Con un poco de retraso pero finalmente llega. No podía dejar escapar la oportunidad de escribir sobre este nuevo trabajo de los de Newport (Gales). SKINDRED editaron Big Tings el pasado 27 de abril a través de Napalm Records, lo que supone su séptimo (7º) álbum de estudio tras el anterior Volume (que también analicé y podéis leer su review en este enlace). La banda, que cumple 20 años de historia durante este 2018 es conocida por su mezcla de sonido tan fresca y original de metal, reggae (concretamente raggamuffin) y algunos otros elementos como electrónica, hardcore punk o hip hop. Este Big Tings continúa la estela de su predecesor, aportando poco o nada nuevo, pero entregándonos otro LP cargado de energía y una producción magnífica.
 
Big Tings es una amalgama y un resumen perfecto de la carrera de los galeses, con esos sonidos que brillan por sí solos. Benji Webbe en su papel de vocalista como siempre está impecable y se puede disfrutar de su amplísimo registro en todo su esplendor. Riffs afilados y puramente metaleros que se entremezclan con un amasijo de dubstep, ragga, hardcore punk y drum&bass. Una receta perfecta que te hará mover el esqueleto irremediablemente. La banda la completa Daniel Pugsley al bajo, Michael Fry a la guitarra y Arya Goggin a la batería. Este line-up no ha variado desde 2002 por lo que la banda goza de un compañerismo envidiable. Desde que debutaran con Babylon hace ya 16 años la banda ha explotado su imagen de banda fresca y original basando su potencial en un directo entusiasta y vibrante. Si bien es cierto que en todos estos años la innovación en su sonido ha sido prácticamente nula, hay que hacer hincapié en la arrogancia de sus composiciones, directas, sencillas, sin pretensiones y con unos estribillos de esos que se quedan en la cabeza durante días.

 
Y es que la gran mayoría de sus hits están pensados para la proyección del directo. En esta ocasión tenemos grandes temas como Machine, That’s My Jam o Last Chance, donde se incluyen coros de cheerleaders que les aportan dinamismo y que, seguramente, tengan una muy buena retroalimentación con su público durante los shows. Estribillos para saltar, gritar o simplemente interactuar a tu modo con la banda. Son de esos temas que yo llamo “pregunta-respuesta” y que harán corear a las masas. SKINDRED es carne de cañón de directo, lo vienen demostrando durante todo este tiempo. En ese marco es donde la banda explota su potencial y consigue enganchar a más y más fans, año tras año y disco tras disco. Es imposible aburrirse con esta música. No es necesario tener la mente abierta o ser ecléctico para darse cuenta de la facilidad que Benji y los suyos tienen para entregarnos temazos llenos de buen rollo, actitud y optimismo. Tal vez no guste a un metalero clásico o promedio pero es innegable que SKINDRED saben cómo hacer música que mueva a la gente. Algunos los tacharán de “comerciales”, “simplones”, “facilones” o incluso “poperos”. Y no digo que no sea cierto. Pero pese a todo, su calidad y talento están ahí y saben explotarlos. Sólo hay que abrir los ojos (y las orejas) atentamente. Recomendado.
 
Puntuación:
8/10
 
Tracklist:
01. Big Tings
02. That’s My Jam
03. Machine [feat. Phil Campbell and Gary Stringer]
04. Last Chance
05. Tell Me
06. Loud And Clear
07. Alive
08. All This Time
09. Broken Glass
10. Saying It Now
 
Enlaces de interés: