Desde que la idea se convirtió en obsesión habían pasado unos meses. Durante ese tiempo, sucedieron una serie de cosas que determinaron por completo su forma de actuar desde ese instante. A la vez que era despedido del laboratorio por plantear la teoría de unión de dos cerebros humanos en un solo cuerpo, perdió el hogar que tanto le costó construir y la familia por la que sin dudarlo un solo instante moriría. Convertirse en un homeless no le causo temor alguno. De hecho, lo acabó catapultando directo a realizar el experimento que sin duda creía que cambiaría la historia de la humanidad. Tomó como hogar las viejas instalaciones del antiguo hospital. Sabía que había material dentro que le haría falta. Tan solo le hacían falta dos personas. Debido a su nueva condición social, no le fue complicado hallar a dos desgraciados para la tan revolucionaria actividad. Ahora, miraba con orgullo a sus pacientes. Cierto era que había muerto, pero para hacer una tortilla había que romper varios huevos. Más temprano que tarde conseguiría su empresa. Además, ¿quién iba a echar de menos a cualquier vagabundo de la zona…

 

Bienvenidos al universo de Xenos.

 

El 24 de enero de 2020, verá la luz el primer trabajo de los thrashers XENOS llamado Filthgrinder.

 

La agrupación está compuesta por: Ignazio Nicastro (bajo y voz), Danilo Ficicchia (batería), Giuseppe Taormina (guitarra).

 

Ay señor llévame pronto. Parece mentira que metidos ya en 2020 uno se llegue a encontrar con cosas así. A ver camaradas, casi todos estaréis pensando que toca despelleje sin miramientos a los italianos por ser una banda de «metal apaleador» nacida en la actualidad. La respuesta es sí y no. Me explico. El conjunto no lo hacen nada mal. Las composiciones contienen unas muy buenas pinceladas de técnica extra que hace que el viaje musical se haga agradable. El problema ha venido a mano de la producción, y por qué no decirlo de la «garganta» de Ignazio Nicastro. Al leer esto ya os cuadra algo la primera frase que habéis leído de este párrafo ¿verdad? Con vuestro permiso, voy a desarrollar un poco más. No sé si el sonido que destroza lo que de otra forma hubiese sido un disco a tener en cuenta ha sido premeditado. Espero que no, porque hay que tener pocas luces para permitir algo semejante. Desde luego, si pretendían desprender hedor a vieja guardia sin medios para grabar lo han conseguido con creces. Para más inri, los forzados y mal introducidos fade out en Birth Of A Tyrant y Angel Of Silence no ayudaron para nada para que subiese los enteros. Ahora, voy a pasar a comentar las «cualidades» de Ignazio. Tengo la sensación de que hoy por hoy, para cantar el género anteriormente mencionado o hay que usar voces altas o cantar regular. Vale que se sea limitado. Hetfield, por poner un ejemplo lo es, mas en su época dorada no se le podía toser. Su barítono rasgado no fallaba y la introducción en vivo de pinceladas de guturales dejaba traspuesto. ¿A este hombre y a los frontmen de «metal apaleador» actuales qué les pasa? Que alguien me lo explique. En su favor, voy a querer pensar que la persona que estuvo detrás de la mesa de mezclas no solo estropeó la música sino también su labor «gritando» al micrófono.

 

Ante tal largo discurso, si alguno de vosotros resulta que se ha quedado confuso y no sabe si darle una oportunidad al redondo que protagoniza la reseña que ahora estáis leyendo, voy a proceder a despejaros las dudas. Sí amigos y amigas, debéis de dársela al power trio. Aquí hay talento de sobra. No obstante, es necesario que pulan los defectos que os he relatado en el párrafo anterior.

 

Los riffs son intensos, efectivos y cuando la ocasión lo requiere intrincados. Ah, tampoco tienen miedo a introducir pasajes acústicos como en Soldado, demostrando Mr Taormina que sabe muy bien lo que hace cuando agarra sus seis cuerdas. Asimismo, poca broma con los solos.

 

Tan iracundo como ratonero resulta la forma de vociferar de Ignazio Dicastro. Cumple a duras penas con su función.

 

A medio gas o a up tempo de pulso lento aporrea el kit de tambores Danilo Ficicchia. Su forma de tocar es correcta a secas.

 

Destacaría la genial Post Apocalypse Breed como lo mejor del Long Play. Cuando la catéis sabréis por qué.

 

Obsesos del thrash metal, tal vez existan fallos garrafales, pero éstos no son estructurales. Vuelvo a repetir, son buenos y merecen vuestra atención.

 

 

Puntuación

6,5

 

Tracklist

Soldados

Filthgrinder

Post Apocalypse Breed

Birth Of A Tyrant (feat. Jeff “Mantas” Dunn)

So Old, So Cold

Iconoclast

Angel Of Silence

Peace Sells (Megadeth cover)

Of Magma And War (feat. Si Cobb)

Autores:

Redactor

Chus