El multinstrumentista italiano Karim Federico Sanna nos entrega su tercer álbum Galatea, bajo su proyecto musical UNALEI, donde da un paso más en su carrera musical, resguardado en once nuevas canciones que no dejaran indiferente a nadie, plagadas de folk mediterráneo, rock y sentimientos por doquier. Desde Metal Korner nos pusimos en contacto con él, para profundizar un poco más en este nuevo trabajo.

 

MK: Primeramente, darte las gracias por atendernos y aunque yo os conozco de sobra, para aquellos que aun no os tengan en cuenta, ¿cómo definirías tu proyecto musical UNALEI, para que la gente se acerque a él?

 

UNALEI: ¡Muchas gracias por recibirme en el notable Metal Korner!

 

Definir todo el proyecto en pocas palabras me resulta muy difícil, el nombre mismo tiene diversos significados. Pero, el hecho de que «la gente se acerque» es uno de sus objetivos. Toda la música, no solo UNALEI, me ha dado la oportunidad de conocer a muchas personas maravillosas provenientes diferentes culturas. Y es, en esencia, lo que voy decantando en el último disco Galatea. La comunión y hermandad entre pueblos e individuales. Es fundamental para mí para sentirme aceptado en cualquier lugar vaya, ya que soy un híbrido de nacimiento y no pertenezco al 100% a nada. Afortunadamente todas las zonas de mis raíces tienen en común el echo de asomarse al Mediterráneo.

 

MK: Bajo el nombre de Galatea, nos presentas tu tercer larga duración, donde introduces algunos elementos folk y se aprecia una evolución constante en tu música con respecto a trabajos anteriores como Taedium Vitae. ¿Cómo ha dado un paso adelante UNALEI? ¿Cómo se sitúa este álbum dentro de tu carrera musical?

 

UNALEI: Podemos decir que el proyecto ha dado un paso más desde todos los puntos de vista. Lo importante es avanzar, ya que el progreso en la música no puede terminar nunca. Folk es la traducción bajo forma musical de mi interés personal para algunas culturas, sobre todo de los pueblos mediterráneos así como también de alguno más: las colonias griegas en Italia cuyas huellas aún son evidentes especialmente en el sur, o la Rusia o el Japón.

 

MK: Galatea en la mitología griega es símbolo de tener fuerza, de valentía, de ser capaz… y para crear este trabajo en un momento tan delicado como el que vivimos es toda una odisea. ¿Cómo se refleja este concepto en tu trabajo? ¿Qué guarda para ti el nombre del álbum? Es decir, ¿qué representa Galatea?

 

UNALEI: El significado principal proviene del mito de Galatea y Pigmalión, rey de Chipre. El rey rechazó a cualquier mujer terrenal, ninguna estaba a la altura de sus sentimientos. Entonces, para tener un objeto digno de su deseo al que pueda dirigir sus alabanzas, hizo construir una estatua de la diosa Afrodita, es decir, del amor mismo. Desde el Olimpo, Afrodita vio y reconoció la devoción de Pigmalión y decidió responder a sus oraciones dando vida a la estatua. Al ser la mujer nacida del mármol, se le dio el nombre de Galatea, que según el griego podríamos interpretar como «ella de piel blanca como la leche». Según otra interpretación, el nombre podría indicar «la diosa del mar en calma». Estéticamente, representa una búsqueda humana que solamente se puede alcanzar a través de la intervención divina, concepto motor de este proyecto musical desde su creación. No olvidemos el otro mito de Aci y Galatea, en el que ella es una Nereida, ninfa del mar. Hay un grupo de municipios de la provincia de Catania, en Sicilia, que se llaman «Aci…», porque esa zona está acreditada como el teatro del mito. En Salento hay también dos municipios nominalmente análogos: Galatina y Galatone. Sobre lo que estamos viviendo, ¡bien dicho! Es una Odisea. Como decía al principio, reducir la «distancia» entre las personas en este período es fundamental para recuperar nuestra humanidad. En las redes sociales veo gente conjugando sólo al pasado. Para comprender uno hacia dónde dirigirse en este caos, primero se debe saber de dónde se viene. Tenemos que salir y vivir la vida, apagar computadoras y teléfonos.

 

MK: Otra cosa que ha cambiado en UNALEI, es la forma de edición, pues tu disco anterior fue lanzado a través de My Kingdom Music y ahora has vuelto al principio, al formato autoeditado. ¿Es fruto de la pandemia esta decisión de autoeditarse, porque quizás los sellos no estén mucho por la labor de sacar discos nuevos? ¿O ha sido decisión propia?

 

UNALEI: Había la posibilidad de sacarlo a través de un sello, recibí unas propuestas. Desafortunadamente, a menos que estemos hablando de sellos muy grandes e internacionales, hoy día todo eso no vale la pena. En cualquier caso, piden mucho dinero para desarrollar un trabajo de lo cual la mitad puedes hacerlo a solas. Creo que es mucho mejor encontrar una buena oficina de prensa y eso es lo que hice, recibiendo la ayuda de Marco Gargiulo y su «Metaversus PR». Profesional, eficiente y presente.

 

MK: El álbum ha sido grabado, mezclado y masterizado por Fabio Fraschini y además cuenta con multitud de invitados como Alessandro Sforza de ARS ONIRICA, Dario Vero, Fabio Fraschini (bajo, arreglos, coros) y Massimiliano Pagliuso de NOVEMBRE, Federica Catalano ex LEONORE S. FINGERS… Cuéntanos como ha sido este proceso de grabación en plena pandemia y el trabajar con tantos colaboradores, aunque muchos ya serán amigos.

 

UNALEI: En realidad el disco se grabó entre junio 2018 y enero 2020. Nos salvamos por poco tiempo, el video de Anarada se filmó dos semanas antes de que cerrara todo en Italia. Cada vez, pasar tiempo en el estudio de grabación es una gran alegría y también una terapia para la estresante vida cotidiana. Esta vez las partes instrumentales que tenía que grabar eran más complicadas y en el año anterior a la grabación tenía un ritmo de 4-6 horas diarias de entrenamiento (esto es porque toco casi todos los instrumentos en UNALEI). Aunque el tiempo total fue de 20 días, el proceso tomó tanto tiempo porque encontramos numerosos obstáculos laborales y problemas personales: separaciones, lutos y más.

 

MK: El álbum musicalmente me parece una maravilla, con multitud de instrumentos, idiomas, pasajes cargados de belleza y unas letras que evocan poesía y recuerdos. Pero hablemos de algunos temas en concreto que me gustaría profundizar:

 

Anarada, fue tu primer single, lanzado en formato videoclip, un tema muy alegre, una especie de taranta pasada por el filtro UNALEI, repleta de energía y vigor ¿Por qué elegiste este tema para representar el álbum? ¿Qué hay en el de la música tradicional italiana?

 

UNALEI: Anarada es una ‘tarantella’, tipo de ritmo popular de canciones bailables del sur de Italia. Tienes una larga historia, el nombre se refiere a las tarántulas (para quienes quieran profundizar el argumento). La canción enuncia una serie de citas sobre lugares, personajes e historias relacionadas con el Mediterráneo. Es un manifiesto, una síntesis de todo el mensaje del álbum. Básicamente, el tema gira en torno al mar que, en mi opinión, es la ‘red social’ verdaderamente única del mundo, que conecta a todas las personas y grupos étnicos. Con esta canción, el viaje parte del Mediterráneo y luego toca otras orillas: áreas que simplemente me inspiraron o que tienen conexiones con mi vida: la tercera pista tiene lugar en Dinamarca; luego pasamos por Andalucía hasta llegar a Rusia en el final. El disco termina volviendo al Mediterráneo de nuevo con Anarada con diferente arreglo. Esto representa la circularidad, la unidad que crea el agua en nuestra Tierra. Cualquier lugar puede ser una salida y una llegada.

 

Gloria, cantada en español, hace referencia a un pasaje de tu vida por tierras españolas. ¿La creaste como una especie de homenaje? ¿O como una forma de recordar tu paso por Sevilla? Por lo que veo, aún se te da muy bien hablar español…

 

UNALEI: Una canción cantada en español centrada en Sevilla, la ciudad que más de todas dejó una profunda huella dentro de mí. La letra es muy sencilla, incita a seguir el llamado del instinto y ocasiones favorables nacidas por casualidad, que siempre son las mejores. Gloria también presenta un gran juego de palabras: el título en sí es también el nombre de una hermosa chica sevillana que conocí durante mi etapa española (la canción tiene unos años). Un paso también muy importante está en el verso «si tu sangre no es romana, no hagas que sea una perpetua romería». Todos aquí sabrán que la romería es una tradición católica, frecuentada en España, que consiste en una peregrinación a Roma, o a cualquier santuario cristiano. Lo inserté en la letra porque el término ‘romero’ indica a los peregrinos y podría parecerse también a mi ciudad, ‘Roma’. Entonces, en esta letra voy señalando mi vida como romería porque no importa lo que haga para escapar, siempre me quedo anclado a Roma de una manera u otra.

 

Livida (amore o norte) es una especie de diálogo sobre el amor. ¿Qué representa este corte tan lleno de magia?

 

UNALEI: Tenía que llamarse «Amor o muerte» al principio, para citar la película Lëon de Luc Besson en la que vimos a una bella Natalie Portman en edad de Lolita, ya que el siguiente tema es precisamente sobre Lolita. Es una pista muy inmediata, aunque todas son potencialmente singles. Sobre todo ésta presenta muy un «sabor italiano», es muy «cantautorale». Fue escrito en media hora antes de tocar en vivo en Roma con otra banda, MODERNO. Fue muy inspirado y espontáneo, tanto la letra como la música. Otra canción que se va sumando a los tentativos de exorcizar amores acabados fatal. Pero no se dejen engañar, el cliché de «salió solo por inspiración en un abrir y cerrar de ojos» casi nunca es verdad.

 

En este álbum trabajas con varios idiomas como el italiano, el español, el inglés y el ruso, enmarcado en Aurea Mediocritas, ¿de qué trata la narración que escuchamos en ella?

 

UNALEI: El poema que se escucha se llama «El Rey de Ojos Grises» por Anna Akhmatova. Cuando me enviaron ese audio, noté que a nivel de bpm quedaba perfecto. Lo superpuse y así resultó, como lo sientes ahora. En latín el término ‘mediocritas’ no tiene el valor peyorativo que tiene la palabra ‘mediocridad’ en italiano o español, sino que significa «estar en una posición intermedia» entre lo excelente y lo malo, entre el máximo y el mínimo, y exalta el rechazo de cualquier tipo de exceso, invitando a respetar los «medios correctos». Quizás elegí ese título porque el recitar poesías, especialmente si en la naturaleza, me da una sensación de paz y lleva consigo una atmosfera de vida rural, tranquila y sin pretensiones.

 

 

Por último, parece que a la mayoría de las críticas que he podido leer, Lola, es uno de los temas que más está gustando, personalmente también es uno de mis favoritos del álbum, háblanos un poco del mismo. ¿Qué tiene de especial?

 

UNALEI: No sé, cada pieza tiene su particularidad. Pero entiendo bien por qué eso es lo que más le gusta, especialmente a los viejos fanáticos. Es la canción que más mantiene el sabor de álbumes pasados, con muchos cambios de tempo, arrebatos rápidos y un grande asalto sonoro. Personalmente me gusta mucho esta pieza especialmente cuando tocada sólo con dos guitarras y por su letra.

 

MK: Vivimos ahora un poco a la deriva en cuanto a conciertos y a la música en directo, ya sea en salas, festivales… o streamings (que es lo que se lleva). ¿Cómo estás viviendo esta situación? ¿Tienes previsto presentar el álbum en un futuro o realizar algún concierto en streaming?

 

UNALEI: Sí, me gustaría tocar el disco en directo en una o más ocasiones, pero no me muero por ello. En lo que a mí respecta, la situación de la música en vivo a nivel underground ya estaba jodida mucho antes de la covid. La pandemia ha sido una excusa adicional para abrirnos los ojos sobre lo que está mal. Si alguna vez el mercado discográfico y todos los demás sectores reanudan su plena actividad tendrán que hacerlo con nuevos supuestos. En el caso de la música, empezando por los clubs, que deben equiparse para ofrecer a los músicos un tratamiento digno, una batería, un par de altavoces, soportes de micrófono, amplificadores, caché… o si no, mejor dejarlo.

 

MK: Ha sido todo un placer hablar contigo, las últimas palabras te las dejo a tu disposición.

 

UNALEI: Muchísimas gracias. Invito a los que no conocen el proyecto a escucharme y buscarme en las redes sociales también para tener una charla! Aquí están los contactos donde también pueden adquirir nuestros trabajos: Facebook; Instagram; Bandcamp; Web. ¡Un saludo de vuestro italiano ‘andalú’!

Autores:

Redactor

Juan Ángel Martos