Review: GHOST cambia de líder y lanza nuevo disco

01/06/2018
 
 
Los suecos GHOST lanzan su cuarto álbum, Prequelle. "Fallecido" el Papa Emeritus III y sustituido por el Papa Emeritus Zero, se presenta al nuevo líder de la banda, el Cardenal Copia. Tobias Forge representa a este nuevo personaje, también con renovación de los Nameless Ghouls, añadiendo dos mujeres a los teclados. Este cuarto disco, sin duda, sirve para intentar convencer a los haters de GHOST de que sí que son metal. Y seguro que a más de uno lo ha convencido.
 
El disco ha sido producido por Loma Vista Recordings, que trabaja con otros artistas de renombre como MARILYN MANSON. Sale hoy a la venta en distintos formatos: virtual, vinilo, LP y Deluxe, que incluye dos covers.
 
Estamos ante un trabajo maduro, muy bien producido, con sonidos experimentales pero, sin embargo, con toques muy metal y mucha influencia de la música de los años 80. Durante todo el LP vamos a encontrar influencias NWOBH, nórdicas, o incluso rock pop de los 70. Sin duda, un álbum muy diverso, con las melodías que lo caracterizan, y esa temática satánica que les lleva acompañando desde que comenzaron su trayectoria hace diez años.
 
La diferencia entre el antiguo trabajo, Meliora, y Prequelle es sin duda el estilo. El primero había seguido mucho el estilo de los dos discos anteriores, y, desde mi punto de vista, la que más impacta es Cirice. En 2016 sacaron el EP Popestar, con el mítico Square Hammer. Ahora, con su nuevo álbum, nos han dejado entrever melodías a partir de los vídeos que han ido sacando con el Papa Nihil  y la Sister Imperitor, además de dos sencillos que no han dejado indiferente a nadie: Rats y Dance Macabre.
 
 
Ashes es el tema que corona este disco. Si algo caracteriza a GHOST son sus intros tenebrosas; ya lo hacían con el coro satánico en Infestissumam, así que aquí no iba a ser menos. Escuchamos a unas niñas cantar a lo Pesadilla en Elm Street, y es la melodía que cantan las niñas en el primer vídeo del Papa Nihil, publicado por la banda hace unas semanas.
 
Le sigue, cómo no, Rats. Este ha sido el primer sencillo que han publicado los suecos. Cuando se reproduce la canción, es fácil cerrar los ojos e imaginarte al Cardinal Copia bailando entre ratas y muertos. Es una canción que llama mucho la atención porque es muy diferente a lo que nos tienen acostumbrados: es una canción muy metal, muy rítmica y muy pegadiza. La parte instrumental contrasta mucho con la monotonía y la "dulzura" de la voz de Forge. El solo parte muy melódico y va aumentando de forma mucho más potente.
 
La siguiente es Faith. Esta canción se había filtrado en YouTube por los directos que ha ido realizando la banda por su gira Rats. Ciertamente, me sorprendió bastante, porque es como muy cañera, muy metal y muy potente. El estribillo, con esa voz del Cardinal Copia en un susurro desgarrado, pone la piel de gallina. Sin duda es uno de los grandes temazos del disco.
 
La cuarta canción se titula See the Light. Esta melodía nos va a resultar familiar si hemos visto el segundo vídeo que publicó la banda en Youtube con el Papa Nihil y la Sister Imperator. Es un punto de relajación después de la tralla de las dos anteriores, pero sin embargo con un sonido de guitarras muy potentes en el estribillo. Hace referencia a comer el cuerpo y beber la sangre para poder ver la luz.
 
El quinto tema se llama Miasma, y sin duda comienza con unas melodías que me evocan a su primer álbum, Opus Eponyomus. Es una vuelta a sus raíces a través de una canción instrumental, con una ejecución perfecta, con ese órgano tan característico, eclesiásticamente hablando. En algunas partes me recuerda también a algunas canciones del guitarrista BUCKETHEAD. Es una canción que muestra la evolución desde sus principios hasta ahora. Un saxofón hace un solo espectacular, quizás ejecutado por el Papa Nihil. 
 
La canción que la precede es Dance Macabre. Tenía muchas reticencias con esta canción al principio porque no podía reconocer la voz de Tobias Forge. Suena muy diferente, y el ritmo no me convencía demasiado pero por suerte, esta es una de esas canciones que conforme más la escuchas, más te gusta. Tiene mucha influencia de la música de los 70-80, dan muchísimas ganas de saltar y bailar. Analizando la letra, de primeras podemos decir que se trata de una canción de amor, raro en GHOST. Este es otro sencillo que publicó la banda, con vídeos reacción de personajes como KIRK HAMMETT, PHIL ANSELMO, MATT SHADOWS o la estrella de la WWE CHRIS JERICHO.
 
La séptima canción recibe por nombre Pro Memoria. Otra melodía que nos resulta familiar si hemos visto los vídeos de YouTube, ya que aparece en la escena en la que se presenta al Cardinal Copia, que carga sobre sus hombros un radiocassette. Esta canción también se ha filtrado en YouTube a través de los conciertos de su gira. Es una canción que nos recuerda que la vida es corta y que la muerte puede encontrarnos en cualquier momento aunque tratemos de huir de ella. Es otro punto de inflexión en el disco, con melodías propias muy características pero aun así con ese sonido nuevo que quieren hacernos llegar: redondo, acompasado, potente a veces. 
 
La siguiente es Witch Image. Probablemente no sea la mejor canción del disco, pasa algo desapercibida, pero el estribillo te hace sacudir la cabeza sin que te des cuenta. Sin duda, sirve para calentar motores para el siguiente temazo, Helvetensfönster. Esta canción instrumental recibe influencias de todos lados: rock psicodélico, rock progresivo... Es como una canción que se divide en distintas partes. El teclado me recuerda muchísimo al de PINK FLOYD en su disco Wish you were Here. Tiene cierto toque medieval y nórdico. Es un tema muy completo, esos cambios de ritmos que parece que están tocando varias canciones en una son maravillosos. 
 
La canción anterior se enlaza con Life Eternal como si fuera una intro. Con esta canción acabaría el LP normal. Es una canción tranquila para ponerle punto y final. Es un toque de esperanza a toda la temática oscura del disco, la vida eterna, la que nos espera después de la muerte. Tiene cierto toque soul, y nos deja con ganas de más.
 
La edición deluxe no acabaría aquí, sino que incluye dos temas más. Dos covers, algo muy común en GHOST. El primero sería It's a sin, de PET SHOP BOYS. Si las últimas canciones del disco se habían caracterizado por ser tranquilas, esta es muy cañera y le hace muchísima justicia al tema original. De nuevo, dan ganas de cantarla a toda voz y bailar hasta que duela. La segunda cover es Avalanche, de LEONARD COHEN. La batería te trona los oídos y la voz grave de Forge te transporta a otro mundo. Es una forma perfecta de transformar esta canción de COHEN en algo oscuro y siniestro. 
 
La temática del grupo, de oscuridad esotérica y satánica, lo misterioso del Cardinal Copia y los Nameless Ghouls hacen de esta banda algo fantástico que trae un sonido nuevo a las nuevas generaciones del metal. En resumen, me habría gustado algo más de caña, porque el disco empezaba muy fuerte pero fue bajando en intensidad progresivamente. Cabe recordar que al final de la gira con el Papa Emeritus III, aparece el Papa Zero diciendo  "la festa è finita, il midioevo comincia ora". Si eso es así, bienvenido sea el medievo con este trabajazo de los suecos.
 
 
Puntuación
8,5/10
 
Tracklist
1. Ashes
2. Rats
3. Faith 
4. See the Light
5. Miasma
6. Dance Macabre
7. Pro Memoria
8. Witch Image
9. Helvetensfönster
10. Life Eternal
 
Deluxe Edition
11. It's a sin
12. Avalanche
 
Enlaces de interés

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal