose al final de los tiempos de estas culturas.

Leyendo las letras con detenimiento, paracen desvelarnos los sellos y secretos que albergan estos seres mitológicos para liberar el inframundo, en un ritmo trepidante que no deja tiempo para respirar, y en esta ocasión, si hay notables intervenciones de los vocalistas de la banda como Christofer Jhonson, que además hace los inseparables teclados y guitarras de THERION, junto con Piotr Wawrzeniuk que, además de aportar algunas voces, es el batería.

Se puede interpretar una moraleja ciertamente, y es que esa bestia o dragón al que alude este corte, esa legión de demonios, es el ego y la maldad que reside en todos y cada uno de los corazones humanos, y el que sea humilde, sabrá pedirle al dragón que le muestre lo que es verdadero y lo que es falso, y de esta manera, cabalgarlo durante su vida.
Lo dicho, una obra maestra, no carente de sentido.

Birth of Venus Ilegitima (del album Vovin):


Precioso corte, con una hipnotizante voz femenina, contrastada por coros masculinos, acompañado de trágicas guitarras… Y es que la melodía nunca es baladí para THERION, menos en un tema que nos relata el nacimiento de Venus, Diosa del amor, en analogía a la expulsión de Eva del paraíso, pues esta Venus es Ilegítima, la del lado obscuro, y por tanto no es fértil en la tierra, pero sí lo es en el nivel superior, el lado de las tinieblas, donde menos importa la materia bruta. Es por esto que renace esta Afrodita , antes presa de sus lujuriosos pecados y el hechizo que bebe de su propia fuente, esta vez sin vergüenza, hija el pecado. El corte finaliza intensamente con violines y coros, con la ausencia de los vocalistas de la banda.

Abraxas (del album Lemuria):


Da comienzo con un redoble reiterado de batería, que va creciendo en ritmo junto a las guitarras, y arranca junto a la bella voz femenina que nos narra la historia de de la dualidad de la Creación, Eros y Thanatos, alfa y omega, el ying y el yang... Dios y Lucifer, mostrándonos una vez más que no hay lo uno sin lo otro.Y es que Abraxas es un término del que, aunque se desconoce la etimología griega completa, se conoce por unas piedras donde se grabaron estas letras en un época casi antediluviana, las piedras abrazas, y hacen referencia según los gnósticos, a una deidad que representa el bien y el mal, que es piadosa con los que concidera buenos y brutal e inmisericorde con los malos.
 
La canción, de ritmo alegre, viene a ser una clamor de la humanidad a resucitarla como un nuevo Dios para la humanidad, y nos emplaza a definir el misterio que une el bien y el mal. Para quienes quieran más apreciaciones sobre este enigmático superser, les remito a la obra de Herman Hesse, Demian. 
 
Y así concluyo esta previa de la enorme obra musical de THERION, que bien podría sugerir un escrito más extenso no sólo de su temática y musicalidad, sino de los múltiples cambios de miembros y la evolución notabilísima de un grupo que empezó con música mucho más extrema y menos melódica.
 
Además de su último y extenso trabajo Beloved AntiChrist, los pudimos ver este sábado 24 en Madrid, donde pudimos tener una muestra de la magnitud de este pionero grupo que sigue en lo más alto tantos años después.
 
Puedes seguir a la banda en sus redes sociales:

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal