Review: "Year Of The Tiger", lo mejor de MYLES KENNEDY en solitario

26/03/2018
 

MYLES KENNEDY, más conocido por ser el cantante de la banda ALTER BRIDGE, presenta su primer trabajo en solitario a través de Napalm Records, al que ha decidido titular con el nombre de Year Of The Tiger.

Más de 7 años han sido los que uno de los mejores vocalistas del rock actuales ha dedicado a componer este álbum. Su marca de identidad está presente en cada una de las notas de este fantástico disco. Un estilo más personal y maduro asoma en las doce canciones, demostrando la experiencia que le ha dado tantos años en la música.


Según declaraciones del propio artista: "El disco estaba acabado hace dos años, pero cuando lo escuché con una nueva perspectiva, cuando todo esta hecho y dicho, pensé que no era el primer caso correcto que debía dar en este viaje", así que empezó de nuevo. Este afán perfeccionista se puede ver en la nitidez y emotividad de canciones como Love Can Only Heal.

Lo que emergió tras el proceso de recomposición fue este Year Of The Tiger, una oda o elegía totalmente enfocada a tratar la perdida del padre de Kennedy cuando el cantante tenía tan solo 4 años. La decisión de no tratar la enfermedad que le llevó al final de sus días es una marca en la mente del cantante, y por eso podemos encontrar canciones con un potente mensaje como Blind Faith.

El terreno emocional en el que se mueve un álbum de estas condiciones es algo complicado y difícil de tratar. El artista declara que le llevó años poder adentrarse en este terreno sin que sus heridas rabiasen de dolor. Por lo tanto, el estilo del disco no podía ser el hard rock al que nos tiene acostumbrado, necesitaba algo más sutil y emotivo. Él mismo grabó la mayoría de instrumentos (guitarra, banjo, mandolina...) de canciones como Ghost Of Shangri La, acompañado por Zia Uddin a la batería y Tim Tournier al bajo.

En este trabajo Kennedy quería explorar las diferentes influencias que conforman su ADN musical, así que introdujo elementos de blues y R&B, como en Devil On The Wall. También se puede reconocer con facilidad la influencia acústica de artistas como Mississippi John Hurt, Chris Whitley, K.D Lang, Nick Drake y las canciones acústicas de los míticos discos de LED ZEPPELIN 3 y 4. Uno de los temas que demuestran influencia con más claridad es Mother, una preciosa canción dedicada al amor de una madre dedicada a su familia.

Nothing But A Name se muestra como la perfecta banda sonora para una ruptura. La voz de Myles se muestra con una ferocidad leonina y una expresividad desgarradora. Me atrevería a decir que ha encontrado su lugar en la música. Este tipo de canciones visten mucho más sus capacidades. En un disco como Year Of The Tiger el artista rompe con las altas expectativas que, los que le seguimos de lejos como yo, teníamos en él.

La producción se hizo orientada a que la voz resaltara por encima de cualquier cosa y a que todo sonara puro, casi de primera toma, sin procesados. Las grabaciones no son perfectas, hay fallos, pero eso no importa. En palabras del propio Kennedy: "en la cultura japonesa lo llaman wabi-sabi y consiste en la idea de abrazar la belleza que reside en la imperfección". No sé hasta qué punto se puede considerar imperfección canciones como One Fine Day, pero si este es el nivel que va a dar en directo, va a ser una maravilla.

No puedo hacer otra cosa que deshacerme en elogios hacia un trabajo que se muestra como un resurgir y una declaración de intenciones de un cantante experimentado y con mucho que decir. Le doy un 9/10.

TrackList:
1. Year of the Tiger
2. The Great Beyond
3. Blind Faith
4. Devil on the Wall
5. Ghost of Shangri La
6. Turning Stones
7. Haunted by Design
8. Mother
9. Nothing But a Name
10. Love Can Only Heal
11. Songbird
12. One Fine Day
 
Enlaces de interés:
 
 
 
 
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal