Por Alex González

 
Llega el sábado, y qué mejor manera de disfrutarlo que con un festival con este pedazo de cartel. Empezamos la tarde con un bus desde Sevilla, para media hora después llegar a Los Palacios y Villafranca, preparado para la segunda edición del Palacio Metal Fest. No tuve la oportunidad de ir a la primera edición, así que esperaba con ganas la de este año.
 
Las puertas del festival se abrieron, tal como estipulaba el horario, a las 17.30h de la tarde. En primera instancia nos encontramos una carpa puesta exclusivamente con la intención de recoger el evento, muy similar a las que nos encontramos en las ferias, con una barra, una zona con marchandising de Metal, otra zona para el merchan de los grupos que posteriormente iban a tocar y al fondo el escenario.

El total de público que asistió rondaba las 300 personas, quizás algo más, por lo que podemos decir que estuvo bastante lleno en general.

 
 
A las 18:00h, la hora en la que debía empezar el primer concierto, salieron al escenario 4 hombres que trabajan en la radio, concretamente en Pasión X El Ruido, para hacer una breve presentación del festival. Estos dieron paso a la primera banda de la tarde, INFERNO un grupo procedente de Ceuta que se encargó de abrir el evento a ritmo de Thrash Metal, con algún que otro toque de Death por parte del vocalista. 
 
Comenzaron con su “Orgasmatron“, el cual fue seguido por “Cien Mil Golpes” y “Tumbas de Arena y Sal“. En este punto, el bajista comienzo a quejarse ya que tenía problemas con el sonido, hasta el punto que llegó a dejar de sonar en alguna ocasión; esto no fue algo importante, ya que el técnico subió al escenario tras finalizar la canción y lo arregló rápidamente. Tras esto, continuaron el concierto con “Visión” y “No es tu Dios“. El vocalista denotó alegría, la cual fue captada por el público, empezando así a animar la tarde, que prosiguió con “En La Boca del Lobo“.  
 
 
Cual fue nuestra sorpresa, cuando sin que casi nadie lo esperase, Juanma, cantante de la formación ceutí, presentó a su nueva incorporación a la guitarra rítmica: Ángel Bermúdez, más conocido como “Coto“. 
 
Una vez acabada esta pausa, retomaron los instrumentos con “Involución“, “Bolsas – Asalto” y “Nos Vimos en Berlín” (un cover de SOZIEDAD ALKOHOLIKA). Para que el público se sintiese aun más a gusto y metido en el concierto, el cantante decidió formar un Wall of Death en la última canción, que sinceramente yo no esperaba para nada. Sin embargo, el público, muy entregado, no lo dudo ni un segundo y se separó en 2 mitades dejando un hueco justo enfrente del escenario, para segundos después partirlo a ritmo de “Amnesia“. Antes de finalizar este último tema, Antonio, guitarrista solista de la banda, decidió saltar entre el público con su guitarra para continuar tocando entre la multitud.

 

 
A las 18:45h habría finalizado la actuación de INFERNO, para dar paso a la siguiente banda, DÖRIA que tomo las riendas del evento a las 19:05h.
 
La banda de Heavy Metal procedente de Barcelona comenzó con un intro seguida por “Cambió el Juego” tras la que el cantante aprovechó para hacer una breve presentación de la banda. Además, antes de comenzar con el segundo tema, hubo bastantes problemas de sonido, y la banda casi al completo le pedían al técnico que los arreglase durante la marcha. Sin más que decir, pasaron a tocar “Brújula Trucada“, “Zapatos de Cristal” y “Desdibujando Sueños“. 
 
Es destacable el sonido melódico que hace recordar más a una banda de Power Metal que de Heavy/Rock. 
 
 
A pesar de haber pedido anteriormente al técnico que se encargara de arreglar los fallos que tenían con el sonido, casi a mitad de su actuación, aún seguían con ellos, y por tanto, continuaron pidiendo solución. Tras unos instantes, este problema se solucionó y volvieron a lo suyo con “Pensavientos“, para después presentar su nueva canción “Qué Más Da“.
 
Todo continuaba viento en popa, pero debido al ajuste del horario, la banda tuvo que recortar una pequeña parte de la setlist que tenían organizada para el festival, finalizando así con “Hail and Kill“. Su actuación acabó a las 19:50h, para que la siguiente formación fuera preparando su material.
 
A las 20:05h salta al escenario un grupo procedente de Madrid, los cuales se encargaron de animar como nadie la carpa; Me refiero a los rockeros de CALIBRE ZERO. Esta banda, que era desconocida para mí, fue sin duda la que se encargó de crear mayor expectación y animar el festival hasta el momento, algo que me sorprendió gratamente.
 

Interpretaron las siguientes canciones: “Si no es ahora, ¿cuando?“,  “Con las botas puestas“, “Aún arde su fuego“, “Tiempo de reaccionar“, “Mentiras“, “Esclavizados“, “Nuevo orden mundial“, “Sin actitud no hay Rock and Roll“, “Muerde la vida” y para finalizar “Rock hasta morir“.

  
Su concierto fue muy alegre y sin ningún problema destacable. El sonido fue óptimo y todos los componentes se volcaron al 100% en el concierto, lo cual fue algo que el público notó desde el primer momento, siendo algo de agradecer a la formación.
 
A las 20:45h CALIBRE ZERO habría acabado su espectáculo para que tomase el control del local la banda de Thrash Metal procedente de Pontevedra, LETHAL VICE teloneros en la gira de los cabeza de cartel. Desde este momento, todos los grupos que continuaban el Palacio Metal Fest serían de ámbito más extremo que los tres primeros. Los gallegos abrieron el concierto con “In Greed We Trust” seguido por “NWO“.
 
 
El vocalista fue en mi opinión el que más vida y espectáculo aportó a la actuación, mostrando a los allí presentes todas sus ganas, transmitiendo verdadero espíritu Thrasher. Con un sonido más que aceptable y un público entregado que empezaba a estar calentito (en el buen sentido de la palabra), la formación continuó tocando con “Operation Warehouse“, “Zombies From Outer Space“, “Beneath The Whell“, “Goodless World“, “Psycho Surgery” y “Lethal Vice“.
 
A pesar de que hubo algún que otro pogo durante el concierto, para acabar con “Street Violence“, Charly, vocalista de la banda, animó a los espectadores a hacer un gran pogo, y una vez más estos no se lo pensaron mucho antes de comenzar a empujarse unos contra otros.
 
La expectación era máxima teniendo en cuenta lo que venía. A las 22:00h LETHAL VICEdejó el escenario para que llegasen 15 minutos después los tan esperados GAMA BOMB una banda de Thrash Metal procedente de Irlanda del Norte, que tenía el honor de ser cabeza de cartel del Palacio Metal Fest
Los Thrasher no defraudaron en absoluto, ya que desde el minuto 1 dieron un pedazo de espectáculo, y no exagero cuando digo que canción tras canción se repetían los pogos entre el público. Además, Philly Byrne, cantante de la banda, consiguió conectar con los allí presentes de inmediato, tanto es así que hizo cosas impensables: desde coger el móvil a una chica que estaba en primera fila grabando el concierto, para ponerse a grabar a su propia banda en primera persona (unos segundos después se lo devolvió, no penséis mal), hasta incluso agitarme el pelo a mí mismo, sí, a mí.

La gente que se encontraba allí, sin duda alguna, disfrutó a más no poder del increíble concierto de GAMA BOMB, y me incluyo, ya que la hora que duró su intervención en el festival fue espectacular, con un sonido casi inmejorable y una puesta en escena impresionante. Os dejo aquí un vídeo que grabé para que vosotros mismos podáis ver un fragmento de su pedazo de concierto.

 

 

A las 22:15h los irlandeses de despidieron del público dando las gracias por el apoyo constante de la gente y de la “fiesta” que allí se formó durante el concierto.

Casi media hora después, concretamente a las 23:40h con la noche bien entrada, era el turno de los madrileños AVULSED, un grupo de Brutal Death Metal que se encargaría de darle el toque más extremo a la jornada rematando con su intervención el festival.

Tengo que decir que personalmente, tenía más interés de ver a estos que a cualquiera de los que componían el cartel. Había escuchado en varias ocasiones, en boca de amigos y conocidos, que los directos de los madrileños eran, haciendo referencia a su nombre, abusivos. Pues bien, de primeras el sonido de la banda fue bastante bueno. Dave Rotten, vocalista de la formación, se encargó de que el público se metiese de lleno en el concierto.

Comenzaron su intervención con un intro al que le seguiría “Stabwound Orgasm” y “Breaking Hymens“.

A pesar de la hora en la que nos encontrabamos ya, y de el tiempo que había pasado desde el primer concierto, la gente estaba tan volcada como si hubiese empezando 1 hora antes; los ánimos del público estaban cargados al máximo, y de forma similar al concierto de GAMA BOMB, los pogos se fueron repitiendo de forma sucesiva.

La noche proseguía con “Carnivoracity“, “Powdered Flesh” hasta llegar a su esperado “Dead Flesh Awakened“, una canción que disfruté bastante y que me hizo sentir una auténtica sensación de Brutal Death.

 


Si en este punto ya parecía realmente impresionante el espectáculo, aun faltaba lo mejor por llegar. Dave Rotten, entregado a los espectadores, decidió lanzarse en plancha al público hasta en 3 ocasiones durante el concierto, lo que motivó en gran medida a la gente que disfrutaba de AVULSED en pleno explendor.

El concierto siguió con “Blessed By Gore“, “Devoured Dead“,  “Nullo“, y “Red Viscera Serology“. Entre tema y tema, el cantante aprovechaba para hacer algunos comentarios e interactuar con la gente, que acogió a la banda de la mejor manera posible.

Continuaron lo que ya era una autentica fiesta del caos con “Sick Sick Sex“, “Horrified by Repulsion” y para acabar la función “Burnt But No Carbonized“, bueno, con este tema pretendían finalizar, pero cuando ya los componentes habían dejado los instrumentos y estaban bajando del escenario, el público empezó a corear “Otra, otra, otra” sin parar. Juancar, guitarrista del grupo, se quedó en el escenario con una sonrisa y tras unos segundos se giró para dar señales al resto de sus compañeros de que volviesen a subir al escenario.

Tras esto, y para rematar el espectáculo (esta vez sí), los madrileños tocaron “Daddy Stew” y “Exorcismo Vaginal“. En esta última canción, Dave Rotten decidió bajarse del escenario para meterse en un pogo entre la multitud, mientras continuaba la canción.

En este vídeo se puede ver al vocalista correteando por ahí cual espectador con ganas de marcha:

 


Finalmente, a las 1:05h la banda se despidió y se dirigió al puesto de merchandising para atender el reclamo del impaciente público.

La verdad es que todos los grupos estuvieron en su medida magníficos, atendiendo sin ningún tipo de rigor a la gente y con un buen rollo que se notaba de lejos.

Haciendo un resumen general del festival tengo que decir que estuvo de 10, tanto la organización, como la gente y los grupos que participaron. Hay que destacar que el horario se siguió casi al pie de la letra (no hubo más de 5 minutos de retraso en ningún momento), los precios de la bebida y la comida eran muy asequibles y la atención del staff inmejorable.

El ambiente que allí se pudo disfrutar en esta tarde-noche del sábado mereció la pena desde luego.

En la primera edición no tuve la ocasión de asistir, así que esta me pillaba de nuevas y sin duda alguna os recomiendo a los que no hayas podido ir que si tenéis la ocasión de hacerlo en la 3ª edición, no os lo penséis dos veces, porque a mí, desde luego, me tendrán el año que viene en primera fila y con ganas de mucha tralla y buen Metal.