El pasado sábado 23 de octubre teníamos una doble cita con LOS MOTORES y SARATOGA en la mítica sala Malatesta de Santiago de Compostela. Llegamos a la sala a poco menos de 20 minutos para la apertura de puertas y ya se podía ver una larga cola de gente para entrar, se me hizo hasta raro ver cola para entrar a un concierto en una sala por fin ¡¡¡y de pie!!!

 

A las 22h en punto abrieron puertas y fuimos accediendo a la sala, para ver subirse a las tablas para abrir la noche de rock’n roll LOS MOTORES de Vigo. Unos forjados y curtidos en mil batallas y escenarios, venían directos de haber tocado la noche anterior en Burgos. Pero el cansancio no se apreció en ellos, abrieron fuego con Solo una vez más, temazo ya mítico de su disco Caníbal de lo ajeno de allí por 2016, continuaron con Carroñero y Frío con el público ya entrando en calor, después de estar bajo los 7 grados de temperatura que hacía fuera, todo buen rock´n roll sería de ayuda, así que continuaron con otra mítica Noche de lobos, coreada por el público en los estribillos y con Quieres jugar y Revolución.

 

Si de algo estamos seguros es que en este caso los grandes no nacen, se forjan en el camino, como han hecho y siguen haciendo LOS MOTORES. Continuaron repartiendo cera con Jarra vacía Camino al porrón otra de las mas coreadas por los asistentes, también Con algún día caeré. También sonaron temas como Orgullo americano y Debajo de mi casa, haciendo un parón y dedicando unas palabras para los asistentes, dejó claro que en este mundo todos somos iguales aquí o en Japón… y que hay que seguir siendo buenas personas en este mundo que cada día se denota más rancio.

 

Continuaron en su recta final con Nunca quise ser como tú, otra de las más coreadas, Mala Hierba y para poner el broche de oro Si quieres un Amigo cómprate un perro!! Y cuánto hay de cierto en ese gran tema. Con esta gira de 30 años inmortal, estarán en su tour de despedida por varias ciudades que durará dos años, y sin duda esperamos poder verlos de nuevo pronto. Grandes MOTORES!!!!

 

No vale parar!! Así que tras algunos cambios y pruebas, llegaba la hora de SARATOGA presentándonos su último trabajo A-E-T-E-R-N-U-S para el que fue una larga espera poder verlos en directo, por las anteriores restricciones. Pero por fin podíamos disfrutar de nuevo de ellos en directo, y como no podía ser de otra forma, abrían fuego con un tema de este último trabajo, con Una vez fuimos héroes, la cual sobre todo los más jóvenes disfrutaban con ansias, para pasar a una para los fans más antiguos con la mítica A Morir en la cual la sala entera saltaba al unísono de un estribillo ¡a fuego!

 

Continuaron con más clásicos como No sufriré jamás por ti, Maldito Corazón, o El vuelo del Halcón, para de nuevo dar una pincelada de su nuevo rosco con Tres Ahorcados, ya con el cuerpo entrado en calor continuamos saltando y con más ansias que nunca después de tantos meses sin música en directo, y por fin libres de sillas, llegaba la hora de saltar ¡hacia Las puertas del cielo! Con llenazo absoluto, daba gusto ver los ojos brillar de nuevo. Llegaba ahora el momento de gloria para uno que llevaba toda la noche aporreando la batería con ansias y ante la atenta mirada y piropos de los allí asistentes, por ser este el primer concierto con ellos de el nuevo fichaje de SARATOGA, el gran Jorge “El estepario siberiano” uno de los baterías mas reconocidos en España, y no quedó la más mínima duda después de su solo de batería y los aplausos de la gente.

 

Después de este momento de furor, tocaba relajar los ánimos con Si Amaneciera y una sala se llenó de linternas, dando paso después a dos viejas conocidas: Tras las Rejas y Vientos de Guerra. Era el momento de Niko del hierro y su solo de bajo al que nos tiene acostumbrados, ¡ya son años sobre las tablas! Al igual que Jero Ramiro y Tete Novoa, bajamos de nuevo revoluciones con la balada Si tú no estás, otro corte del nuevo disco, para automáticamente no dejar que decaiga el ánimo con Resurrección.

 

Tras un breve bis volvieron con dos hachas para terminar por todo lo alto: El Olvidado de Dios y Perro Traidor. Saludando y agradeciendo a los asistentes mientras sonaba la intro de Maiden, se despedían de una noche de Rock’n Roll de las buenas de las que quedan para el recuerdo, uno por ver a algunas de tus bandas favoritas de nuevo en directo pensarían muchos, pero sin duda y sobre todo lo que más cabe valorar de esta vuelta a los conciertos es el poder volver a compartir con viejos amigos, ver caras conocidas y nuevas, ver sin duda lo más especial que es el brillo que se nos pone en los ojos cuando disfrutamos de lo que más nos gusta rodeados de gente, y sabiendo que cada vez estamos más cerca de poder volver a disfrutar al 200%. ¡Rock On!

Autores:

Redactora

Melisa