Por Chus
 

En un principio, no comprendía el por qué más de un antepasado mío luchó contra su propio linaje y origen. Supuse con el tiempo que era tan solo por temor a lo desconocido, aunque todos acabaron desapareciendo en extrañas circunstancias. Lejos de todo ello, una vez fui consciente de donde provenía solo podía hacer una cosa: reunirme con mi pueblo.

Desde pequeño tuve obsesión con el mar. Era como si cada vez que nadaba en la playa junto a mis padres sintiese que no pertenecía a este mundo. En cambio, algo en mi interior sabía que yo correspondía a una cultura marina más antigua que el propio tiempo. Cuando llegué a la adolescencia, comencé a interesarme por unas viejas leyendas sobre civilizaciones acuáticas. De esos cuentos para asustar a niños había parte de verdad. De ahí conseguí sacar la raíz de mi apellido y mi autentico árbol genealógico de antes que se mezclara con el de los humanos. Cuando mis indagaciones avanzaron, descubrí que mi etnia adoraba a un dios submarino de proporciones descomunales. Esta Deidad llevaba millones de años dormida, esperando el momento preciso para reclamar lo que por derecho era suyo. Cuando recopilé y estudié toda la información de la que disponía era imposible que me mantuviese entre la gente común.

Ahora, montado en esta barca, con un mapa confeccionado por mí, me disponía a hacer el viaje más importante de toda mi vida. A pesar del miedo que me invadía, algo me decía que pronto me reuniría con mi autentica raza…

Bienvenidos al universo de INFECTED DEAD.

En 2014 Reino Unido vio nacer al combo de technical modern death Metal INFECTED DEAD. Para mayo de 2017 publicaron su primer sencillo “Forced Existence”. Finalmente, el 8 de diciembre de 2017 aparecerá su primer E.P “Archaic Malevolence” vía Hostile Media, al cual este humilde redactor se ha encargado de escribir la reseña que estáis leyendo en estos momentos.

El line up es el siguiente: Lou (voz), Alex (guitarra), Chris (guitarra), Nathan (bajo), Martin (batería).

Los de este grupo no tiene nombre. De normal, las bandas no llegan a la madurez compositiva hasta no haber alcanzado su segundo o tercer L.P. Pues bien, estos tipos han llegado con creces a dicho estado desde su primer Extended Play.

La combinación de nueva y vieja escuela, con cierta presencia del sonido Gotemburgo, aderezado con una pericia instrumental y estructural apabullantes, hace de esta obra un lanzamiento irrepetible que no debería faltar en vuestra colección. Si tuviera que sacarle algún fallo, sería sin duda su producción. Al menos para mis, el sonido a pesar de ser cristalino y potente resulta excesivamente sintético y sobre producido, sobre todo en los parches. Quitando eso, ni un solo pero se le puede poner a lo aquí exhibido señores.

Por otro lado, el artwork es completamente lovercrafiano a la par que atrayente.

Los riffs son un festín infinito de cuerpos en descomposición. Los hallamos técnicos, fluidos, adictivos, a una cuerda, a doble armonía y melódicos cuando la ocasión lo requiere. Todo esto está adornado con unos solos precisos y magistrales.

En cuanto a lo que a registros vocales se refiere, aquí nos tropezamos tanto con inhumanos growls como con guturales agudos rasgados.

La batería, como comentaba unas líneas más arriba suena irreal. A pesar de ello, la labor que realiza Martin es para quitarse el sombrero. Lo que aquí predomina son los blast beats y los up tempos. Sin embargo, no dejan atrás las necesarias partes repletas de contundencia.

Personalmente destacaría “Archaic Malevolence”, “Invocation Of Unspeakable Gods” y “Forced Existence” por los siguientes motivos:

Después de dejarnos moribundos con una cantidad de cambios de recorrido y unas hachas asesinas, en su recta final “Archaic Malevolence” nos remata con un tapping de bajo que no tiene precio. ¡Pero que buenos son por el amor de Odín!

“Invocation Of Unspeakable Gods” es la tonada más pesada de todas. Por cierto, atentos a la única aparición de clean vocal siniestras.

“Forced Existence” es simplemente la mejor. Sus seis cuerdas hará que os pongáis las manos en la cabeza en señal de sorpresa y disfrute máximo.

De las mejores arremetidas que he podido oír este año. Imprescindible. Compradlo, si no lo hacéis os arrepentiréis toda la vida.

Puntuación: 9

Tracklist:

1. Book Of Dead Names
2. Archaic Malevolence
3. Resurrectionist
4. Invocation Of Unspeakable Gods
5. Forced Existence
6. Samsara

Enlaces de interés