La maquinaria de guerra llamada WARBRINGER está de vuelta con un sólido cañonazo: Weapons Of Tomorrow. La banda, formada en 2004, es una de esas bandas nacidas en la década de 2000 como Havok, Evile, Bonded By Blood o Angelus Apatrida. New wave of thrash metal, o algo así, le llaman. El caso es que los californianos no han perdido el tiempo en estos 16 años de historia, entregándonos su sexto (6º) LP, que ahora me atañe. Lo editó Napalm Records el pasado 24 de abril. Con una discografía un tanto irregular, la banda, aunque muy trabajadora, nunca ha sido de mis favoritas dentro de esta nueva ola de thrash metal.

 

Pero este Weapons Of Tomorrow me ha hecho cambiar completamente de opinión. Porque creo, sinceramente, que es su mejor disco hasta la fecha. Es verdad que los trallazos Waking Into Nightmares o Woe To The Vanquished me dejaron muy satisfecho, pero el resto de su trabajo me llegaba a resultar un poco monótono o lineal. Esto lo han solucionado de un plumazo, creando un álbum que deja entrever tonadas blackmetaleras, como la «balada» Defiance Of Fate o Heart Of Darkness, dos piezas que superan los 7 minutos de duración y donde la banda muestra su faceta más extrema y experimental.

 

John Kevill se desgañita a base de bien con unos shrieks oscuros y blasfemos mientras que la batería de Carlos Cruz nos martillea constantemente con salvajes blast-beats y demás virguerías a los tambores. Las guitarras son afiladas y la sección rítmica es bastante remarcable, así como las partes limpias. Los solos son también bastante técnicos y rápidos, recordándome a veces al maestro Alex Skolnick, de Testament. La producción es endemoniada. Suena a la vieja escuela, pero con una producción moderna. Todo en su sitio. Especialmente bien suenan los tambores de Carlos. Sin duda los aportes estilísticos del black al sonido clásico thrash americano de WARBRINGER le da una nueva dimensión, mucho más variada y dinámica. La banda sigue hablando en sus letras de la violencia, muerte y guerra, como en Glorious End o el single The Black Hand Reaches Out, con temáticas sobre la Primera Guerra Mundial.

 

 

Junto al trabajo de las guitarras luce por encima del resto la voz de John, que es muy dinámica y enfática. Ese estilo narrativo en temas como Heart of Darkness o Glorious End, con una especie de diálogo entre padre e hijo sobre la guerra, confiere al trabajo un final épico y dramático. Sin olvidarnos de su parte más «heavy», con esos gritos en falsete hasta su vena más thrasher como en los temas Crushed Beneath The Tracks o Power Unsurpassed (dos puñetazos directos a la cara), WARBRINGER nos entrega un trabajo maduro, variado y con cierta evolución respecto a su sonido primigenio, mucho más centrado en el thrash metal de toda la vida. Ahora podemos disfrutar de algunos elementos nuevos que le aportan mucha oscuridad, agresividad y frescura a partes iguales.

 

En definitiva, suenan más oscuros y experimentados. Teniendo en cuenta tal vez un excesivo minutaje (51 minutos), el disco se hace ameno y muy atractivo tras las escuchas. Prepara tu cuello para esta nueva descarga de WARBRINGER, porque ha vuelto para demostrar que es una de las bandas de thrash metal actuales más en forma. No te defraudará. Recomendado. 8/10.

 

Tracklist

Firepower Kills

The Black Hand Reaches Out

Crushed Beneath the Tracks

Defiance of Fate

Unraveling

Heart of Darkness

Power Unsurpassed

Outer Reaches

Notre Dame (King of Fools)

Glorious End

 

Enlaces de interés

Bandcamp | Deezer | Facebook | Homepage | InstagramSpotify | Twitter | YouTube

Autores:

Redactor y fotógrafo

Rubén Montejo