Crónica: AVATAR + MEGARA + KILLUS en Málaga (13-6-18)

21/06/2018
 
El pasado miércoles 13 de junio me puse en la carretera para poder ver a AVATAR, MEGARA y KILLUS en Málaga, en la sala París 15. Tenía muchas ganas de poder asistir a este concierto porque AVATAR ha sido uno de mis grupos favoritos durante muchísimo tiempo y tiene himnos que me han marcado profundamente. A KILLUS quería darles otra oportunidad, porque tuve la ocasión de verlos en el Resurrection Fest del año pasado pero el sonido tan alto no les hizo nada de justicia, y a MEGARA no los había visto nunca aunque los llevo siguiendo bastante durante estos últimos meses. Los precios, los típicos en las salas, 2 o 3 euros las cañas y los refrescos y 5 euros las cubas. Las entradas costaban 20 euros más gastos de distribución si se compraban anticipadas; si se compraban en taquilla costaban 25. 
 
Los grupos tenían dispuestos a la entrada de la sala sus puestos de merchandising: AVATAR vendía de todo: sus discos, sudaderas, camisetas de muchos estilos, un libro, banderas, posters... MEGARA fueron muy originales regalando caramelos, y exhibían las camisetas con esos diseños tan modernos y actuales, así como sus discos. Tenían un pequeño libro de firmas que a mucha gente le llamó la atención. KILLUS vendía también sus camisetas y su discografía. 
 
Aunque llegamos un pelín tarde, pude ver a KILLUS en todo su esplendor. Bien es cierto que tocaron muy poquito rato, apenas seis canciones, pero que te hacen disfrutar de este grupo de metal industrial a fondo. Su tracklist fue el siguiente:
 
1. The Last Passenger
2. White Lines
3. Eternity
4.Imperator
5. Ultrazombies 
6. Feel The Monster
 
The Last Passenger abría el tracklist de los industriales. Se ha convertido en uno de los temas principales del grupo; los fans tarareaban el estribillo a la par que Christian SuperSixx, el frontman de KILLUS. White Lines es uno de los temas más enérgicos del grupo, con esos teclados tan potentes que en cierto modo me recordaban a algún tema de ROB ZOMBIE. Le seguía Eternity, del último disco que han publicado este 2018. Un tema muy rock n roll con esos toques electrónicos que les caracterizan. El siguiente tema sería Imperator, también del último disco. Recuerdo a todo el mundo haciendo headbanging hasta que les dolía las cervicales. Un temazo en mayúsculas, totalmente acertado. Los chicos dejaron para el final sus dos grandes himnos: Ultrazombies y Feel The Monster. Todo el mundo los cantaba a pleno pulmón, vibraban y saltaban.
Desde luego, KILLUS es un grupo que da mucho espectáculo visual. Su bajista, Premutoxx, es impresionante en cuanto a su show. Aparte del maquillaje de zombie gótico que llevan todos, esa actitud de psicópata encima del escenario hace que no pares de ponerle el ojo encima, que es de lo que se trata. Fuera del escenario, son todos muy agradables y simpáticos, participativos y activos con el público. Sin duda, un espectáculo digno de ver, sus 20 años de trayectoria no le hacen justicia al poco rato que estuvieron tocando. Ojalá vuelvan a tocar por el sur con un show propio. 
 
 
Fuente: Instagram @killusband
 
El siguiente grupo en tocar fue MEGARA. Este grupo me sorprendió bastante; ciertamente no iba con las expectativas muy altas pero dieron muy buen espectáculo y también fueron muy atractivos. Su tracklist fue el siguiente:
 
1. Esclava del tiempo
2. Involución
3. Sweet Things
4. Vivo de rodillas
5. Héroes
6. Seis
7. Bienvenido al desastre
 
El primer tema que tocaron fue Esclava del aire, de su nuevo disco, Aquí todos estamos locos. Kenzy es muy enérgica encima del escenario y tiene una proyección de voz increíble, y lo demuestra en esta canción. Le sigue Involución, también del último disco. Recuerdo al público hacer headbanging casi sin quererlo, saltar y cantar el nombre de MEGARA. Es un tema muy potente, la guitarra te rajaba los oídos de forma muy placentera, y algo que todo el mundo destacó, como tónica general de todo el concierto, fue cómo el bajo sonaba con tantísima potencia que podría echar las paredes abajo. En el siguiente tema, tocaron un cover de THE PRETTY RECKLESS, clara inspiración del grupo, llamada Sweet Things. Ya habíamos visto a MEGARA tocar esta canción a través de YouTube en acústico, pero hacerlo en eléctrico se salieron totalmente. Cierto es que mucha gente del público no conocía la canción pero aun así se vivió intensamente.

Le sucedió Vivo de rodillas, himno indiscutible del grupo. Yo los conocí por primera vez con esta canción, y no me defraudaron. Estuvieron plenamente sobresalientes. La siguiente canción fue Héroes, con ese estribillo tan pegadizo y el grito rasgado de Kenzy que ponía la piel de gallina a cualquiera. Seis es otro tema mítico de la banda, que, de nuevo, superó mis expectativas. Tremendamente potente al comienzo de la canción, el ritmo de la guitarra al principio es brutal. La guinda la ponía el temazo de su último disco, Bienvenido al desastre. MEGARA nos trasladaba así, para terminar, al País de las Maravillas. O mejor dicho, al País de las Pesadillas. La gente esperaba impaciente esta canción y sin duda fue la mejore forma de acabar.
En términos generales, el grupo es muy visual, todo va a juego con el pink metal que realizan: el pelo de Kenzy, la ropa de todos los músicos, los instrumentos, el micro, las luces... Algo que el público recordará siempre fue cuando Kenzy se bajó del escenario y empezó a correr entre el público para tirarse al suelo y cantar, rodeada de gente haciéndole fotos. El grupo es muy enérgico, tocaron temas muy cañeros y muy potentes, y todo el mundo quedó muy contento.
 
 
Fuente: Instagram @wearemegara
 
Finalmente, la gente lo sentía. El nerviosismo se palpaba en el ambiente, le tensión a flor de piel. Pusieron un audio de fondo antes de empezar el show demasiado largo, el público no cabía ya en sí. Al fondo del escenario, había una carpa enorme con el logo de AVATAR, así como un letrero de luces que ponía lo mismo. La gente empezó a chillar y a corear el nombre del grupo cuando sacaron el trono del rey. Finalmente, el "monarca" apareció, se sentó en su trono y la música comenzó a sonar. El tracklist fue el siguiente:
 
1. Glory To Our King
2. Legend Of The King
3. Let It Burn
4. Paint Me Red
5. King's Harvest
6. Bloody Angel
7. For The Swarm
8. The King Wants You
9. Puppet Show
10. Tower
11. The Eagle Has Landed
12. Tsar Bomba
13. Raven Wine
14. Reload
15. Smells Like A Freakshow
16. A Statue Of The King
17. The King Welcomes You To Avatar Country
18. Hail The Apocalypse
 
En la intro, Glory To Our King, Johannes postra sus dos metros de estatura ante la figura del rey, sentado en su trono, liderando a todo su séquito. El primer tema que tocaron fue Legend Of The King, de su último disco, donde descargaron toda su energía desde el primer momento. Fueron caldeando el ambiente hasta tocar uno de sus grandes himnos: Let It Burn. Sin duda, es uno de los temas favoritos de los fans de AVATAR. Johannes demostró los diversos registros de voz que tiene, llegando a unos agudos imposibles. Los chicos demostraron tener unas cervicales de acero mientras hacían headbanging al ritmo de sus canciones, que contagiaban al público asistente. La siguiente canción sería Paint Me Red. Sin lugar a dudas, es mi canción favorita de este grupo, la melodía de las guitarras te transportan a otro mundo, y la batería te perfora el pecho en un ritmo súper pegadizo. Desde mi punto de vista es la gran obra maestra de los suecos. El quinto tema es King Harvest, donde se sigue vanagloriando la figura del rey en un metal muy potente, con el contraste de los guturales en las estrofas y las melodías del estribillo. En Bloody Angel el público sacó sus mecheros y sus linternas del móvil para balancearlos al ritmo del estribillo. Es el tema más oscuro del grupo, que supieron ambientar muy bien con las luces y la puesta en escena. For The Swarm es un tema corto pero que descarga metal y energía por los cuatro costados y que tuvo a todo el mundo saltando agitando la cabeza. The King Wants You es el segundo single que sacó la banda antes de la publicación del disco, mucho más heavy metal de lo que nos tenían acostumbrados, pero cuyo solo se ejecutó a la perfección. Más de un asistente hacía air guitar a la par que la música sonaba. Puppet Show le dio ese toque circense característico de AVATAR. Muy acorde con el papel de payaso loco de Johannes, que sacó un trombón dejándonos a todos boquiabiertos.
 
El punto de inflexión lo puso Tower. Esta balada, con luces bajas de color verde, emocionó a más de un asistente, que volvieron a sacar los mecheros para mecerlos al ritmo de la canción. La siguiente canción sería The Eagle Has Landed. Este es uno de los temas que ganan mucho más en directo de lo que realmente parece cuando lo escuchas en el disco. Johannes le da ese toque de locura que hace que no puedas apartar la vista de él. La duodécima canción fue Tsar Bomba. Otra canción que es pura energía, pura tralla, puro metal para tus cervicales. El rey y Tim, el otro guitarrista, se sincronizaron de miedo en el solo, en una ejecución perfecta. Le continuaría Raven Wine, mi tema favorito de su penúltimo disco. Es una de las canciones con más sonido experimental de lo que sería el Feathers&Flesh, pero también el más pesado en el mejor sentido de la palabra. 
 
En la recta final, nos encontraremos con auténticos temazos como Reload, que nos recuerdan que AVATAR tuvo unas raíces algo distintas a lo que hacen ahora, mucho más metalcore pero que era magia pura. Además, agradecí que a la hora de tocarla no pusieran la intro de la canción, sino que comenzaron con ella directamente. El frontman de la banda demostró lo que ha mejorado en los scream desde que empezaron a actuar. Después de esta canción, tras algunas bromas, tocaron otro de los temas favoritos de los fans de AVATAR: Smells Like a Freakshow. Otro tema oscuro que te incita a hacer headbanging hasta que no puedas más. La canción te transmite un poco de ese espectáculo circense del Black Waltz, mi disco favorito de la banda sin lugar a dudas. A Statue Of The King y The King Welcomes You To Avatar Country fueron las últimas del nuevo disco que tocaron. Pura electricidad, en estas últimas canciones el grupo se cambió de ropa y vistieron un uniforme blanco. En la segunda canción de las antes mencionadas, colocaron una máquina de pompas que hicieron todo más llamativo y que nos terminó de convencer para empadronarnos en el Avatar Country. Por último, como guinda al pastel, no podrían acabar de mejor manera: Hail The Apocalypse. Otro de los temas por excelencia de los suecos, en el que Johannes cogió un cartel que alguien del público portaba con este lema escrito. Sin duda, un conciertazo que nadie puede perderse cuando vuelvan a España de nuevo.
 
En términos generales, AVATAR estuvieron sobresalientes. Al principio les costaba arrancar un poco, el batería se perdía en las dos primeras canciones y al cantante se le fue el tono un par de veces, pero apenas era llamativo. El público coreaba AVATAR después de cada canción, y estuvieron muy activos y participativos con el público. El bajista de KILLUS me lo advirtió: iba a ser uno de los mejores espectáculos que iba a ver en mucho tiempo y efectivamente así fue. Cada uno destacaba por algo distinto; Johannes es un frontman impresionante con ese papel de payaso loco, el "monarca" aportaba esa solemnidad y seriedad que caracteriza a la realeza, el otro guitarrista se lució en el solo de The King Welcomes You To Avatar Country y en Hail the Apocalypse. El bajista también era muy serio pero de vez en cuando interactuaba con el cantante, y el batería aportaba un toque divertido tocando como si fuera un robot. Al final de la actuación, coronaron al rey y se despidieron de nosotros para partir rumbo a Zaragoza en su último concierto de esta gira en nuestro país. Un concierto de diez, en todos los aspectos, por las tres bandas. Pero, sobretodo, AVATAR es de esas bandas que hay que ver al menos una vez en la vida. 
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal