Tres años han transcurrido desde que MILETH publicase el recopilatorio de sus dos demos. Tres años en los que MILETH ha trabajado sin descanso hasta perfeccionar su álbum debut: Catro pregarias no albor da Lúa Morta. Una delicia para los sentidos y una carta de amor al folclore de su amada tierra gallega. Nueve temas en su lengua natal que desmenuzarán, en lo medida de lo posible, para los lectores de Metal Korner.
 
MK: Bienvenidos a Metal Korner. Es un placer poder conversar con vosotros después de varios años y más aun con motivo de vuestro álbum debut. Catro pregarias no albor da Lúa Morta se ha estado gestando durante varios años, ¿cómo ha sido ese proceso de alumbramiento desde su más tierna composición, pasando por la grabación hasta la salida propiamente dicha?
 
MILETH: Encantados de volver a cruzarnos en el camino, muchas gracias por concedernos este espacio en Metal Korner. Contestando a tu pregunta, Pilaria, pues puede parecer que nos lo hemos tomado con calma y en cierta medida sí, mas no sin descanso, ya que tuvimos que superar diversas adversidades. Si bien después de sacar Recolleita dos Demos que han de ser esquecidos habíamos perdido un poco la motivación y, personalmente, las ganas de continuar con un proyecto con el que llevábamos años remando a contracorriente, el no llegar nunca a desvincularnos por completo de él propició que tras la entrada en el grupo de Xurxo y Xacobe a principios del 2017, el grupo cogiera la senda perdida y tras unos meses de locura entramos a grabar ese mismo verano en estudio. Sí, sé que remontarse dos años atrás suena a algo muy lejano, pero tras rematar la grabación hubo que esperar a principios del año siguiente para tener el máster definitivo, luego buscar sello y crear el arte que acompañaría su salida, tanto a nivel de edición del disco como a nivel audiovisual. Y a pesar de que llevase tanto tiempo, tenemos la sensación de que todo este proceso ha pasado como un suspiro.
 
Cuando no tienes a nadie encima cronometrándote, el tiempo se relativiza y no importa el cuándo, sino el qué.
 
MK: En la portada del álbum podemos presenciar una reunión de mujeres vestidas con la ropa tradicional gallega, ¿qué significado tiene esta imagen para el disco? ¿quién se ha encargado de su diseño?
 
MILETH: Este grupo de mujeres recrean un ritual llamado O abellón. Según hemos sacado de algunos textos, éste era un velatorio que consistía en que las personas allí presentes debían ayudar al alma del difunto a abandonar el cuerpo. Se disponían en círculo y cogidos de la mano emitían un canto que recordaba al de un abejorro. Este ritual ha podido persistir en ciertas zonas del rural gallego como mínimo hasta principios del s. XX y hemos querido recrear, o tan siquiera acercarnos, a esa época a través de la vestimenta.

 Por otra parte, remontándonos ya a textos casi de carácter mitológico, se conjetura con la existencia en la antigüedad de un ritual muy similar a éste de o abellón. En este velatorio, de origen castrexo (aunque en otras culturas denominadas celtas parece estar también presente) los cánticos del clan del fallecido, también posicionados en círculo, guiaban al alma del guerrero caído en un viaje hacia la luna, de dónde habría volver reencarnada en abeja. Son tan similares que el primero bien ha podido ser una evolución a lo largo de los siglos de éste. Por eso la escena representada en la portada no sucede en una lúgubre habitación del año 1900, es un contexto en dónde la naturaleza tiene protagonismo y en dónde el alma se representa a través de la figura de una ancestral guerrera. Mezclar en la misma imagen dos contextos diferentes viene a reforzar el concepto que inspira el disco: El eterno ciclo espiral entre vida y muerte, una rueda en constante movimiento y evolución, siendo el legado de nuestros antepasados esa particular abeja en la que se reencarna el saber del pueblo.   
 
La portada ha sido hecha por Xoio Carmesí, quien realmente es un miembro más del grupo, ya que no sólo lleva ocupándose del arte visual desde nuestro nacimiento, sino que sus aportaciones suelen ir más allá de la fotografía y diseño desde el ordenador.
 
MK: Antes de entrar propiamente en materia, ¿cómo están acogiendo el público y los medios a vuestro hijo pródigo?
 
MILETH: La acogida ha sido realmente buena, eso sí, mirándola desde nuestro particular prisma. Que te lleguen reseñas desde sitios tan remotos como Rusia, Estados Unidos o Japón hoy no sorprende a nadie, pero sí es cierto de que no es lo habitual cuándo tú no las has buscado (o pagado). En realidad no ha habido más promoción que las publicaciones que hemos hecho en las redes. Hasta dónde está llegando el disco es gracias al «boca a boca» y al interés de la gente, del público y de algunos medios (a los que estamos agradecidísimos, por supuesto). Y aunque sólo hayamos asomado una patita por la puerta, saber que no hemos tenido que ponernos la piel de cordero para engañar a nadie y poder entrar, creo que, cuando menos, es para hacer una lectura positiva y decir: Nuestra música no ha podido llegar a más gente, pero a la gente que ha llegado, parece gustarle su propia naturaleza.
 
 MK: ¿Es Catro pregarias no albor da Lúa Morta un álbum conceptual o aúna varios temas del folclore gallego?
 
MILETH: El disco se presenta como un viaje cíclico entre la vida y la muerte. En un principio no había una idea preconcebida de hacer un álbum conceptual (y en realidad no lo es), pero trabajando en él nos dimos cuenta de que los temas seguían una evolución natural a nivel lírico, sólo teníamos que terminar de cerrar el círculo, por lo que se hicieron un par de canciones más para darle ese hilo de unión a las canciones que, efectivamente, se presentan como temas mitológicos, costumbristas o folclóricos. Pero ésa es sólo la corteza del árbol. Es en el sentido figurado de las letras y en su simbolismo, en dónde se va tejiendo ese hilo argumental. Que, en realidad, sólo es un recurso más para ayudar a transmitir con la música esas emociones que pretendemos que de ella emanen.
 
MK: Sabemos que uno de los rasgos característicos de MILETH es el empleo de la lengua gallega, algo que particularmente me encanta. A pesar de ello me veo en la tesitura de no terminar de comprender las letras de las canciones y aquí es donde deseo que me prestéis vuestra ayuda. O Son Do Buxo Baixo A Sombra Do Xistral es el tema que abre el álbum con una introducción muy ambiental y que va cogiendo fuerza conforme pasan los minutos. ¿De qué nos habla esta canción exactamente a través de los coros de las mujeres? ¿Qué instrumento suena al final del tema?
 
MILETH: Hahaha, sí, las letras son complejas de comprender, hay galegos que les pasa lo mismo a pesar de contar con la ventaja de conocer el idioma, no te preocupes, te cuento. Son letras que recurren mucho a la metáfora, a la imagen, al símbolo… buscando más despertar una emoción que narrar una historia. En O son do buxo baixo a sombra do Xistral nos valemos de la leyenda que narra cómo se crearon estos valles, para poder establecer un diálogo entre un viajero que comienza su camino y los elementos. La leyenda cuenta como los tres hijos del dios de esta montaña luchan entre sí con el fin de convertirse en dios del agua. Estos son representados como tres ríos que nacen en un manantial en lo alto de esta sierra y descienden por los valles hasta llegar al Mar Cantábrico. El caminante inicia un camino siguiendo la senda de estas aguas que le susurran estas historias mientras va dejando atrás su hogar, sus raíces, su alma máter. La temática de la canción no es la leyenda en sí, sino el nacimiento, el inicio de una nueva vida, la marcha de tu hogar y las incertidumbres del camino que aún está por andar, un camino que retorcido y sin vuelta atrás, como el propio curso del río.  
 
La canción, al contrario de lo que ocurre a lo largo del tema que desemboca en ese torrente sonoro final, remata de forma minimalista con sólo dos instrumentos sonando ante un viento que acalla el sonido de este manantial hecho río y que había alcanzando ese estatus divino anhelado, pero estamos ante su desembocadura en la mar y debe rendir sus plegarias a un nuevo elemento. Estos instrumentos son un bouzouki y, supongo que es por el que preguntas, unas culleres (cucharas) de madera de buxo (bujo) que, por un lado simbolizan con su sonido los pasos de nuestra protagonista, y por otro la abundancia, lo aprendido en el camino, la sabiduría; pues no puedes parar o retener todo el agua del río, pero sí puedes recoger una pequeña cantidad en una cuchara y beber de ella. Las culleres son instrumentos que, a pesar de su uso doméstico, forman parte de los instrumentos tradicionales de nuestra tierra.  
 
MK: Inspirada por el nombre me atrevo a concluir que De bruma e salitre tiene algo que ver con el mar, ¿qué historia esconde este tema donde parece haber una mayor predominancia del teclado?
 
MILETH: Sí, tiene que ver con el Mar Cantábrico, pues esa historia que continúa nos ubica ante él. Pero no es el principal protagonista de esta canción, es el viento Nordés quien ocupa este lugar. En esta zona la bruma suele cubrirlo todo y sólo este viento es capaz de levantarla dejando ver una tierra llena de secretos escondidos por la niebla y borrados, en sentido figurado, por el salitre. A través de la recreación de la historia de los Egovarros Namarinos, clan castrexo que habitó estas tierras antes de ser sometidas por el Imperio Romano, se personifica en estos elementos el maltrato que ha sufrido (y sufre) el patrimonio natural, histórico y cultural por parte del humano.


MK: Sin olvidarnos de tema a tema debemos hacer un inciso. De bruma e salitre ha sido galardonada dos veces en dos certámenes de videoclips distintos, ¿cómo os sentís al comprobar que no solo el mundo del metal sino el del arte valora considerablemente vuestro trabajo? ¿Cómo os sentís?
 
MILETH: Siempre hemos considerado el arte visual como un elemento más de nuestra propuesta musical y lírica. Dentro de nuestras inquietudes estaba la de hacer un videoclip. Hicimos un guión, algunas pruebas y nos dimos cuenta de que el proyecto se nos quedaba grande por lo que buscamos a alguien que pudiese hacerlo. Al ver los trabajos de Xaime Miranda nos quedó claro que teníamos que trabajar con él, le presentamos el proyecto y aceptó encantado. Lo llevó a su terreno y captó de forma magistral ese doble hilo argumental del disco, también subyacente en este De bruma e salitre. No siempre la imagen y la música van de la mano al querer expresar emociones, pero aquí creo que se ha conseguido y pueda que sea eso mismo lo que ha cautivado a la gente y a los certámenes de cine en dónde ha sido premiado, independientemente de que la música sea metal. Creo que gracias a esto, equipo de rodaje y banda, hemos abierto alguna que otra mente, y más de uno ha conseguido encontrar cosas atractivas en un género al que jamás se acercaría si no fuese a través de este vídeo.   
 
Lo que hicimos por pura motivación artística se ha convertido sin quererlo en la mayor (o única) arma promocional con la que ha contado el disco, todo hay que reconocerlo, no por los premios, sino por la respuesta de la gente. Aunque sinceramente, los premios probablemente tendrían más repercusión si nos tratásemos de una banda de cualquier otro estilo. En cualquier caso, aunque no tuviese repercusión, habríamos estado igual de satisfechos con él.
 
MK: De morto e espiral silencio me resulta un tema muy místico e introspectivo, la persecución junto con la zanfona y la voz profunda del vocalista invocando a algún espíritu me traslada a un tiempo remoto y mágico. ¿A quién pretende despertar nuestro protagonista?
 
MILETH: Es un canto que anuncia el fin de la etapa oscura y la llegada del Imbolc, festividad que aquí aún se celebra con una ritualística de carácter ancestral encarnada en la festividad del Entroido, vivo en su esencia en algunos puntos del rural gallego.
 
MK: En Esperta, Letárxica E Erma Fraga! parece ser que quién pretendía ser despertado lo ha sido. En esta canción se vuelve a la carga con unos ritmos mucho más rápidos y una presencia mayor de las voces guturales. ¿De qué va exactamente?
 
MILETH: Es ese despertar de la tierra, que antes te comentaba. A nivel introspectivo, simboliza también nuestro despertar personal y como banda. Si el disco comienza en los lugares en donde MILETH nació y dio sus primeros pasos (bajo los valles de O Xistral, en ese pueblos marineros de la costa cantábrica…), es más tarde entre Compostela y Vigo en dónde crecemos como grupo y desarrollamos nuestras composiciones iniciales.
 
MK: Ela, Que Camiña Sobre As Raíces Do Frío Inferno posee un toque folkie pero más crudo y blackmetalero. Su título ya nos adelanta que la protagonista de esta historia va a sufrir un camino complicado. ¿Cuál es la historia de la protagonista de este tema? ¿En qué os inspirasteis para escribirla?
 
MILETH: Y tan complicado, este tema nació como instrumental, se cambió para adaptarlo a una voz, y se desechó. Decidimos recuperar la idea de su concepción instrumental precisamente porque nos encajaba en esta parte de la historia ya que estaba inspirado en el tortuoso camino que las almas hacen en el llamado Inferno Frío, un particular purgatorio en donde el mundo de muertos está conectado con el de los vivos. Nuestro camino ha discurrido entre sombras, a veces enmarañándonos entre raíces, y esos presagios de muerte que anuncia el aullido del lobo al principio del tema, siempre nos han acompañado. Aunque en realidad, la mayor parte de bandas de nuestro gremio solemos caminar vivas en un mundo de muertos.
 
MK: Sin perder la esencia del black y del pagan metal Petros, Axioma Da Terra hace acto de presencia para seguir deleitando a los mayores fans de este estilo. Una combinación, que como siempre, resulta interesante con la voz de Dana y los guturales de Marcos. Una vez más nos vemos en la necesidad de que os alumbréis sobre el contenido de este tema con una parte instrumental que resulta mucho más folclórica.
 
MILETH: Si bien, habíamos transformado la mayor parte de los temas desde su concepción, éste siempre nos había funcionado bastante bien desde un principio, pero como nos gusta darle a todo mil y una vueltas quisimos ir más allá y aportarle más fuerza respecto a la versión que habíamos grabado en la demo. A nivel rítmico es uno de mis favoritos, y justo ahí fue en donde quisimos dotarlo de más significado ya que tiene un importante componente de arraigo con nuestras raíces, por lo que focalizamos nuestros arreglos en la percusión. La participación de Xulia Feixoo, reconocida percusionista gallega, en este tema ha sido simplemente brillante y creo que le confiere esa sonoridad que buscábamos. Al mismo tiempo el haber prescindido de teclados le confiere un aire un poco más crudo, contrarrestado por las melodías de arpa y vientos que le dan ese aire más bucólico en esta continua sucesión de contrastes sonoros. El haber contado con colaboraciones de amigas y compañeros del mundo folk ha enriquecido mucho este trabajo, dándole un carácter mucho más orgánico.
 
MK: Ya en los albores del final de álbum tenemos Da Mitoloxía errante: ITH que supongo trata de Ith, uno de los hijos del caudillo celta Breogán. ¿Relata esta canción el viaje de Ith desde Brigantia hasta Eirín?
 
MILETH: Sí, así es. Otro mito que recogemos para hablar de la muerte, que la tuve muy presente mientras trabajaba en esta canción. Retomando la historia «conceptual» del disco, es el punto del camino en dónde el viajero se encuentra con su propia muerte.
 
MK: No albor da lúa es el penúltimo tema del disco y uno de mis favoritos ya que destila precisamente el misticismo que creo que acompaña a todas vuestras composiciones y personalmente me eriza el vello. Aquí escuchamos de nuevo un coro que parece encontrarse alrededor del fuego mientras Dana nos dice algo. ¿De qué se trata? ¿Cuál es la importancia de este álbum y por qué aparece antes del final?
 
MILETH: En realidad no es Dana, es una de sus hermanas que actúa en dos momentos del disco para encarnar diferentes papeles. Aquí ella es la voz de ese caminante, es la voz del alma, el quinto de los elementos que había estado implícito en esas cuatro plegarias al auga, al aire, a la tierra y que ahora, a través de las llamas que iluminan este rito de o abellón, continúa su viaje al Alén, al más allá.
 
MK: Cuarta Pregaria Na Lúa Morta (Versión Acústica) es una canción de letra intensa, de este sí hay letra en internet, cuya versión acústica me fascina con la voz de Dana. Cuarta Pregaria forma parte de vuestra primera demo junto Esperta! ¿Por qué habéis decidido incluir ambas canciones en vuestro álbum debut? ¿Qué importancia tienen para la evolución musical de MILETH?
 
MILETH: Decidimos incluir ambas canciones porque son parte de esa otra historia paralela que es la nuestra como grupo, tienen su propio peldaño en esa escalera y si faltase uno no podríamos ni subir, ni bajar y ya hemos estado demasiados años en ese purgatorio. Además, ese primer trabajo era una maqueta, el disco lo grabamos principalmente para saciar nuestras ganas de oír las canciones grabadas en condiciones, no hicimos esto condicionados por lo que la gente pensaría, hemos hecho el disco que nosotros querríamos escuchar.

 
MK: ¿Por qué habéis elegido una versión acústica de un tema “antiguo” para cerrar este disco?
 
MILETH: El disco termina con esa leyenda que cuenta que las almas de los guerreros muertos viajaban a la luna para regresar a la vida reencarnados en abejas durante el período de la Luna Muerta. Después de ese último acorde de arpa con el que termina de girar el CD (si vuelves a darle al play, claro) el disco debería volver a sonar, volverá a brotar agua del arroyo y una nueva vida renacerá. La rueda vuelve a girar. Cuándo escuchas un disco por segunda vez, siempre encuentras cosas que no habías escuchado en la primera, y así repetidas veces. Es aquí en dónde el concepto se completa con la idea de que vida y muerte es un continuo, un camino que se anda una y otra vez, pero cada nuevo caminar no partes de cero, ya que posees el legado de todos los que han ido construyendo ese mundo. A lo largo de estos años, nos hemos ido encontrando con parte de ese  inmenso patrimonio cultural construido por nuestros antepasados y del que, con esa cuchara, hemos intentado atrapar algo de su esencia para poder revivirlo, aunque sea dándole una nueva forma.
 
Cuarta pregaria na Lúa Morta la seguimos tocando en su versión «metálica», pero en el disco creímos que adaptarla a acústico sería una buena opción para remarcar esa idea de dos mundos opuestos pero en conexión: el de la vida, más duro, más áspero, y éste, el de la muerte, más etéreo, impalpable, incluso más agradable. 
 
MK: No puedo acabar esta entrevista extensa sin preguntaros cuáles son vuestras próximas fechas y si entra en vuestros planes visitar Murcia.
 
MILETH: El 2 de noviembre estaremos en Madrid junto a Cuélebre y justo después aquí en Galicia en los Premios Narf de la música, en los cuales hemos sido nominados. Por ahora no tenemos planificados más conciertos en España, para el año visitaremos Portugal y estamos negociando alguna otra fecha en el extranjero, aunque por la propia fisionomía del grupo tenemos limitadísimo el poder girar. Aún así siempre que hay una buena propuesta hacemos lo posible por poder subirnos a cualquier escenario. Pero esas no abundan, la verdad.
 
MK: El diez de octubre vais a publicar un lyric video, el primero de este álbum, ¿podéis adelantaros algo de él? ¿tenéis planeado sacar más?
 
MILETH: El lyric video de O son do buxo baixo a sombra do Xistral está firmado por Xoio Carmesí, artista gráfico del disco, el cual ha dado movimiento a todo ese arte conceptual creado para portada y libreto (y más que ha hecho exclusivamente para el vídeo). Creo que ha hecho un trabajo formidable y le ha dado la guinda a un pastel que nunca habíamos creído que le resultase apetecible a nadie, la verdad.
 
MK: Supongo que estáis totalmente centrados en la promoción de esta abismal obra pero ¿tenéis ya algo entre manos para un próximo trabajo?
 
MILETH: La verdad es que no estamos apostando demasiado por la promoción, más allá de crear estos pequeños trabajos, los cuales quitan demasiado tiempo para luego ver como pasan por las redes de una forma muy fugaz. Y, aunque creo que podemos darnos con un canto en los dientes, ya más de uno nos tiene regañado por no aprovechar el tirón, promocionarlo a tope y ver si suena la flauta. Pero no podemos apuntar alto, como antes te decía, no podríamos girar mucho más de lo que ya lo hacemos, ni queremos aspirar a salir en medios más masivos para ser más populares. Hay cosas mejores en las que invertir tiempo y dinero. Lo que nos motiva es hacer las cosas para divertirnos, no tenemos ninguna prisa, lo que hacemos con el grupo nos aporta unas experiencias geniales, pero la vida manda, y tenemos una realidad en la que sólo durante pequeños suspiros nos podemos permitir sumergirnos en estos mundos, por lo que habrá que esperar a que la rueda vuelva a girar. Puede que en alguno de esos caminos encontremos un nuevo disco.
 
MK: En líneas generales: ¿Qué supone este disco para MILETH?
 
MILETH: Para MILETH supone encender una pequeña luz hacia el mundo, aunque sea la de un remoto faro casi invisible entre las nieblas marinas. Personalmente es poder mirar con orgullo ese inmenso mar desde ese mismo faro que he construido con mis compañeros y compañeras, que aunque pequeño, es nuestra personal torre de Breogán, un pequeño mundo que hemos hecho a nuestra medida y, como en el mejor de los hogares, nos sentimos de maravilla en él.   
 
MK: Muchísimas gracias por vuestro tiempo. Si deseáis añadir algo es el momento.
 
MILETH: Muchísimas gracias a ti, Pilaria, ha sido un placer encontrarse con unas preguntas tan interesantes. Apertas fortes!

Enlaces de Interés: