Nos trasladamos a la Sala X a presenciar este interesantisimo concierto que nos presenta como cabeza de cartel a ROTTING CHRIST presentando disco, acompañado por VIKINGORE y SUBLIMINAL CHAOS.
 
De primeras nos encontramos con una sala bien situada y con un tamaño de lo más aceptable y con un generoso número de personas en la puerta, ansiosas de acceder al interior del recinto.
La apertura estaba prevista para las 19:30h, pero no fue hasta las 20:10h cuando finalmente se pudo entrar.
 
Los primeros en subirse al escenario fueron SUBLIMINAL CHAOS, una banda sevillana con fuertes influencias de Metalcore, que empezaron rápidamente debido al retraso que se había producido.
En la primera canción Lords of the Night, por un pequeño despiste del vocalista y una pequeña irregularidad en el suelo del escenario, el pie de micro se cayó dándole a una espectadora sobre el hombro, aunque realmente no fue nada grave y continuaron su espectáculo. 
 
Ya eran los primeros en tocar, la afluencia fue más bien baja, rozando escasamente las 100 personas.
Los sevillanos, que venían presentando su último EP The Night tocaron canciones tales como Lords Of The Night, Fire & Desire and Tear, The Colour of Our Blood, Signs, Silence, South Theology, Fallen Stars, Control, Absolution, Creation.



A pesar de la mala iluminación, en la que se repetían destellos regularmente y a gran velocidad sin apenas verse con claridad a los músicos, consiguieron destacar con su alto nivel técnico, mezclado con los screamos por parte del cantante. El sonido, además, tampoco fue el perfecto, lo que hizo que el público se mantuviera algo apagado.
 
A las 21:10h, SUBLIMINAL CHAOS terminó su intervención para dar paso a la siguiente banda.
10 minutos más tardes, la furgoneta de ROTTING CHRIST llegó a la puerta de la sala.
 
A las 21:30h tomó el control del evento los esperadísimos VIKINGORE, tanto es así que la sala se llenó casi al completo, ya que muchos fueron para ver a la formación también sevillana de Viking Death Metal.
Una banda formada en 2005 de la cual forman parte Adrián Mejías (guitarra), Ángel (voces), David (batería), Adrián Muñoz (guitarra) y Gonzalo (bajo), que tras una larga campaña de crowdfunding, venían presentando su último trabajo, Enraged.
 
Comenzaron levantando a todos los espectadores y con unas fuerzas y ganas dignas de un grupazo internacional. A nivel de sónido e iluminación estuvieron bastante por encima que la anterior banda, lo cual se agradeció enormemente.
Ángel, el cantante de la formación, se encargó de hacer su labor como frontman dando un espectáculo 10/10; Llamó la atención también que el bajista portaba un bajo de nada más y nada menos que 7 cuerdas, cosa muy rara en este tipo de instrumentos.
 
Durante su turno, tuvieron tiempo de agradecer a todos el apoyo recibido para la grabación de su último álbum de estudio, recibiendo a cambio las voces los allí presentes que disfrutaban con su intervención. Finalmente consiguieron en la sala pogos y hasta un Wall of Death que hizo que la noche empezara a estar «calentita«.

Tocaron: (Intro) Arrival To The Battle, The Wrath, Ymmir’s Disembowelment, Jomsviking, Unchained, Red Fog, Forgortten By The Gods, The Undead’s Rising, Draugr: Back From The Grave, Shield Wall, Justice’s Fall, Stomped And RapedFeasting Upon The Butchered.

A las 22:30h, VIKINGORE dejaba el escenario y 25 minutos después se subian a él los tan esperados ROTTING CHRIST, una banda de Metal Extremo que procede de Grecia encabezada por los hermanos Sakis Tolis y Themis Tolis desde 1987, con una temática y canciones muy peculiares. Venían presentando su último trabajo, Rituals y no es para menos, porque lo vivido durante el concierto fue un verdadero ritual de Metal en toda regla.

 

La sala estaba hasta las trancas, y es que eran muchas las ganas de ver a esta pedazo de banda, lo que hizo que la gente se entregase al cien por cien desde la primera a la última nota.
Usaron diversos splits para sus canciones, como ya vienen haciendo desde hace años. Actuaron de forma muy profesional, dejando ver el alto nivel musical que tiene la formación helena, tanto en guitarras, las cuales sonaron perfectamente y con muchos matices en todas las canciones, usando regularmente armónicos por parte del solista, como en voz y bajo. 
 
Es interesante destacar como siendo un disco tan reciente, a su vez estaba tan bien trabajado en directo.
La iluminación fue buena pero no perfecta, ya que la sala en general dejó mucho que desear en el evento. Los griegos se atrevieron a hacer algún que otro pogo con el concierto ya avanzado.
Cuando parecía que ya abandonaban el escenario, y con los gritos de todos los ansiosos de escucharlos, unos segundos después volvieron para tocar las últimas canciones. Terminaron su concierto a las 00:05h.
 
Interpretaron durante su espectáculo, Ze Nigmar, Kata Ton Demona Eautou, Athanati Este, Elthe Kyrie, Nemecic, Apage Satana, The Sign Of Evil Existence, Fgmenth, Thy Gift, The Forest of N’Gai, Societas Satanas, In Yumen-Xilalba, Quintessence, Noctis Era, 666 (bis)y Non Serviam (bis).
 
Una noche que fue mejorando a medida que avanzaba que dejó con muy buen sabor de boca a todos los asistentes y con muchas ganas de Metal Extremo. La foto de Sakis Tolis ha sido cedida por Odigir Olaf.