Los seguidores del post-rock están de enhorabuena. Hoy nos encontramos ante, posiblemente, el mejor álbum del estilo de este 2020 (y eso que faltan algunos meses para que termine el año). Los alemanes LONG DISTANCE CALLING (LDC a partir de ahora) han vuelto a hacerlo. Su anterior trabajo, Boundless ya me pareció un trabajo de 10. Difícilmente superable. Ahora vuelven con How Do We Want To Live?, su séptimo (7º) trabajo de estudio, editado el pasado 26 de junio por la discográfica Inside Out Music.

 

¿Se han vuelvo a superar? No puedo afirmarlo decididamente. Pero es otro trabajo de 10. Si con Boundless, LDC volvieron a su sonido puramente instrumental después de un experimental y tal vez, extraño Trips (donde incluyeron voz en prácticamente todo el trabajo), ahora con How Do We Want To Live?, los de Münster han decidido tirar por unos derroteros más cercanos a la ciencia ficción, la tecnología y, cómo no, la reflexión respecto a la actual situación de pandemia por la COVID-19. En general, en cómo queremos vivir. Así, sin medias tintas.

 

Curiosity is a real bastard. Así comienza este nuevo trabajo de LDC, con una introducción donde se nos posiciona frente a la disyuntiva del progreso. La curiosidad es lo que de hecho te permite sobrevivir. Así, con esta introducción post-apocalíptica llena de claros y sombras, continúa la segunda parte del tema, un inicio majestuoso donde conviven melodías, texturas variadas, riffs poderosos y una épica difícilmente igualable.

 

En Boundless (por cierto, uno de mis favoritos de la banda), LDC optó por endurecer su sonido por momentos y centrarse en la instrumentación. Complejidad, belleza y oscuridad convivían en un álbum maduro, completo, extenso y realmente épico. Ahora la banda ha decidido incluir más experimentación, capas de sonido, sonoridad compleja, electrónica y una temática que gira en torno a la tecnología, la ciencia ficción, la inteligencia artificial y el maldito virus, entre otras temáticas más o menos relacionadas.

 

 

Sus primeros singles prometían. Hazard, Voices e Inmunity son una triada que componen un perfecto resumen de este nuevo trabajo. Especialmente reseñable es Voices, el tema más largo del trabajo (8 minutos) y, tal vez, el más experimental y ambiental que la banda ha compuesto nunca. Acompañado de un videoclip sublime, el tema nos mece por las redes de la inteligencia artificial, el amor, la necesidad, la dependencia y el sexo. Todo desde un ángulo de ciencia ficción post-apocalíptica donde nuestra dependencia hacia la tecnología puede llevarnos a un abismo del que no podremos retroceder. Sencillamente genial.

 

En How Do We Want To Live? solo encontraremos un tema con voz. Se trata de Beyond Your Limits, uno de los mejores temas del trabajo. Con un aura filosófica, esta tonada nos cuenta los pensamientos de una inteligencia artificial. Nos habla de cómo no puede sangrar como nosotros lo hacemos y de quién está jugando a ser Dios. De cómo ha sido entrenada para ir más allá de los límites humanos y de cómo existe por el simple hecho de buscar un sentido más profundo a la existencia y cómo ayudarnos a superar nuestros obstáculos. Se nos explica que no está aquí como una solución o una respuesta y que nos encontraremos al final del camino cara a cara. Una absoluta belleza post-apocalíptica de canción con un mensaje poderoso y de máxima actualidad.

 

LDC siguen incluyendo partes melódicas orquestales de cuerda principalmente en varias de sus canciones, que le dan ese toque preciosista y meloso que tanto me gusta. Sharing Thoughts es un buen ejemplo de ello. Este nuevo trabajo tal vez sea menos «duro» que el anterior Boundless, pero es que su temática así lo requiere. Requiere que las partes enérgicas y las calmadas tengan un especial equilibrio, para así poder adentrarnos en su mundo de ciencia, tecnología e inteligencia artificial.

 

Asombra especialmente la facilidad que el cuarteto alemán tiene para crear diferentes texturas dentro de la misma canción, creándonos sensaciones contrapuestas. La oscuridad y apocalipsis se palpan de principio a fin, pero siempre con partes vibrantes y brillantes que arrojan luz, esperanza y preciosismo. Una auténtica barbaridad de disco, que te estremece sobremanera.

 

Me resulta realmente complicado escribir sobre LDC, ya que es algo más que música. Es una experiencia sensorial que va más allá de lo meramente sonoro. Una auténtica delicia de disco y que, tal vez dentro de unos meses, se convierta en su mejor álbum hasta la fecha. Calidad e ideas no le falta. Totalmente recomendado. 10/10.

 

Tracklist

1. Curiosity (Part 1) (2:56)
2. Curiosity (Part 2) (4:26)
3. Hazard (6:08)
4. Voices (7:54)
5. Fail / Opportunity (3:07)
6. Immunity (5:40)
7. Sharing Thoughts (7:25)
8. Beyond Your Limits (6:24)
9. True / Negative (2:33)
10. Ashes (6:12)

 

Enlaces de interés:

Web | Facebook

 

Por si te lo perdiste: Review: LONG DISTANCE CALLING y su apoteósico «Boundless»

Autores:

Redactor y fotógrafo

Rubén Montejo