Lo vivido el pasado 2 de Mayo en la sala Velvet Club de Málaga no tiene nombre.

No hay manera de definirlo literalmente.

Éstas líneas mas que crónica, son un pequeño resumen, pero si me gustaría dejar constancia del paso de LICH KING por Málaga, ya que cuando menos, tanto la banda, como la ciudad, como los promotores, lo merecen.

Como habitualmente, llegaba a la sala a una temprana hora, ya que a pesar de que el evento comenzaba a las 21:30 horas (y como todo buen bolo que se precie, se debe retrasar un poquito, jeje), siempre gusta de intercambiar impresiones con los amigos y otros promotores, cerveza en mano y echando unas risas, en lo que nosotros denominamos, “la previa”, de ahí salen las mejores anécdotas.

El público malagueño fué llegando poco a poco, a cuenta gotas diría yo, ya que casi al comenzar la primera banda, habría dentro de la sala unas 25 personas aproximadamente. El acceso a la misma fué rápido, sin incidentes y el comienzo de la primera banda casi puntual.

Ambas bandas se preocuparon de colocar al lado de la barra de bebidas un suculento y completo stand de merchandising que contenía desde stickers, pasando por gorras hasta varios modelos de camisetas con diseños bastantes chulos (calaveras,espadas y mucho Metal, que es de lo que se trata).

 
Abrían la esperada noche “thrasher” PAST THE FALL, un trío de Groove Metal londinense que sinceramente me dejó indiferente.
En todos los años que llevo asistiendo a conciertos y festivales, se me hace difícil recordar qué batería he podido ver que llevase un atríl con partituras al lado para tocar, y el baterista de PAST THE FALL, lo llevaba. Cuando menos, dato curioso.
 
Casi al término de su actuación, se marcaron un tema instrumental bastante largo, en el que demostraron que cada uno por su lado, como músicos, eran diestros, pero como grupo…había algo que no terminaba de encajar.
No obstante, tampoco es que les dé un suspenso, quizás los ingleses no tuvieran su noche…..
 
Tras un breve descanso, y ya con bastante mas público en el interior de la sala (diría que unas 80 personas, quizás algo más…), tomaban el escenario de Velvet las bestias llamadas LICH KING.
 
A ellos hacía referencia cuando comenzaba éste texto, literalmente,su actuación, no tuvo nombre.
 

Os los voy a definir de ésta manera:

Coged a los primeros AnthraX, a Municipal Waste, a D.R.I y a Phil Anselmo (de la era de “Cowboys from Hell”), metedlo todo en una batidora y obtendréis a los LICH KING.

Venían presentando en gira española su álbum “The Omniclasm“, su sexto disco de estudio, y a pesar de que sinceramente hasta hace relativamente poco desconocía la existencia de ésta gran banda, me declaro fan de ellos.

Los de Massachussets dejaron claro que el “thrash old school”, no está muerto, que sigue vivo y ellos son la prueba.

Temazo tras temazo fueron desgranando el disco hasta el fin de su show,el cuál se nos hizo corto.

Destacar el impresionante muro sónico que llevaba la banda de equipo (lo comentaba inclusive con mi amigo y técnico de sonido de la sala Velvet Fran Corpas Romero, daba igual lo que hicieses con respecto a la mesa, iban a sonar bien!!).

No hubo tiempo para mucho mas, solo para disfrutar de cada tema, “moshear” y hacer alguna que otra foto (perdón por la calidad móvil).

Siguen su EuroTour por la península derrochando energía thrasher.

Gracias y enhorabuena a MálagaHxC por tan buenisímo evento.

¡¡Nos vemos en la próxima chic@s!!

#YouRock!!!