flotsam and jetsam blood in the water

 

Supongo que más de uno se ha llegado a plantear cuales son las motivaciones de un ser vivo para ser un asesino sanguinario. En mi caso, la respuesta es tan simple como complicada a la vez. Hubo un tiempo en que fui humano. Tenía un gran trabajo en un complejo secreto del gobierno. Mi labor era realizar pruebas con ciertas sustancias y personas. No me sentía precisamente orgulloso de lo que hacía, pero la paga eran tan buena que acababa por mitigar mi culpa. Aunque claro, como debí suponer, las cosas tarde o temprano cambian, y siempre para peor. La mañana del 4 de diciembre del pasado año, uno de los «pacientes», en un último y desesperado acto de lucha por sobrevivir, consiguió encerrarme en la cámara mutágena. De ahí salí transformado en un indescriptible engendro. Mis compañeros al descubrirlo no tardaron en acabar conmigo, o al menos, eso creían. Después de un par de balazos en el pecho, me tiraron al lago que había cerca del escondido centro. En unos segundos descubrí dos cosas: podía respirar bajo agua y mi factor de curación era impresionante. Por otro lado ahora, se podría decir que tengo dos mentes, la descarnada y caótica del ser que soy en la actualidad, y la, digamos, racional. La segunda cada vez tiene menos control. Puedo asegurar que pronto, muy pronto las aguas se teñirán de rojo y albergarán a aquellos que me dieron por muerto…

 

Bienvenidos al universo de FLOTSAM AND JETSAM.

 

Madre del amor hermoso. Aún recuerdo cuando con 15 años descubrí a la mítica formación de thrash metal / power thrash metal de Arizona. Fue en un recopilatorio creado por una revista especializada nacional, donde incluyeron el tema Monster de su trabajo de 1997 High. El track en cuestión me llamó la atención, mas no me voló los sesos. Sin embargo, dos años más tarde, me hice con sus dos primeros trabajos, Doomsday for the Deceiver de 1986 y No Place for Disgrace de 1988. Señores, ahí sí que aluciné en colores. No obstante, para bien o para mal, y después de explotar hasta la saciedad los ya nombrados Elepés, les perdí la pista casi por completo.

 

Ahora bien, después de tanto divagar y contar información innecesaria, llegó la hora de la verdad. Resulta que este 4 de junio de 2021 AFM Records lanzó el nuevo trabajo de los americanos llamado Blood in the Water. Un servidor ha tenido la posibilidad de adelantarse y catar el embiste gracias a Metal Korner, y se enorgullece de ofrendaros durante las líneas que ahora estáis leyendo su respectiva review. Algunos estarán sorprendidos, ya que suelo hacer críticas de death, black y grind casi de forma exclusiva, pero mirad, no solo de «Metal Muerto» y similares vive «el Chus».

 

Antes de meternos en manteca, y como es una costumbre clásica mía, vamos a repasar el line up del combo. El conjunto en la actualidad está formado por: William Bodily (bajo), Michael Gilbert (guitarra), Eric A.K. (voz), Steve Conley (guitarra), Ken Mary (batería).

 

Por el amor de Odín, después de acabar de escuchar el Long Play, no sé si he hecho bien en hacerme cargo de la reseña. A ver; de entrada, antes de darle al play, he sido consciente del año en el que estamos, que las personas cambian, y con ello la forma de componer, y de que por supuesto no me iba a topar con algo parecido a lo que practicaban en sus inicios. A grandes rasgos, es imposible negar la solidez en las estructuraciones de todos y cada uno de los cortes del embiste. En serio, aquí no hay relleno alguno. Además, os puedo asegurar que los aproximados 52 minutos de música se pasan volando. No obstante, he de advertir que la rabia de antaño de la banda se ha rebajado muchísimo, dando mayor importancia a la vertiente power (no confundir el «Metal Poderoso» alemán con el americano), y eso me ha chirriado bastante. Asimismo, tampoco reconocía el registro de Erik, mas de eso hablaré un poco más abajo.

 

Si os estáis preguntando si me ha gustado el Larga Duración, la respuesta es un sí cargado de reticencias. Comprendo lo que son ahora y lo hacen bien, pero creo que les falta rabia. Por lo demás, poco o nada negativo que apuntar. Buena producción, artwork amenazador y auténtica ilusión por lo que hacen.

 

Mr Gilbert y Mr Conley se encargan de regalarnos una buena ración de guitarrazos fluidos y afilados. Para lograrlo, emplean dobles armonías y no temen en enseñar si la ocasión lo requiere instantes leves de corte más pausado o melódico. Los solos, como era de esperar, están bastante bien.

 

Como os adelantaba un poco más arriba, no llegaba a distinguir a Erik A.K. Estaba acostumbrado a su tono alto y resulta que lo ha variado, en pos de un barítono rasgado. Los años no pasan en balde, y él mejor que nadie sabrá la razón de hacer las cosas de otra forma.

 

La percusión es tan versátil como comedida. En honor a la verdad, tanto up como mid tempos están muy bien compensados.

 

Mi canción favorita ha sido la directa Brace for Impact. ¡Tremendo cañonazo!

 

Amigos y seguidores de Metal Korner, no voy a decir que es el redondo del año porque estaría mintiendo. Lo que sí es verdad, es que más quisieran muchos hacer algo tan bueno a pesar de todos los años que llevan en la escena.

Nota: 6,5

 

Tracklist

Blood in the Water

Burn the Sky

Brace for Impact

A Place to Die

The Walls

Cry for the Dead

The Wicked Hour

Too Many Lives

Grey Dragon

Reaggression

Undone

Seven Seconds ‘til the End of the World

 

Enlaces de interés

Facebook | Bandcamp | Myspace | Página Oficial | ReverbNation

Autores:

Redactor

Chus