Celebrado en la Sala Even de Sevilla y organizado por Lady Stone Music Managementhabíamos sido convocados para disfrutar de una gran noche de rock. Con una asistencia bastante buena a pesar de otro «bolo» de categoría en la sala vecina y que encima estaba lloviendo en la ciudad. El evento del que gozamos rozó lleno. Así que disfrutamos de una calurosa… y muy calurosa… gran noche de rock.
 
 
Puntuales, nos llegó la descarga desde Jerez de la Frontera del quinteto SON OF SORROW. A pesar del calor reinante en la sala, la banda se encontró con un público algo frío, pero al que poco a poco les fue ganando con su gothic metal.
 
 
Con su elegancia personal, fueron desgranando su repertorio con templanza y gran moderación sobre el escenario, a lo cual hay que reconocer que cinco personas sobre un escenario de sala no da para mucho juego de movimientos y desenfreno. Con un juego de luces también algo mas sombrío que el resto de participantes que les seguirían, dejaron un grato sabor de boca, subiendo la temperatura del respetable, a la misma vez que iba subiendo el numero de asistentes.
 
SON OF SORROW. nos dejó su Set List, compuesto por los temas:
1 A. M. 
Just To Get. 
Rulers (Of A Dying World) 
Cage. 
Always 
Sahre The Light. 
Since December. 
La Piel. 
Faith In Extinction.

 
Los segundos en salir fueron los sevillanos PINBALL WIZARDHe de reconocer que es una banda por la que tengo verdadera predilección desde que los conocí hace un par de años y que cada día que los veo o escucho, día que consiguen robar un trozo de mi corazón metalero. A pesar de haber tocado el día anterior en Huelva, en el II Heavy Metal Fest, más que dar señales de cansancio, la banda venía crecida, con una divina Memphis Jiménez, sensual, fuerte y desgarradora, convertida en Gran Diva, cuya voz va cogiendo una solera, capaz de alcanzar registros inimaginables y que está llamada a ser una de las grandes voces femeninas de este país… y con un poco de suerte del mundo.
 
 
Además de los coros en los que participa el resto de la banda, en esta ocasión contaron con la colaboración de lujo de otra gran voz femenina de la que podemos disfrutar en esta ciudad, la maravillosa Bethany Neumann, una de las vocalistas de WILD CHAIN, que aparte de su buena voz, aportó color y contraste junto a Memphis, por los tonos de las cabelleras que ambas ondeaban continuamente al viento cálido de la sala. También interpretaron a dúo uno de los temas del repertorio, conjuntando perfectamente las voces de ambas.
 
 
Junto a ellas, crucial también el papel de David Gatica, con las cuatro cuerdas, estando activo y participativo durante todo el concierto, marcando el ritmo junto a un joven batería, de nombre Álvaro León,y que no dejó de golpear con fuerza y brío sus baquetas, a pesar de ser la segunda vez que se subía a un escenario con PINBALL WIZARD.
 
 
Mención y capítulo aparte se merece el genial Joey Deadcat, que a ritmo de rock´n´roll no paraba quieto un solo instante, solo se detenía el tiempo necesario para beber algunos tragos de agua (poca) o de cerveza (algo más) y que era necesario para poder reponer los líquidos que perdía, tanto por el calor como por los bailes, saltos y carreras que pegaba de un lado a otro del escenario. Lo que sería capaz de hacer este individuo en un escenario de más de 100 m2. Durante el concierto, no pudo faltar el típico y solicitado striptease de Joey, aunque en esta ocasión trató de que el resto del público se animara e incluso subieran al escenario para acompañarlo en tan aclamado y santificado momento. Pero a pesar del calor, y de que hubiera sido de agradecer quitarse alguna prenda, para poder estar algo más fresco, hay que reconocer que nadie se atrevió a competir con el busto de adonis «encanijado» de Joey, y este se vio obligado a enseñar su ya mundialmente conocido torso desnudo en solitario.
 
Momento de apoteosis, el vivido cuando salió a colaborar Viko Guitar de los WILD KRASH en un tema al cual las dos guitarras se enlazaron en una comunión endiablada, que llevó al público a la embriaguez musical.
 
PINBALL WIZARD, interpretó un Set List, en el que se incluyó algún tema de su próximo disco:
Hard Rock Steals Our Heart Tonight
Come With Me
Shout it Out And Break The Sound
Money Down
Gimme Some Love
Shake Me, Shock Me
Good Girl Gone Mad
Sweet Home Chicago
Crazy For Me
The New Generation
Come On
Down The Road
Hot Dust
 
 
Acercándose la media noche, llegó la hora salvaje de WILD KRASH, quienes también actuaron el día anterior en Huelva junto a Pinball,  con la salvedad de que además, venían de asistir a una boda. A pesar de ello y de la calor que sufríamos, el trío de WILD KRASH lo dieron todo y se encargaron de subir aún más la temperatura de la sala. 
 
 
Con un Johnny Waudby a las cuatro cuerdas que se peleaba continuamente con los micrófonos, colocados en el escenario, tirando varios de ellos durante el concierto, lo cual seguro que volvió loco al técnico del sonido con sus frenéticos y contundentes ritmos endiablados que soltaban sus cuatro cuerdas y que junto a la brutal pegada del reciente fichaje de la banda Mr. Wild Muten en las baquetas, hicieron vibrar a una sala por momentos enfebrecida, formándose algún que otro pogo entre los asistentes.
 
 
Tanto Viko como Johnny acabaron quitándose parte de su indumentarias de boda para tocar casi todo el concierto con sus torsos desnudos, dando si cabe una mayor sensación de macarras y chulerías sobre el escenario donde disfrutaron de lo lindo. Al igual que ocurrió con Pinball, también hubo colaboración encima del escenario, de la vocalista cantante de Pinball Memphis Jiménez, en un tema, y en otro colaboró, junto a otras dos féminas, formando un trío de coro femenino, lo cual dio un aire bastante interesante a la interpretación.
 
 
 
El setlist de WILD KRASH estuvo compuesto por:
Sons of the Night 
Tyrant 
Hard Liquor 
Up your Ass Lets Go 
R.A.M.O.N.E.S. (cover de una cover de Motorhead)
I´ve got the Poison 
Under Fire 
Road for Hell 
 
Las bandas disfrutaron y lo más importante hicieron disfrutar a los asistentes. Consiguiendo entre todos que el FESTIVAL LADY STONE, sea uno de esos eventos difíciles de olvidar.