Review: MEGAHERZ y su nuevo álbum "Komet"

19/03/2018
 
 
MEGAHERZ estrena nuevo álbum lleno de un industrial metal muy pegadizo: Komet. La portada del disco ya abre bocas: los alemanes se inspiran en los antiguos carteles propagandísticos soviéticos para darle imagen a este nuevo proyecto. Es su noveno trabajo, caracterizado por melodías tristes pero muy rítmicas y emocionales. Podemos decir que es el proyecto más maduro y más profundo en toda su carrera, el sonido es mucho más limpio y producido. A diferencia de Zombieland, Komet es un industrial más pesimista y reivindicativo en cuanto a letra y más trabajado en cuanto a sintetizadores y ritmos. 
 
El disco ha sido producido por Napalm Records y llevan trabajando con ellos desde Zombieland. Esta productora ha trabajado con otros grupos del nivel de ALESTORM, POWERWOLF, KAMELOT y MOONSPELL, entre otros. 
 
Como bien he dicho, nos encontramos ante un industrial metal más maduro y profundo, triste y pesimista, pero son 44 minutos de puro disfrute para los oídos. Sus canciones tratan temas tan trascendentales como la vida, la denuncia política, el dolor, la pérdida y la ignorancia de la sociedad. Sin embargo, entre todo este pesimismo, encontramos luz, coraje y valentía; todo un mensaje para los fans que no estén pasando por su mejor momento pero quizá les ayude a encontrar aquello que les falta, que les permita seguir luchando.
 
 
La diferencia entre Zombieland y Komet es que el primero es mucho más potente y podemos encontrar canciones puramente industrial, como podría ser Fanatisch, mi favorita del disco. En el segundo, la más potente sería Horrorclown, una canción de denuncia que te taladra la cabeza hasta límites insospechados y mi favorita del nuevo álbum.
 
Vorhang auf es la que corona este trabajo, siendo destacable por los potentes sintetizadores con una melodía muy pegadiza que resuena en el pecho y hace que quieras seguir descubriendo su historia hasta la siguiente canción, que da nombre al disco: Komet. Comienza con una guitarra bastante interesante y unos riffs sencillos que acompañan a la voz grave y rasgada de Alexander.
 
El tercer tema es Scherben Bringen Glück, con un sonido muy electrónico y unas guitarras muy rítmicas. Para mi gusto, la voz es demasiado monótona y quizá le falte fuerza. Desde luego no es de las mejores del disco. Pero es el preludio para Horrorclown, que contiene toda esa fuerza que le faltaba a la canción anterior. Desde mi punto de vista, la obra maestra del álbum: fuerte, desgarradora, hace que sacudas la cabeza sin que apenas te des cuenta. Reivindicativa, en cierto modo me recuerda a RAMMSTEIN en sus canciones más desconocidas. 
 
La quinta canción es Von Oben, una canción lenta, muy al estilo de MEGAHERZ, que recuerda a otras canciones suyas como Einsam, Frei o Für Immer. Le sigue Tiefenrausch, poderosa pero que le falta la fuerza que desborda su predecesora. Los sintetizadores le hacen mucha justicia, rellenan justo por debajo de las guitarras que hace que tenga un sonido muy redondo. 
 
Sin embargo, el comienzo de Schwarz Oder Weiß es rompedor y se mantiene a lo largo de todo el tema. En un momento dado de la canción los sintetizadores me recuerdan un poco a Mein Teil de RAMMSTEIN. Juegan mucho con los cambios de ritmos y los cortes, algo que se agradece porque la canción puede hacerse un poco pesada. La octava canción es Heldengrab, de nuevo un tema lento, pero diferente a lo que suelen hacer ellos. La melodía me evoca un poco al Zirkus de MIND DRILLER, e incluso, aunque poco tengan que ver, a OBK. 
 
Después de una canción lenta viene una cañera, y es el turno de Nicht In Meinem Namen, que mezcla lo poderoso con lo dulce y lo triste que caracteriza este álbum. La décima canción es Trau Dich, también con un inicio rompedor y unos sintetizadores agudos que me recuerdan de nuevo a MIND DRILLER. El estribillo desprende fuerza por todos lados y te tendrá tarareando la melodía durante días. Es de esas canciones que escucharías una y otra vez hasta aborrecerla. 
 
Para finalizar, Nicht Genug es la luz que se abre entre todo el pesimismo y tristeza del disco. No hay mejor canción que cierre este trabajo; es optimismo, es vitalidad y es ese empujón que hace falta para seguir hacia delante, y podemos descubrirlo gracias al solo de guitarra desgarrador. 
 
La temática del grupo, con ese estilo gótico post apocalíptico, esos maquillajes extravagantes y tan llamativos, sobretodo el payaso psicópata de Alexander, hace de este grupo un buen icono dentro del industrial metal y el metal electrónico. En resumen, es un disco algo pesado, pero maduro y reflexivo. 
 
 
Puntuación:
7/10
 
Tracklist: 
1. Vorhang Auf
2. Komet 
3. Scherben bringen Glück
4. Horrorclown
5. Von Oben
6. Tiefenrausch
7. Schwarz oder weiß
8. Heldengrab
9. Nicht in meinem Namen
10. Trau Dich
11. Nicht genug
 
Enlaces de interés: 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal