Review zenobia vi

 

El nuevo trabajo de la banda riojana ZENOBIA ya está en mi poder y… ¡buff! Qué gran trabajo. De agradecer y aplaudir que en estos tiempos tan difíciles e inciertos, las bandas sigan apostando por la música y por arriesgarse en grabar y editar discos.

 

Estamos delante del sexto trabajo de la ZENOBIA, cuyo título no es casual que sea VI y que después de varios cambios de formación a lo largo de su carrera, se ha reinventado y nos ha dado una lección de cómo se hace música hoy en día. Muchos pensaron que después de la marcha de Victor de Andrés, camino de los Mägo de Oz, la banda acusaría el golpe, pero todo lo contrario, han introducido a Marcos Lorente y Mario Suarez a las guitarras (sí, dos guitarristas) y han convertido la banda en sexteto ¡¡y se han marcado un discazo!!

 

La portada ha corrido a cargo del artista francés Pierre-Alain D. y la verdad es que me resulta cautivadora y embrujante. Me da a entender que es un nuevo comienzo para la banda y, siendo honestos, me encanta, me paso horas mirando y pensando en ella. Y en lo músical, pues la producción ha corrido a cargo de Dan Díez. Esto se nota y mucho. Dan, aparte de haber sido guitarrista de los Red Wine en su momento y guitarrista actual de Tierra Santa, tocó el bajo en los propios Zenobia. Y se nota que en tareas de producción es uno de los mejores productores de España actualmente. Ha dotado de un sonido potente y compacto a todo el trabajo. Se nota mucho su mano y a mi juicio, ha hecho un trabajo espectacular, ¡¡sobresaliente!!

 

Estamos delante de 12 temas a caballo entre el heavy metal y el power metal, aunque también tenemos acercamientos al hard rock e incluso a sonidos más actuales. También he de comentar que parece que el paso por Avalanch a Jorge le ha sentado de lujo, ya que tengo la sensación de que está más suelto, más atrevido en la líneas vocales y le ha imprimido un carácter y una emoción a los temas muy acertada.

 

 

Tras una intro, nos encontramos con Sin perder la pasión, un trallazo de heavy / power / hard rock que te deja sin aliento. Creo que este tema es el definitorio de todo el disco, es como si te dijeran de entrada: «nos atrevemos con todo porque todo lo hacemos bien».  Casi diría que es el mejor tema del disco, guitarras dobladas geniales, ritmo frenéticos, teclados tipo hammond geniales y la voz alucinante.

 

Después de esta bofetada, ya no sabes si parar o seguir, y yo recomiendo seguir, ya que tenemos trallazos más power como La danza del Diablo que viene muy al pelo con la situación de no tener conciertos por el momento. Como dicen “y es aquí en el escenario donde explota la pasión, la danza del Diablo, el ruido atronador”. ¡¡¡Necesitamos conciertos ya!!! #culturasegura

 

Y tras esto, seguimos con el Último bastión, el primer single del disco. ¡Y qué single! Temazo de power metal sin más, épico y oscuro y con una letra que puedes adaptar a cualquier época, pero de la que destaco el párrafo “que hasta un rey también puede sangrar”. Baterías a doble bombo brutales y guitarras que arden con el roce de la púa contra las cuerdas. Aunque me repita, ¡¡¡¡trallazo!!!!

 

Tu amistad y No me dejes caer, los dos siguientes temas, son los que más me han dado que pensar en el paso de Jorge por Avalanch… son dos temazos melódicos pero con muchas similitudes con Avalanch. Ojo, no se entienda como crítica, porque son dos grandes cortes, pero guardan muchas similitudes con los Avalanch post Víctor García. Continúa el tema Buscando una Luz y he aquí el acercamiento, para un servidor, de los sonidos más actuales. Me encanta el tema por ser lo más alejado a la tónica del disco y la demostración de que no se han “encerrado” en un estilo, sino que han dado rienda suelta a sus gustos. Ritmos más densos y pausados en comparación con el resto del trabajo y más cambios constantes de ritmo. Tema que cuesta que entre pero cuando lo hace no te deja respirar.

 

Seguimos con la caña con el tema Sigo rugiendo, tema veloz y en el cual destaca sobre todo el resto de la banda los teclados rollo hammond y setentero. Tema con un aire macarra que me alucina y como dice el estribillo “tú no me das miedo”. Jamás es el siguiente tema, con unos teclados que me han recordado muchísimo a los Beast in Black. Es el típico tema que con esos teclados, o lo odias o lo amas, y yo lo amo, ¡sin más! El laberinto es el siguiente tema y vuelven a demostrar que no se quieren encasillar. Vaya tema se han marcado, con ritmos medio industriales, voces de apoyo femeninas y casi marchas militares. Gran tema, otra experimentación que les ha quedado cojonuda.

 

Después de tanta caña y experimentación, toca tomarse un respiro, y con Mi mundo por Volver, nos relajamos con la dulzura de la voz de Jorge y los teclados. Baladon tierno y emotivo que se me hace ideal para futuros directos. Y para cerrar el disco tenemos el tema El príncipe de la oscuridad, el tema más largo del disco, donde desarrollan todas las capacidades de la banda: dobles bombos atronadores, guitarras con riffs vertiginosos, teclados épicos y bajos galopantes, por no hablar de la voz de Jorge, que abarca todos los registros que va desgranando durante todo el disco. Este tema es el broche perfecto a este nuevo trabajo.

 

En resumen, estamos ante un gran disco que se han marcado los riojanos, un renacer quizás después de los últimos acontecimientos dentro y fuera de la banda, y que entrará por derecho en los mejores del año, sin duda.

 

Por si te lo perdiste: Entrevista a ZENOBIA: «Creo que ZENOBIA es mucho más que un único músico»

 

Miembros
Jorge Berceo – Voz
Mario Suárez – Guitarras
Marcos Lorente – Guitarras
Héctor Hernáez – Bajo
Ernesto Arranz – Teclados
Javier Herrero– Batería

 

Tracklist
VI
Sin Perder La Pasión
La Danza del Diablo
El Último Bastión
Tu Amistad
No Me Dejes Caer
Buscando una Luz
Sigo Rugiendo
Jamás
El Laberinto
Mi Mundo por Volver
El Príncipe de la Oscuridad

 

Enlaces de interés: 

Youtube | Facebook

Autores:

Redactor

Enrique Sobrino