Review: Llega la fiesta con el nuevo disco de TURMION KÄTILÖT

03/10/2018
 
 
Los fineses TURMION KÄTILOT publicaron el pasado 14 de septiembre un nuevo álbum de estudio: Universal Satan, a través de la discográfica OSASTO-A. En su octavo disco, los industriales nos demostrarán que, tras los altibajos que ha sufrido su carrera, vienen mucho más potentes en un camino que solo puede ir en ascenso, tras haber decidido dar una pausa en su trayectoria musical. 
 
La portada del disco es esotérica e intrigante: En primer plano, una Virgen María sedente, pero su rostro es una calavera y en lo que suele representarse como su corazón atravesado por un puñal, es un feto atravesado por varias espadas. En una mano sujeta un féretro y con la otra, la bola del mundo. De fondo, dos esqueletos custodiando la retaguardia de esta fantasmagórica imagen divina. 
 
El álbum está compuesto por once temas que iremos desglosando canción por canción.
 
 
La primera canción es Verenperintö. Comienza con el sonido como de un reloj y el mar, para seguir con un órgano eclesiástico, temática acorde con la portada del disco. Sólo con el principio te das cuenta de la potencia que va a tener este trabajo porque el bajo retumba en el estómago. Tiene un áurea tenebrosa, con melodías oscuras de guitarra mezcladas con el órgano. Los teclados en esta canción incitan a bailar, y el doble bombo digital aporta muchísima fuerza e intensidad. En el estribillo, junto con los guturales y al ritmo de los teclados, se mezcla una voz femenina que para los fans de este grupo es familiar porque aparece en discos anteriores. Conforme avanza la canción es una fiesta constante, con momentos de breakdown pero con un sonido muy característico de la banda, un sello personal. 
 
Le sigue Itseensäsekaantuja. Comienza con unos teclados muy agudos, para después desprender fuerza por los cuatro costados con las guitarras y las baterías haciendo que sacudas la cabeza sin querer. Es un industrial metal puro y duro, los teclados que incitan a bailar mientras la parte instrumental y los guturales desgarran y arrasan. Hay como una especie de parón, para tomar aire y coger carrerilla antes de seguir machacando con ritmos acompasados y potentísimos. 
 
La tercera canción es Sikiö. Ya pudimos degustar esta canción porque la banda la lanzó con un videoclip como adelanto de Universal Satan. Los guturales son impresionantes: los dos vocalistas se intercambian ritmos y pese a que los fans de este grupo estamos acostumbrados a los guturales del cantante principal, el otro tiene unos guturales más desgarrados que le aportan un toque diferente, más fuerte. El estribillo es potencia; de nuevo, anima a saltar y bailar. 
 
Love is Dead es una canción algo más lenta que las anteriores pero ni muchísimo menos es una balada. Los teclados industriales de esta canción pueden recordarme en ciertas ocasiones a PAIN, ya que hay mucha conexión entre ambos grupos (Peter Tagtgren, el cantante de PAIN colaboró con TURMION KÄTILÖT en una canción, Grand Ball). De nuevo, esa alternancia de guturales, junto con las guitarras y el bajo emite metal por todos lados y los teclados tienen una producción muy interesante que hace que tenga un sonido más redondo. En los estribillos, se mezclan los guturales con la voz melódica femenina. Quizás no pegue mucho pero es algo distintivo de los fineses.
 
Viimeinen matka es la quinta canción, y comienza fuerte. Las melodías de guitarra no son excesivamente complicadas; el protagonismo lo tienen los teclados. En cambio, en el estribillo las melodías son bastante más pegadizas. De nuevo, esta canción tiene un parón para recoger fuerzas en el que suena un piano que acompaña a lo largo de toda la canción. Bastante interesante esta canción; alterna esa lentitud sin llegar a ser balada con la fuerza que caracteriza todo el disco.
 
La sexta canción es Helvetin Torvet, y comienza con unos sintetizadores techno/dubstep que queda muy bien marcado con el bombo de la batería. Esta vez, la voz femenina se convierte en una voz infantil como robotizada, dentro de una atmósfera muy oscura. Hay un punteo de guitarra en agudo que se acompaña con uno a la vez grave, que desemboca en un solo de guitarra. Esto es muy difícil de ver en el industrial metal, ya que éste se caracteriza por melodías básicas. Justo después del solo, vienen unos teclados totalmente techno más tarde acompañados con la misma melodía por las guitarras. Sin duda, es una canción que no puede faltar en cualquier fiesta o discoteca gótica. Invita a bailar, a darlo todo; sería maravilloso poder ver esta canción en directo. Sin duda es mi favorita en este disco. Continúa con teclados dubstep en un breakdown. 
 
Tras la canción anterior, que ha dejado el listón altísimo, llega Rangaistus. De nuevo con un sonido (esta vez en las guitarras) parecido a PAIN. Comparada con la anterior canción, puede parecer algo aburrida. Tiene un sonido de sintetizadores similar al de una alarma que indica peligro, y creo que es lo que quieren indicar los fineses. Peligro, porque puede ser que acabes dando botes por todo el salón cuando estés escuchando este disco. 
 
Le sigue Suurempi voima. Tengamos en cuenta que TURMION KÄTILÖT, además de ser una banda de industrial metal, tiene fuertes raíces en el black, y creo que en cierto modo en el comienzo de esta canción queda reflejado. Las guitarras tienen melodías más complejas que las típicas dentro del género, por lo que destacan bastante dejando los teclados en ocasiones en un segundo plano. El estribillo tiene un ambiente más gótico y más producido. Poco después se convierte en el apoteósis; de nuevo otra canción que no puede faltar en cualquier discoteca temática. 
 
La antepenúltima canción de este LP es Saatanan Siuunama. Comienza también con un sonido como de alarma pero más grave que la otra canción. Los teclados, como en destellos, acompañan a las guitarras con gran influencia del black. Quizá sea una canción que pase un poco desapercibida, pero tiene un toque inocente entre las melodías de los sintetizadores y las voces femeninas que se ven mezcladas con la alternancia de guturales. Quizá no sea una de las canciones a destacar del disco, pero sin duda alguna, es un tema con distintivo propio ya que se parece mucho a lo que han ido haciendo a lo largo de toda su carrera. 
 
La siguiente es Faster Than God. Este es otro tema que los fineses nos adelantaron con un videoclip donde se muestran fragmentos de distintos conciertos. De nuevo una canción que incita a bailar, con unos guturales impresionantes. Una canción rápida y animada pero algo monótana. Hay un solo bastante mal hecho que, desde mi punto de vista, destruye la secuencia lineal de la canción y es algo que molesta en la panorámica. 
 
Por último, para poner la guinda en el pastel, el disco cierra con To Be Continued 4 Je T'Aime. Para terminar, es bastante original, nada que ver con el resto del disco. Juega con sonidos experimentales, mezclando el jazz y el funk con el industrial metal, lo cual a primeras puede ser una mezcla que no pega para nada pero cuando escuchas el tema completo te hace cambiar de opinión. Quien no arriesga no gana, y esta vez a TURMION le ha salido bien. Especial importancia gana el bajo, sobretodo en las partes funk. 
 
En términos generales, me ha parecido una pasada de disco, y he visto una mejoría increíble desde su anterior trabajo, Dance Panique. Es un disco mucho más fiestero, industrial metal puro y duro, sin adulterar y con sello de autenticidad. He podido escuchar sonidos nuevos, tradicionales y arriesgados a la vez. Ha sido una sorpresa tras sorpresa. Sinceramente, es un disco que recomiendo 100% a cualquier fan del metal gótico e industrial metal. Una auténtica maravilla para los oídos y perfecto para un sábado noche. 
 
 
Tracklist
1. Verenperintö
2. Itseensäsekaantuja
3. Sikiö
4. Love is Dead
5. Viimeinen matka
6. Helvetin Torvet
7. Rangaistus
8. Suurempi voima
9. Saatanan Siuunama
10. Faster Than God
11. To Be Continued 4 Je T'Aime
 
Puntuación
9/10
 
Enlaces de interés
 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal