Volvemos a los esperados bolos en sala después de un gran letargo. Cada vez el panorama va pareciendo algo más esperanzador y poco a poco los grupos se van tirando a la piscina dispuestos a dar su espectáculo, cansados de tantas restricciones.

 

Me estreno después de pandemia añorando ese ambiente de complicidad, cigarrillos en la puerta entre banda y banda y cruzando los dedos para que la luz y el sonido no me haga perder una gran experiencia, nada lejos de la realidad en este caso. Esta vez vuelvo a sala La Petite en el polígono de Armilla (Granada). Nos encontramos con tres bandas de origen nazarí con estilos que difieren entre ellos pero que abordan lo que puede ser volver a sentir los conciertos y el buen sabor de boca que me dejaron los anteriores.

 

 

Esta vez tenemos a HOMIGÓN como cabeza de cartel, banda que recientemente estaba grabando nuevo disco con un toque más agresivo y le acompañarán en escenario AEON CULT abriendo ellos el ciclo y EXTINCTCIDE para que sea una noche completa.

 

 

Sobre AEON CULT decir que nunca antes los había visto en directo, siendo una mezcla de metal, prog y rock como ellos mismos de denominan. Nacido de Ángel Del Castillo, la banda presenta su disco Panspermia, una obra conceptual con gran fluidez sin temas demasiado saturados, que no logran arrancar del todo hasta casi la llegada del hemisferio de la actuación. Tocan un total de 10 temas.

 

 

Entra en escena EXTINCTCIDE y la cosa cambia radicalmente. A pesar de las continuas fallas de sonido, que no dejan absorberte totalmente en el clímax, EXTINCTCIDE desde el primer tema Disintegrator, hasta el décimo tema con nombre homónimo de la banda, consigue ganarse la confianza del público con un sonido thrash más que definido. Mención especial a más de un espontáneo que los acompaña durante el bolo y los continuos pogos. La banda se va reforzando tema tras tema y se nota la evolución desde su formación en 2014. Sin duda, un ecuador del espectáculo que con canciones como Cruel Endeavour, Roaches from Chernobyl o Moving Forward, hacen de esta banda digna de acompañar a HORMIGÓN en sala La Petite.

 

 

 

Llegamos por fin al cabeza de cartel: HORMIGÓN, consolidados y ya viejos conocidos en el panorama granadino, nos prometen lo que van a ser quince canciones a gusto del consumidor.

 

Rompen tocando el tema Salvator Mundi, a pesar del largo parón, la larga trayectoria de la banda le avala y mantiene el mismo público, que le hace un gran recibimiento.

 

 

Llegando al séptimo tema, Divina muerte, el cantante, hace mella en lo que se venía viendo todo el concierto, las fallas constantes de sonido y acoples. No pasa otro tema donde la voz del grupo sigue incidiendo en que eso no va a ser un pleno completo, pero la gran voz y profesionalidad no impiden que sigan tocando cerca de los 15 temas que nos prometieron, si no fuera por la supuesta interrupción de las fuerzas del Estado al cortar el bolo antes de su culmen final.

 

 

A pesar de ello, esperamos verlos pronto en el escenario y que sigan dando caña como ya hemos visto esta semana. ¡Nos volveremos a ver!

 

 

 

 

Autores:

Redactor y fotógrafo

 

Daniel Muñoz