Por aquí somos muy de DARK TRANQUILLITY, así que teníamos muchas ganas de catar el nuevo álbum de los suecos que, haciendo un poco de spoiler, ya adelantamos que no ha colmado del todo las expectativas. Pero pongámonos en situación. Lo de que esta banda prácticamente inventó el death metal melódico junto a otras como In Flames o At The Gates ya lo sabéis, así que vamos un poco más adelante. Concretamente, al pasado (y fatídico por otro tema) marzo. Entonces, los de Gotemburgo anunciaron con un comunicado la salida de la formación de Niklas Sundin, guitarrista fundador, que lógicamente había estado presente en todos sus discos desde Skydancer (1993). Así mismo, presentaban dos nuevos integrantes a las seis cuerdas que nos eran ya conocidos por haber sido miembros de gira de la banda: Chris Amott (fundador de Arch Enemy junto a su hermano Michael) y Johan Reinholdz, quienes se sumaban al resto para grabar un nuevo álbum de estudio que sucediera al brillante Atoma (2016).

 

Así llegamos a la grabación de Moment, disco editado a través de Century Media Records, como viene siendo habitual en la carrera de los escandinavos desde el lanzamiento de Projector (1999). Había motivos para ser muy optimistas en cuanto a la recepción de este trabajo. Y es que, siendo Fiction (2007) la obra más redonda de la época moderna de DARK DRANQUILLITY, el nivel en sus últimos discos ha sido siempre como mínimo bastante aceptable, convirtiéndose en una de las formaciones más regulares y sólidas del panorama en los últimos años. No escucharás a mucha gente hablar mal de la banda liderada por Mikael Stanne, algo que es mucho decir.

 

Sin embargo, tengo que decir que, personalmente, Moment no me ha llenado como esperaba. Es un buen trabajo y tiene temazos marca de la casa como Phantom Days o Identical To None. Además, dicho sea de paso, su portada es increíblemente bonita estéticamente. ¿Qué es lo que ocurre? Pues, principalmente, que se trata de un disco tremendamente irregular. Si lo comparamos con su inmediato predecesor, Atoma, un disco que está en mi pódium personal de su discografía y al que no le sobra ni una nota, Moment adolece de unas subidas y bajadas que hacen que haya temas que pasen sin pena ni gloria.

 

Da rabia, porque el disco contiene todos los ingredientes para ser otro Atoma: está genialmente producido, Mikael está pletórico a las voces y tiene riffs de teclados memorables, de esos que tanto nos gustan. Aun así, encontramos un segundo corte como Transient que, aunque gana enteros con las escuchas, se queda en un “quiero y no puedo”. Misma sensación que con la melancólica The Dark Unbroken, donde replican una fórmula tan pulida y desarrollada que realmente es imposible cagarla (extensible a todo el disco), pero que esta vez denota ciertos síntomas de cansancio. Y es que entre la copia o la original, te quedas con la original.

 

Pero a este Moment todavía le quedan, nunca mejor dicho, momentos memorables. Uno es la delicada y preciosista Standstill, que pese a ser un tema más pausado y menos agresivo, tiene el punch que en general se echa en falta en el álbum. Esos teclados hacen magia. Ego Deception y A Drawn Out Exit (vaya cambios de ritmo en esta última) mantienen bastante el tipo, siendo ambos cortes muy dignos, pero Eyes Of The World, pese a un bonito solo de guitarra, cae en la más absoluta irrelevancia. Por último, destacaría Failstate, donde de nuevo tiran de fórmula y queda un tema bastante disfrutable, de esos para pasarlo bien en un pogo, que debería ir en los repertorios de una futura gira, así como Empires Lost To Time, un corte marcado por sus punteos de guitarra y atmósferas. Estas dos, pese a llegar casi al final, son canciones muy rescatables de un disco inconstante y desigual, pero que se mantiene a flote gracias a su indiscutible calidad.

 

Cuatro años de espera han hecho falta para tener entre nosotros el nuevo trabajo de este transatlántico del death metal melódico. Eso sí, si tuviera que valorar este Moment de cero a diez, su nota sería un notable bajo y solo gracias a que, como decía al principio de esta reseña, somos muy de DARK TRANQUILLITY.

 

 

Tracklist:

Phantom Days
Transient
Identical to None
The Dark Unbroken
Remain in the Unknown
Standstill
Ego Deception
A Drawn Out Exit
Eyes of the World
Failstate
Empires Lost to Time
In Truth Divided

 

Enlaces de interés:

Web | Facebook | Instagram

Autores:

Redactor

Alberto Zambrano