Por Jaques-Marie Bat
 
Cuando uno escucha hablar de Power Metal con cantante femenina se prepara para escuchar los típicos cortes con voces de ópera, estribillos con guturales e hiper orquestación de las piezas. Pero la banda Lihgt Among Shadows está aquí para demostrar una vez más que no hay que tener prejuicios.
En su anterior trabajo, «Wellcome…Back«, publicado en 2013, nos deleitaron con piezas de puro Power Metal, lo que hizo que en su día fuera reconocido como uno de los mejores discos del año: un buen trabajo con buenas canciones del que se podía sacar la seña de identidad de la banda, con guitarras incisivas y precisas, sección rítmica muy cohesionada y voces abarcando un registro de lo más natural sin caer en la sobreactuación, con unos teclados que acompañaban a la perfección las canciones dándoles un toque refinado, pero sin hacerlas pomposas.
 
 
 

Hoy tenemos el placer de entrevistar al alma de la banda, el guitarrista Adrien Fowl, así que vamos allá.

 

METAL KORNER: Buenas, Adrien, lo primero que queríamos saber es de qué manera ha afectado a la banda el cambio de cantante y la llegada de María.

ADRIEN FOWL: La verdad es que aunque parezca que la entrada de María se produjo hae poco, lo cierto es que han pasado ya dos años y medio desde su incorporación. De hecho, la cantante anterior apenas pasó algo más de dos años con nosotros, por lo que pronto podremos decir que María es la vocalista que más tiempo lleva en Light Among Shadows. Ha aportado muchísimas cosas a la banda, pero me quedaría sobre todo con una puesta en escena con mucha más garra, más dinamismo y más sinergia tanto con el público como con el resto de músicos.
Tampoco puedo olvidarme de su enorme rango vocal, ya que posee una capacidad enorme para adaptarse a lo que pida cada canción, desde tonos graves hasta otros realmente altos. Técnicamente estamos descubriendo todo un mundo de posibilidades día tras día, lo que nos da mucho juego a la hora de trabajar nuevas canciones.
 
 
 
 
MK: Estáis preparando vuestro segundo trabajo, ¿en qué punto se encuentra? ¿Va a seguir el sendero trazado por «Wellcome… Back» o seguirá otro camino?
 
AF: Este nuevo trabajo se encuentra en un proceso bastante avanzado de producción. Lamentablemente hemos tenido que alterar nuestro planning de trabajo con el disco debido a diversos cambios personales que prácticamente todos hemos experimentado durante el último año. Comenzamos siendo una banda de Algeciras y actualmente cada uno de nosotros vive en una provincia distinta de Andalucía, por motivos de trabajo principalmente. Aún así, hablando del contenido del disco en sí puedo decirte que creo que este nuevo disco será mucho más sinfónico que «Welcome… Back!» Pero a la vez también va a ser mucho más guitarrero. Técnicamente nos exige mucho más a todos nosotros, especialmente a Chris, que para este disco hemos compuesto canciones con unas líneas de bajo con mucho más protagonismo que en los dos trabajos anteriores.
También tenemos la suerte de contar con Antonio Montes Pinos como productor. Su labor está potenciando enormemente la parte sinfónica del disco y va a dar a la banda un sonido más profesional y más actual.
 
MK: ¿Cual es la temática de vuestras letras?
 
AF: Nuestro segundo disco, “Welcome… Back!” es un álbum conceptual inspirado en “Los Mundos de Coraline” y “Dentro del Laberinto”. Aunque la historia no es igual, sí que me inspiré bastante en esas dos películas para crear la historia que quería contar con el álbum.
Las letras suelen contar historias que me han llamado la atención o que he vivido de una manera u otra, ya sea en mi propia piel o a través de un libro, videojuego o película. Sí que es cierto que en las letras de “Wellcome… Back!” hay cierta melancolía o tristeza, algo que quizá contraste con nuestra puesta en escena. 
Para el siguiente disco estoy explorando nuevas ideas y creo que habrá algunas letras bastante sorprendentes y distintas.
 
MK: Escuchando “Welcome… Back” o viendo vuestros videos en youtube, se nota que cuidáis mucho de los detalles. ¿Eres maniático compulsivo? ¿Los demás miembros del grupos son igual? ¿Quién se encarga de los diseños, y producción de los videos?
 
AF: He de decir que soy bastante perfeccionista y me gusta mucho cuidar los detalles. Yo mismo me encargué de crear el guión literario de los dos videoclips que hemos sacado hasta el momento. En ambos casos intenté crear una especie de cortometraje que contara, de alguna manera, la idea que quería transmitir con cada una de las canciones. El videoclip de “Welcome… Back!” resume de manera bastante fiel la historia y trama del disco, aunque para “Into the Storm” tuvimos que cambiar un poco el guión ya que resultaba totalmente imposible rodar un naufragio, por lo que decidimos contar qué ocurría después. Los videos fueron producidos por Raúl Pérez, como director y cámara, y Javier Molina como director de fotografía y montador. Ambos tienen mucha experiencia en el mundo del cine y fue un placer trabajar con ellos.
 

 
 
MK: ¿La canción “In a sea of madness” de vuestro anterior trabajo es un guiño a Iron Maiden? ¿Y cuáles son los grupos que os han inspirado?
 
AF: No es la primera vez que me preguntan sobre esta canción, pero he de decir que el título es “Lost in a  sea of Nightmares”, y está sacado del juego Resident Evil 5. Supongo que la inspiración musical la tomamos de muy distintas fuentes. Podría decir que mi mayor influencia es Iced Earth. Crecí con los riffs de John Schaffer, y su manera de tocar y componer me influenciaron desde mis primeros días, supongo que hay una buena parte de esta influencia en las líneas de guitarra de Light Among Shadows. A María le encantan Nightwish, y Chris y Tineo son más de power metal y viking metal, y los tres aportan su visión e interpretación personal a cada una de las canciones.
 
MK: Utilizáis grabaciones de los teclados para los directos, ¿sabes que ya no está mal visto el uso de teclado en directo? Y más seriamente, ¿no has contemplado la idea de incorporar un teclista?
 
AF: Muchas bandas llevan teclados pregrabados y no por ello sus conciertos se resienten. Desde el primer momento hemos trabajado con teclistas de estudio, Antonio López en nuestros dos primeros discos y ahora estamos trabajando con Antonio Montes Pinos en nuestro siguiente álbum.
Nos resulta imposible poder contar con ellos de cara al directo, por lo que nunca nos pareció bien buscar teclistas ajenos, ya que es con ellos con quienes hemos trabajado realmente en los discos y creemos que su labor es imprescindible para ofrecer un directo con todas las garantías.
Además, estamos cómodos con la disposición actual sobre el escenario siendo solamente cuatro.

MK: ¿Has estudiado música? ¿Qué instrumentas dominas?

 
AF: Cuando comencé con la guitarra hice hasta segundo de guitarra clásica en el conservatorio elemental, y luego pasé varios años como alumno de diversos profesores de guitarra, como Chico Valdivia y Diego García. También aprendí mucho trabajando con Antonio López, y me he formado de manera autodidacta en varios campos, especialmente en producción.
Como bien sabéis, toco la guitarra eléctrica y me manejo bastante bien con el bajo. Creo que esos son los dos instrumentos con los que más cómodo me siento y con los que podría subirme a un escenario. Aparte sé algo de batería y piano, más teoría que práctica, pero lo suficiente como para componer ideas más o menos básicas sobre las que mis compañeros pueden trabajar.
 
MK: Insistes mucho en el uso del metrónomo. Para los neófitos ¿Para qué sirve un metrónomo? ¿Por qué tanto hincapié en su uso?
 
AF: Un metrónomo te marca el tempo de manera constante, lo que te impide ir por delante o por detrás. Cuando entras en el conservatorio, es lo primero que te dicen, que te compres un metrónomo y practiques con él en todo momento. He visto baterías realmente buenos, con una técnica impresionante en directo, pero que eran incapaces de mantener un tempo constante. Esto hace que las canciones suenen inestables y que el resto de músicos estén preocupados por el final de cada redoble. Yo lo he vivido en más de una ocasión y es algo bastante incómodo y que hace que el directo se resienta enormemente. 
Para nosotros, al igual que para cualquier banda que lleve secuencias pregrabadas, es imprescindible que todo vaya perfectamente ensamblado y a la vez. Mucha gente, músicos incluso, nos ha preguntado como conseguimos que los teclados disparados y nosotros vayamos tan bien acompasados. La respuesta es simple: metrónomo.
 
MK: ¿Cúales son vuestros planes a corto y largo plazo?
 
AF: Actualmente nos encontramos trabajando en nuestro siguiente disco de estudio. Diversos cambios en nuestras respectivas vidas personales han hecho que la producción del disco se haya retrasado un poco más de lo que a nosotros nos gustaría, pero sí que te puedo adelantar que estamos trabajando en un disco que va a suponer un importante salto adelante en todos los aspectos. De hecho, el mes pasado tocamos en Jaén un tema nuevo, llamado “Don’t Look Back”, y la gente respondió realmente bien. Aparte, tenemos un par de videoclips en mente para cuando tengamos el disco a punto, y alguna que otra sorpresa más.
 
MK: ¿De dónde sacas tu poses favoritas (el del dedo índice señalando algo o a alguien)?
 
AF: (Risas) Supongo que simplemente me sale en el momento. ¡No es nada premeditado!
 
MK: Antes de despedirnos, tienes barra libre para decirle a los fans y a los lectores de METAL KORNER lo que te apetezca…
 
AF: Muchas gracias por contar conmigo para esta interesantísima entrevista. Muchas gracias a todos los que han leído mis palabras. Si queréis conocer un poco más sobre Light Among Shadows, buscadnos en Facebook y demás redes sociales, donde encontraréis cuatro amigos con los que pasar un buen rato. Muchas gracias.
 
MK: Gracias Adrien por dedicarnos un poco de tu tiempo. Estoy deseoso de escuchar lo antes posible vuestro nuevo trabajo. Mucha suerte.