Crónica: NOCHE DE CUERVOS 2 consolida su apuesta por el metal más oscuro en Málaga

02/03/2018
Texto y fotografías porJacques-Marie Bat
 
¡Málaga lo ha vuelto a hacer! La apuesta por un proyecto diferente por parte de Mizake Prod ha conseguido agradar tanto el público como a las bandas. Estamos empezando por el final. Pero cuando algo sale bien hay que destacarlo desde el principio.
 
Como lo vimos la semana anterior, Málaga se vuelve oscura en ese mes de febrero. Y en esta segunda parada, tenemos quizás el capítulo más oscuro de ellos: La Noche De Cuervos 2 en la sala Paris 15. El programa de la noche está compuesto con cuatro bandas que practican un sonido distinto. Como dijo mi amigo Víctor: “hoy nos podemos olvidar de la velocidad”. 
 
LAZHARUS abrió la velada, tal como se vela un fallecido. La banda está compuesta por un trío, con bajo y dos chicos disparando samples y sonidos varios. De estos chicos poca información previa encontré y cuando empezaron a tocar, gran parte del público no sabía a qué atenerse. LAZHARUS nos lleva por un camino oscuro, trastornado, al ritmo de bajo y sonidos disparados para crear una sensación de incomodidad. Para rematar el conjunto, tenemos la voz de su cantante usando sus guturales y alternando su puesto detrás de su equipo de música con la parte delantera del escenario. Hasta se colocó por encima del foso, llegando casi a rozar el público.
 
LAZHARUS no deja a nadie indiferente, las sensaciones fueron positivas e invitan a repetir. Una buena manera de abrir la noche.
 
Durante los intermedios, DJ Cuervo amenizó pinchando temas que acompañaban el ambiente. Un cosa que eché en falta fueron las animaciones de cuervos en el techo, que el año pasado ayudaron a crear ese ambiente especial que requiere el evento.
 
LODO tomo el relevo y fueron un grata sorpresa, una banda instrumental que algunos llamaran post-rock o post-metal, yo lo calificaría simplemente como muy buena música y muy buenos músicos. La banda desde el principio nos atrapa con sus riffs, su actitud sobria y composiciones de calidad. Cada tema nos aprisiona un poco más en este universo oscuro, del que cuanto más quieras escapar más te atrapa, como ese lodo en el fondo de una marisma, o la arena movediza, que usa los movimientos de su presa para atraerla más hacia el fondo. LODO se nutre de este ambiente cargado, transforma las vibraciones recibidas del público y el miedo de cada uno en música.
 
Tal como hicieron el año pasado los chicos de PYLAR dejaron con la boca abierta a los asistentes. En esta ocasión presentaban su último e aclamado trabajo: A ella te conduce la sagrada espyral. Solo su vocalista cambio su estética, sustituyendo su máscara de pájaro por un no menos inquietante velo rojo que le cubre el rostro. PYLAR nos gratificó con 40 minutos de sonidos distintos con la trompa (mea culpa, no era una tuba), el violín eléctrico, riffs de guitarras rematados por la letanía de su cantante quien vocaliza en ese idioma desconocido. 
Quizás haya sido un solo tema que duró todo el concierto o han sido varios encadenados, la cuestión es que PYLAR no dejó descansar a nadie. Me sorprendió bastante el sonido, más duro, más rock, con más guitarras, que por supuesto dejan sitio a los demás instrumentos. En esta Noche De Cuervos, el sonido era menos extraño, sin llegar a ser asequible. PYLAR lo ha vuelto a hacer: dejar al público cautivado de principio a fin, un paso más para convertir el pueblo en seguidores del santo PYLAR.
 
El difunto está ya casi enterrado, y llega a las puertas de San Pedro para ser juzgado.

Y el castigo es el purgatorio PROCESS OF GUILT, que nos conduce a un territorio árido, huérfano de melodía, con una voz machacona que no desgrana letras de manera regular y rítmica. El ritmo es lo que califica la banda. Tal como un martillo sobre el yunque, llega fuerte, certero y provoca los efectos deseados. Personalmente, después de tres temas me dejé invadir por la monotonía, ya que a mis oídos pocos acostumbrados a este género, todas las canciones me parecieron construidas con el mismo patrón. Si la banda rezuma oscuridad, quizás le falto la originalidad que aportaron las demás bandas del cartel. Pero eso es solo una valoración personal.
 
 
Al instar de la edición anterior se puede calificar de éxito este evento. Eddie estaba sacando pecho por el trabajo realizado, y como se suele decir “A rey muerto rey puesto”, y sin tener tiempo en acabar el evento nos confirmó que el año que viene tendremos una tercera edición de Noche De Cuervos. Un festival oscuro, un concepto que a día de hoy sigue siendo distinto a los demás. Nos veremos el año que viene.

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal