Por Coraza
 
 

«En Junio del 2015, lanzan su 1° LP llamado “Subversivos a.C.”, el cual fue estrenado en formato digital a través del programa “Quillota Rock” de la Radio Quillota, donde lo difundieron por las diferentes plataformas virtuales disponibles para su descarga y reproducción gratuita.

[…] Su primera grabación el cual consta de 9 tracks originales, que si se escucha en forma consecutiva, suena como si fuese sólo 1 tema que dura 30 minutos, alusivo a los 3 vértices que posee un triángulo [símbolo clave de la geometría y la «proporción divina». Supone la trinidad del ser fruto del producto de la unidad del cielo y la tierra.]

“Nosotros hacemos lo que nos nace en el momento, lo creamos de corazón exigiendo sólo la libertad de la mente y el alma.”» Con estas palabras termina la breve autobiografía de la historia de CRASO INEFABLE hasta el verano de 2015. Su historia anterior, de cómo se reunieron, cómo grabaron su primera maqueta, cómo se lanzaron al mercado y muchos detalles fascinantes se encuentra en sus redes sociales. ¿Qué hacen que les gusta tanto? Según sus propias palabras: «Hacemos música con los ojos rojos, mentes abierta y letras directas.»

Con toda esta información en la cabeza, comencemos: Una intro de 1 minuto totalmente instrumental, y dos canciones con buena técnica musical pero sin llegar a contener un sonido increíble. Teniendo en cuenta que los miembros vienen de otros estilos diferentes que no tienen que ver con el heavy metal es normal clasificarlos como «curiosos».

Es entonces, a los 10 minutos aproximadamente desde que comenzó el disco que suena El augurio de un corrupto, una canción con una letra muy dura que no le haría ninguna gracia a los políticos chilenos, españoles o de cualquier nacionalidad.

A partir de aquí los guturales se hacen más fuertes. La promesa de las letras directas se ha cumplido, cada canción contiene mensajes duros y cada vez las melodías inspiran más calidad y variedad de sonidos con la guitarra. Recomiendo la canción «me haces ser valiente» y las que la siguen. 

 
Hay una sensación que me trae recuerdos no muy buenos mientras el disco se está terminando. Momentos infelices, momentos de alma rota, de ánimos hundidos y son las ganas de vivir envenenadas. Me está costando escribir esta reseña. Cada uno experimentará unas visiones únicas y personales cuando escucha música como esta imagino, y si se lo preguntas a este redactor, me estoy quedando débil, tendido sobre el teclado. Brow me ha rematado.

Mientras suena la última canción me seco el sudor con lo que encuentro. La catarsis me ha dejado mal cuerpo, pero el alma un poco más pura. Chicos, si esta fue vuestra intención, lo habéis logrado. «Pero el pasado se disfrazó de futuro. Quiso más, supo la historia de quien murió…»

Tal vez haya que ser bastante apasionado, sensible y tener la mente bastante abierta a tener pesadillas lúcidas para sentir como la sangre se paraliza y no puedes moverte más que para caerte muerto. Tal vez esta review parezca más bien un relato de suspense, basado en sufrimientos reales.

En general el disco me ha gustado, aunque como casi siempre, lo que más disfruto es el desenlace. Pero lo más importante es lo que nos quiere transmitir.

No apto para todos los públicos, solo para los que disfruten con experiencias musicales no meramente para disfrutar en una sala oscura con focos. Y hasta aquí mi veredicto.

Nota: 7,5/10

Enlaces de interés