Una review, ¿por qué no? Retomando el trabajo que tan olvidado tenía de analizar la obra de un grupo para que más o menos sepáis con lo que os vais a encontrar en una futura escucha de dicha obra… pues sinceramente, me alegro que se trate precisamente de «From Soil to Soul«, recientemente publicado, de los Castellanos CELTIBEERIAN, grandes músicos y mejores personas a los que tengo unas ganazas de ver en directo y de poder compartir (otra vez) cerveza y anécdotas varias.
 
Con el primer corte «Praise to the Vineyards» nos topamos con una nueva forma de disfrutar de esta banda, con un sonido mucho más depurado y limpio debido a los años de mejoría desde el lanzamiento de su «Tirikam» y al formato acústico de la obra que estamos analizando. La voz de Gus (voz y bajo) es mucho más introspectiva y transmite mucho sentimiento, en partes llegando casi al susurro. En la intro grabada por Dgada (viola, whistles, gaita, bouzouki y coros) a la gaita, podemos notar una ligera variación frente al tema original, simplificando de forma elegante la misma.
 
«Unbury the Horn» nos introduce en su atmósfera con un dueto de la mano de Patri (al violín) y Dagda (a la viola). Un tema que invita a la revolución y a la defensa de la tierra, animado con las percusiones de Vity, que impedirán que estés quieto y que quieras alzarte en armas por la defensa tu pueblo.
Volvemos a hablar de la labor de Vity. «Keltorevolution» es un tema que nos transporta hasta el sur de nuestra tierra, mediante un enérgico ritmo de rumba, para pronto traernos de vuelta al norte con la entrada de las gaitas y la melodía de violín, ya mucho más cercana al folk propio del grupo y de los países y pueblos nórdicos (y por qué ocultarlo, más hacia las melodías de mi tierra gallega). Frenetismo en los saltos de notas y escalas en ambos instrumento que, personalmente, me encanta.
 
«Sacred Wine» es, sin dudarlo, un tema ha evolucionado enormemente desde su original, volviéndose mucho más «ritual» de lo que en un origen era. Uno de los favoritos de un servidor desde su lanzamiento, muy agradado por la vuelta de tuerca que recibe en esta ocasión.
 
Con el penúltimo corte del disco entramos en una escena de melancolía con los sentimientos a flor de piel. Pues no es para menos, «Blood of a Guiltless Town» pues este teme nos habla de las historia del pueblo lusitano y de la brutal aniquilación del mismo por el Imperio Romano. Como en toda historia, ante un acto de crueldad, surge una reacción y en este caso fue la de su líder Viriato, que frenó el avance de la tropas imperiales combatiendo al frente de su pueblo en la guerras lusitanas. En esta historia cantada, podemos apreciar la parte de la agonía al levantamiento frente al deplorable acto.
 
Antes de que nos demos cuenta, llegamos al final de este trabajo culminando con un tema calmado. «Riding Home» tampoco ha permanecido inmutable, pues los cambio en el mismo para la adaptación al formato acústico han sido tan brutales como en el caso de «Sacred Wine«. En el cmaino de vuelta a casa, donde nos esperan nuestros seres queridos, notamos el cálido y seco aire del oeste americano gracias al cariz country que adopta este último tema. Nos dejan con ganas de otro más, aunque se oculto en una pista fantasma…
 
Vale que muchos de mis conocidos y amigos dicen que soy incapaz de hablar mal de un grupo o de criticarlo fuertemente, pero es que con la obra que tengo entre mis manos, no puedo decir ni una sola palabra en su contra, salvo por la brevedad y las ganas de más que deja, que tampoco ha de ser una pega.
 
Ya para despedirme, solo puedo decir que BRAVO, CELTIBEERIAN y KEEP ON FOLKING!!!