Por Coraza
 


PERSEVERANCE o lo que es lo mismo, la banda riojana surgida en 2004 a raíz de músicos de otras bandas que abandonaron sus respectivos proyectos, publicó el pasado 2014 su tercera maqueta. La banda procedente de Logroño se mueve en un terreno que va desde el heavy metal, hasta el thrash y el power metal haciendo de su música una mezcla explosiva.

 
Esta tercera demo resulta  ser cuanto menos un proyecto algo complicado y complejo de describir, pero a la vez es una carta dirigida tanto a los adictos al mosh como a los cazadores de dragones.
 
De todos modos, a diferencia de muchas otras bandas bien conocidas de La Rioja como Tierra Santa o Zenobia, lo que predomina en PERSEVERANCE es una temática más oscura. Y ya desde la portada del disco, con toques «tolkenianos» se podría baticinar que no van a hablar ni de batallas ni de fiestas en un bar.
 
 
Entonces, ¿qué es PERSEVERANCE? No lo sé, ni me importa demasiado. Lo que sí me importa es el subidón de caña que hay a partir de la canción «Cross The Iron». Es en este punto donde el cambio de los temas más introductorios aunque buenos se terminan, y emergen otras canciones más completas y épicas. Los solos de guitarra suenan con más fuerza, la voz sigue siendo oscura, rasgada y llena de furia, la batería más rápida y variada, y el bajo se deja escuchar si prestas atención.
Al final, en «Demolition As Evolution», unos segundos de guitarra acústica terminan el álbum, con la ausencia de la tralla que han compartido con nuestros oídos durante media hora.
 
Para concluir este breve análisis, PERSEVERANCE es una banda que no es fácil de clasificar sin cometer una gran equivocación. El disco es bueno, y gracias a la gran remontada del final, es muy bueno. Sin duda, un trabajo carente de grandes errores.