«Hoy es siempre todavía, toda la vida es ahora. Y ahora, ahora es el momento de cumplir las promesas que nos hicimos. Porque ayer no lo hicimos, porque mañana es tarde. Ahora.» No podíamos empezar esta review de otra forma que no fuera con esta frase del poeta Antonio Machado, pues es la que da nombre a la banda que hoy nos ocupa: HOY ES SIEMPRE TODAVÍA. Este cuarteto es lo que podríamos llamar un supergrupo de la escena nacional, ya que está formado por integrantes de formaciones diversas que han logrado repercusión. Ellos son el vocalista Fernando Lamattina (quien toca la guitarra en Svdestada y se atreve ahora con esta faceta), el guitarrista Óscar Molina (Docka Pussel), el bajista José Miguel Ocón (Catorce y De La Cuna A La Tumba) y el batería Luis Ruiz (Catorce, Neter y Carving Colours).

 

Satori es su LP debut, publicado a través del sello andaluz The Braves Records. Este ha sido grabado y mezclado en Sadman Studio por Carlos Santos y masterizado por Brad Boatright en Audiosiege (Portland, Oregón). En él encontramos diez cortes que podríamos definir como una montaña de emociones transmitidas a través del post-hardcore, el post-rock y el screamo, pero sin poner barreras a otras influencias, logrando un sonido muy definido y personal. ¿Letras profundas? Aquí es. Y es que Satori (que literalmente significa «comprensión») narra de forma desordenada la caída y resurrección que se vive al atravesar una depresión. La voz de Fernando le sale de las entrañas, reflejando una angustia con la que es difícil no identificarse. Además es muy versátil, ya que incorpora varios registros pasando del hardcore al puro speech, destacando el final de Arrecife.

 

Instrumentalmente, como decimos, la banda aúna con facilidad diferentes rasgos de estilos como el hardcore melódico, que se aprecia sobre todo en Posdata o en la homónima Satori, donde colabora el vocalista Kantz, de Tenpel o De La Cuna A La Tumba. También hay temas muy post-rockeros que se aproximan más a proyectos anteriores de algunos los miembros, como es el caso de Hojarasca o Aguacalma, pero con ese toque a caballo entre el hardcore y el screamo que aporta la voz. Una cosa que llama la atención es que, debido a las influencias de Luis, la batería es más tech de lo que suele serlo en este tipo de bandas, otro elemento más que los hace especiales. Por otro lado, tenemos un cañonazo puramente hardcore punk como Inercia, que separa las dos mitades del disco. En definitiva, mucha variedad estilística que a veces los acerca a bandas tan dispares como Converge o Touché Amoré. Incluso hay algún breakdown por ahí que deja claro que la banda no se cierra absolutamente a nada.

 

 

El tándem formado por Bandera Blanca y Carnehueso me parece un auténtico vendaval y viene a confirmar el acierto que ha supuesto la creación de HOY ES SIEMPRE TODAVÍA. Agresividad, atmósfera y sentimiento a partes iguales en dos temas que son difíciles de analizar o etiquetar. Arte y creación en estado puro que ojalá podamos disfrutar en directo más pronto que tarde. Mientras, no dejes de echarle una escucha a Satori si te gusta cualquiera de estas tres cosas: el hardcore, Viva Belgrado o las canciones que llegan al alma.

 

Tracklist

1. Epítome

2. Bandera Blanca

3. Carnehueso

4. Aguacalma

5. Inercia

6. Hojarasca

7. Arrecife

8. Satori

9. Posdata

10. Tinta

 

Enlaces de interés

Facebook | Bandcamp

Autores:

Redactor

Alberto Zambrano