Review: TOUNDRA aceleran el ritmo con “Vortex”

27/04/2018
 

 

Durante los últimos años hemos vivido en este país una eclosión sin precedentes del rock instrumental. Algunas bandas, como JARDIN DE LA CROIX, tiran más hacia el progresivo. Otras, como EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO, al doom metal. Y así podríamos seguir nombrando a SYBERIA, ONE FOR APOCALYPSE… Todas diferentes entre sí pero con un elemento vertebrador que las emparienta: el post-rock. Pero de ellas, si hay una que sobresale y ha traspasado todas las barreras del underground es TOUNDRA. Los madrileños son los grandes abanderados de este estilo en España. Actualmente gozan de una popularidad tremenda y allá donde van a tocar, llenan (y si no lo hacen, es porque el lugar elegido es el Palacio de los Deportes y aun así meten a 3000 almas). Pero no solo eso, sino que consiguieron colocar su anterior trabajo como el segundo más vendido en las listas, solo superado por… ¡Pablo Alborán! Lo de TOUNDRA es algo atípico, de eso no hay ninguna duda.
 
Después de la aventura con Exquirla y de cuatro lanzamientos espléndidos que como unos LED ZEPPELIN patrios han llamado I, II, IIIy IV, con su quinto trabajo, lanzado a través de un sello ya mítico del rock progresivo como es Inside Out Music, tocaba romper con la numeración romana, como ya hicieran los londinenses con su Houses Of The Holy. El título, Vortex, además de jugar de alguna manera con el cinco, es un homenaje de la banda a una sala de Siegen llamada de esta manera por la que pasan siempre cuando salen de gira y a la que han cogido cariño por su trato. Una vida de nómada esta de los músicos en la carretera que no deja de tener relación con el concepto del álbum; ahí tenemos ese tema mastodóntico llamado Tuareg, como esa población del Sáhara que vive en constante desplazamiento, o el brutal videoclip lanzado junto al primer single, Cobra, que recoge la realidad de las personas que están en constante huida debido a la crueldad de la guerra. De alguna manera, aunque no se trata de un trabajo puramente conceptual como sí lo fue IV, sí tenemos una intencionalidad hiladora alrededor de la noción del nómada. Esto es algo que se sigue agradeciendo cuando escuchas música instrumental, ya que no tienes que jugar por tu cuenta a ponerle significado y, particularmente, me mola que sigan manteniendo ese espíritu punk de denuncia social que les aporta un puntito de agresividad. La portada del disco, absolutamente colosal, recoge las referencias desérticas con una persona caminando sobre las dunas y un enigmático sol negro en el horizonte (un eclipse, quizás).
 
 
En lo estrictamente musical, Vortexes un álbum ante todo cañero, en el que las partes más tranquilas están casi todas delimitadas en diferentes pistas (Intro Vortex, Cartavio y Roy Neary, esta última en honor al prota de Encuentros en la tecera fase). Esto quiere decir que casi todos los temas comienzan en alto, a un ritmo rápido, de modo que no vemos subidas progresivas de intensidad tan claras como en sus dos trabajos anteriores, teniendo como ejemplos claros como la veloz y envolvente Cobra o Cruce Oeste, que cierra un álbum que en este sentido es antagónico a IV y se parece un poco más a IIpor la fuerza de las composiciones. Las excepciones que confirman la regla serían Kingdom Falls, canción que comienza con mucho sosiego pero que rompe y entra en vorágine cuando aparece la batería a mitad del minutaje, y Mojave, que transcurre en un ritmo más lento que nos traslada a mitad de un gran desierto de arena durante la mayor parte de su extensa duración de once minutos, con un riff final que coquetea con el metal. Otro aspecto a tener en cuenta es que nos olvidamos por completo de orquestaciones y prácticamente de arreglos que no se puedan llevar al directo, por lo que podríamos decir que el disco es más crudo y visceral en su conjunto. TOUNDRA, sin añadidos. Eso sí, cuando puedes sacarte de la manga composiciones tan bellas como Cartavio casi exclusivamente a base de dos guitarras, no se echan nada de menos estos arreglos. Aunque para mí, si hay un tema que merece todos los elogios es Tuareg: mágica y evocadora.
 
TOUNDRA seguirán en la cima con Vortex, como los titanes del rock progresivo que son. Con este nuevo trabajo han conseguido mantener la balanza equilibrada ente ofrecer algo nuevo y diferenciador respecto a lo anterior por un lado, y mantener su envidiable calidad compositiva por otro. Un álbum con el que se reinventan una vez más y que está enfocado al sudor del directo, del cual podrán disfrutar primero en el continente europeo y a finales de año muchas de las ciudades de la península. Veremos si lo petan tanto como con su anterior gira, pero si tuviera que apostar, diría que TOUNDRA no son de este planeta.

 

 

TOUNDRA son:
Alberto Tocados: bajo, sintetizadores
Alex Pérez: batería
David Paños “Macón”: guitarra
Esteban Girón: guitarra, piano
 
Tracklist de Vortex:
1. Intro Vortex (01:30)
2. Cobra (06:30)
3. Tuareg (08:14)
4. Cartavio (02:16)
5. Kingston Falls (04:16)
6. Mojave (11:10)
7. Roay Neary (02:04)
8. Cruce Oeste (07:21)
 
Enlaces de interés:
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal