Grata sorpresa la que me he llevado con el nuevo trabajo de MINISTRY, Moral Hygiene. Editado el pasado 1 de octubre a través de Nuclear Blast Records, supone una vuelta a la palestra por todo lo alto de Jourgensen y los suyos. Tengo que admitir que desde The Last Sucker (2007), la banda ha estado dando bandazos y editando un material bastante mediocre, teniendo el cuenta el nivel general de la banda a lo largo de sus 40 años de historia. Han tenido que pasar casi 15 años para que la banda de industrial más grande de todos los tiempos nos entregue un álbum a la altura de lo que se espera de una agrupación así.

 

El metal industrial corre por las venas de este Moral Hygiene, con elegancia, sobriedad y algunos momentos realmente violentos y pesados. Comenzando por Alert Level, que es una reflexión acerca de la pandemia de la COVID-19, pasando por la adictiva Disinformation o la icónica y pegadiza Believe Me. Grandes temas que hacen que olvidemos sus discos predecesores: Relapse (2012), From Beer To Eternity (2013) o AmeriKKKant (2018). Admitámoslo, estos 3 trabajos son, posiblemente, los más flojos de la extensísima discografía de MINISTRY.

 

Tengo que aceptar que no esperaba absolutamente nada de Moral Hygiene, por lo que la sorpresa ha sido mayúscula. Sin duda, MINISTRY está de vuelta tras muchos años de mediocridad y falta de ideas. Es verdad que en una carrera tan extensa como la de Al y compañía es harto complicado mantener un listón alto, los altibajos han sido constantes pero nunca los había visto en horas tan bajas como las de los últimos años. Este nuevo trabajo es un soplo de aire fresco y una vuelta a la ilusión por la música de MINISTRY. A Alain Jourgensen le ha sentado muy bien esta crisis global pandémica, sin duda. Eso sí, las letras o algunas temáticas están algo manidas. Pero el universo de la banda y su idea sigue siendo disfrutable.

 

Uno de los momentos álgidos del redondo lo encontramos en Sabotage Is Sex, con la colaboración a la voz del mítico vocalista Jello Biafra de Dead Kennedys. Un tema con un riff machachón, 100% MINISTRY. Pesado, contundente, agresivo, y, por qué no decirlo, con una actitud punk bastante marcada. Encontramos momentos también rudos como en Broken System, recordando a su época más «thrash» de Houses Of The Molé (2004) o Rio Grande Blood (2006) así como una curiosa y muy bien conseguida versión de Iggy Pop y sus Stooges: Search and Destroy.

 

 

El marcado tono industrial del trabajo conjuga genial con las partes más metaleras y eso se ve claramente en temas como We Shall Resist o Death Toll, con un aire a lo Skinny Puppy, que te atrapa y sumerge en ese mundo frío y chirriante del industrial. Para finalizar el trabajo, una nueva oda a la televisión. TV Song #6 repite la fórmula de trabajos anteriores que hace que la nostalgia se aproxime más aún y sientas que has escuchado un gran trabajo de MINISTRY antes de volver a darle al play.

 

Es verdad que se echan de menos músicos del calibre de Paul Barker, Mike Scaccia, Paul Raven o Chris Connelly… esos tiempos no volverán. Pero hay que admitir que MINISTRY siempre han tenido buenos músicos en sus filas y actualmente, con Roy Mayorga a la batería y John Bechdel al teclado, MINISTRY tiene cuerda para rato. Jourgensen acaba de cumplir 63 años. ¿Veremos más discos de MINISTRY? Viendo el nivel en Moral Hygiene, no me extrañaría ver alargada su discografía durante unos cuantos años más. Así lo espero como fan acérrimo. 8/10.

 

Tracklist
1. Alert Level
2. Good Trouble
3. Sabotage Is Sex
4. Disinformation
5. Search and Destroy (The Stooges cover)
6. Believe Me
7. Broken System
8. We Shall Resist
9. Death Toll
10. TV Song #6 (Right Around the Corner Mix)

 

Enlaces de interés

Al Jourgensen | Bandcamp | Facebook | Instagram | Twitter | YouTube

Autores:

Redactor y fotógrafo

Rubén Montejo