Es viernes por la tarde, 20.00h escasamente y nos preparamos para irnos de concierto. ¿Tan temprano? Pues sí, y tan a gusto, oye. Aun es de día cuando llegamos a la sala X de Sevilla, listos para comenzar los conciertos alrededor de las 20.30h. 
 

No podríamos decir que la sala estuviese atestada de gente en este primer concierto organizado por Saga Promusic, con la colaboración de Sobry Music y Kivents, pero ¿quién dijo que empezar fuese fácil?

 
 

Con la sala aun fría por el implacable aire acondicionado, aparecen KATHEW en el escenario. Bruto comienzo, quizá demasiado, para un público que se mostraba algo frío a esas horas de la noche (o de la tarde). Aun así el primer tema fue quirúrjico y se metió en el bolsillo a todo el mundo.

Los gibraltareños afianzan su apuesta por el Groove metal con su segundo trabajo «El árbol del ahorcado» (estrenado, si la memoria no me falla, el pasado 16 de septiembre) y hacen un pequeño parón para explicar los motivos artísticos que llevan a un músico a alzar la voz contra toda la locura social que vivimos actualmente.
Dos temas después animan al público a acudir y dar calor a un tema que clama la violencia y la catarsis en un sprint que les llevará a un final de concierto apoteósico. Mención especial al teclista y encargado de los efectos de sonido, más efectistas que virtuoso o solista, pero que bien da un toque en directo no sólo diferente, sino a veces necesario.
 

Un apuesta en directo increíble para una banda que ya tiene en Sevilla una nueva casa a la que volver cuando quiera.

20 minutos después de KATHEW aun DONUTS HOLE no habían empezado. Ha sido un cambio desordenado y lento, aunque más por los técnicos de sonido que por la banda en sí. Comprueban detalles últimos de sonido (que deberían ser innecesarios habiendo hecho una prueba de sonido) y comienza la acción.

La iluminación de la sala cambia sustancialmente a mejor. Los barceloneses vienen completos, con iluminación propia desde casa, y eso desde la cámara se agradece y se nota. Además, tampoco vienen con las manos vacías, en este caso, la banda viene presentando su nuevo trabajo «En cada hogar«, y como anteriormente ya nos habían deleitado, continúan aportando a su metal alternativo nuevos toques de Groove, Thrash y Death.

Con KATHEW se notaba algo, pero ahora los problemas técnicos con el sonido se hacen algo más que notables. La banda lucha por obviar ese aspecto y seguir con el espectáculo, pero es difícil cuando el sonido de la batería falla, micrófono del cantante no funciona… No es la primera vez que asisto a la sala X de Sevilla y parece que empieza a ser costumbre tener problemas de sonido.

El siguiente tema «Mi lado dominante de mí», que además cuenta con videoclip, lleva a la banda a una puesta en escena trabajada y milimétrica. No obstante, los problemas técnicos hasta mitad de actuación desmerecerá un trabajo que por desgracia, poco tiene que ver con los músicos que están tocando.

 

Cambios de guitarras y bajo para dar paso a «Todos somos parte», un tema cargado de fuerza en letra y música, que, no obstante no termina de enganchar a un público que se muestra agradecido pero reacio a moverse con el estilo de esta banda. Pero DONUTS HOLE continúa apostándolo todo.

Llegado el sprint final de este directazo con «Nos sobra el tiempo» el público, acostumbrado ya al sonido de la banda, empieza a calentarse exponencialmente hacia un último tema completo y dinámico en el que el quinteto descarga la poca energía que ha guardado para su vuelta a casa. Un concierto completo y enérgico, más visual si cabe que esperamos volver a ver por tierras de Andalucía.

 
 
Llega la banda que atrae toda la atención de nuestro público. Comienzan brutales y asesinos los jerezanos OVERDRY. A lo largo de toda la actuación, el gigantesco cantante de la banda se comió el escenario y le faltaron metros de presencia para arrasar con una sala que aun no había llegado a su máximo de temperatura.

 
 
Un directo inmisericorde y rabioso con motivo de presentación de nuevo trabajo, «El oscuro reino del verso» que hilan tema a tema y recae en «Somos huérfanos», un corte que alterna tempo rápido y lento y que da un punto de inflexión en la actuación.. si se puede considerar que hemos venido a descansar.
 
Haciendo un repaso también a su primer trabajo, llegan con «La misión», que atrae todas las miradas y atenciones. Este tema capta a todos aquellos que aun estarían rezagados pensando en cualquier cosa que no estuviese en el escenario.
 
Estamos ante un directo de los que te dejan sin palabras. Aquellos que cuando acaban no sabes muy bien a dónde ir, qué hacer o sobre todo, qué decir. Por suerte para nuestra amada sala X, ellos sí lo sabían, pinchando «One vision» de QUEEN para dejar claro que la noche de metal se ha acabado. Y a vuestras casas que comienza una sesión de otro estilo diferente.

Como conclusión a una gran noche de metal, agradecer a Saga Promusic la iniciativa en Sevilla, a las bandas por su actuación y por mi parte, la promesa de seguir trabajando juntos desde Metal Korner.
Un placer.

 
Más fotografías del concierto aquí.