Fotografías de Miguel Alegre

El pasado sábado 7 de octubre se despedía de la capital la mítica banda cordobesa después de más de veinte años recorriendo escenarios y demostrando la calidad musical que atesoran.

Aproximadamente a las nueve de la noche, y con la Joy Eslava prácticamente llena, arrancaba la actuación de ESTIRPE y comenzaba a sonar La Humanidad mientras en las pantallas se proyectaba el discurso de Chaplin en la película El Gran Dictador. Los músicos fueron tomando posiciones y con la salida del gran Manu Mart empezaban a descargar En El Nombre de Quién.

Las sensaciones entre los presentes era muy festivas pese a tratarse de una despedida, si bien por las diversas declaraciones que han ido haciendo los miembros de la banda, no se trata de algo definitivo sino de un descanso indeterminado en el tiempo, aunque apostamos porque será más largo de lo que nos gustaría.

Continuaron con Viviendo y siguieron con En Tus Ojos, tema con el que el ambiente ya caldeado desde el primer momento empezó a coger una temperatura de ebullición que duraría hasta el final.

 

Como ya nos contó el propio Mart la última vez que charlamos con él (programa aquí), este concierto despedida quería hacer un repaso por la discografía de la banda, sin el socorrido recurso tan de moda últimamente de hacer pasar por el escenario a un montón de colaboradores, y así fue con la excepción de la presencia en algunos temas del saxofonista Dave Lerman, a quien también pudimos ver en su anterior paso por la capital formando parte de la sección de vientos presentando Jam Fuszzion Klan (crónica aquí), y del teclista Javier Ramos.

Con un sonido muy bien trabajado y un público dispuesto a disfrutar, el concierto fue regalando temazos uno detrás de otro, con un vocalista que transmite pura energía desde el escenario y una bandaza fantástica: Loren Gómez a la guitarra, Paco Records Jr. al bajo y Miguel Fuentes a la batería. Hubo tiempo para cierta nostalgia, para agradecer al público su presencia y apoyo durante tanto tiempo, y para insistir en ese «hasta luego» que convierte una despedida en una fiesta cargada de esperanza en el futuro.

Pudimos disfrutar con temas cañeros, todos ellos acompañados por un público entregado que tuvo tiempo además de jugar con la banda respondiendo a los gritos del vocalista en varias ocasiones, y hubo ocasión también para temas más tranquilos como Llámalo Perdón, en los que disfrutar al cien por cien de la calidad de la banda.

En definitiva, lo que debería ser cualquier concierto de rock fue lo que se vivió en esta fiesta de despedida: música de calidad, entrega absoluta de los músicos, conexión con el público, emoción y un puntito melancólico que ayudará a que al menos los presentes en este evento no olvidemos nunca a una banda que desde nada más terminar su actuación ya estamos deseando que vuelva. Mientras tanto, seguiremos muy de cerca a unos artistas que sea en Estirpe o en otros proyectos, tienen mucho que decir en el panorama musical de nuestro país. Hasta siempre, hasta pronto.

P.D. En este país en el que se desprecia la música en directo tanto como se valoran los programas-concurso-basura que pretenden estandarizar a todo aquel que tenga interés por ejemplo por cantar, no resulta sorprendente que apenas tres segundos después de acabar de sonar el último acorde, los empleados del recinto de turno te inviten a abandonar la sala. Una pena.

SET LIST
 
EN EL NOMBRE DE QUIÉN
VIVIENDO
EN TUS OJOS
ME EQUIVOQUÉ
SERVIDOR
COMO AYER
AMÉRICA / HASTA EL LÍMITE
VOLVERÁS
LLÁMALO PERDÓN 
LLÉVAME
MAGNÉTICO
TE SEGUIRÉ
POR SUERTE
ENCENDER OTRO ÁNGEL
INFINITO
OCÉANOS DE DESIERTO / HAZME CREER
VÉRTIGO
EL COLOR DE MI VOZ
(Pese a no estar incluido en el setlist, también sonó EL ÚLTIMO PÉTALO)
 
 
 
 
 
GALERÍA DE IMÁGENES