El pasado martes, 12 de marzo de 2024, la banda estadounidense de rock DIRTY HONEY recalaba en Madrid en la antepenúltima actuación de su gira europea. El día de antes estuvieron en Barcelona y al día siguiente iban a estar en Bilbao antes de concluir la citada gira en Paris.

 

Los aficionados al hard rock más clásico no podían perderse esta visita. Para aquellos que no les conozcáis deberíais darles una oportunidad, os sonarán a Led Zeppelin, Aerosmith y AC/DC si sois más veteranos, pero también a Guns N’ Roses y Motley Crue si sois de generaciones posteriores. Suenan a todos ellos y más, pero con la frescura de los mejores momentos de los citados grupos

 

 

La noche era agradable, los últimos coletazos del invierno parecían haber quedado atrás y así resultaba placentero ir de concierto, aunque fuera un martes normal y corriente.

 

Llegamos con un poco de margen y entramos inmediatamente en la céntrica sala Paqui donde había ya bastante público y más que acabó habiendo, pero sin que en ningún caso se estuviera incomodo a lo largo de la noche. La audiencia en su mayoría rondaría los 40 aunque había algunos chavales que iban con sus padres e incluso una mujer mayor ¿más de 60? que se encontraba en la mejor posición, en primera fila y justo en la mitad del escenario.

 

Se retrasó el inicio del concierto unos veinte minutos antes de que se apagaran las luces y empezara a sonar Rock ‘n’ roll damnation de AC/DC tema con el que la banda se plantó sobre el escenario. Ya teníamos a la vista a los cuatro músicos, Marc LaBelle (cantante), John Notto (guitarra), Justin Smolian (bajo) y su última incorporación, Jaydon Bean (batería) que sin más empezaron por Can’t find the brakes, tema que da nombre a su último disco y a la gira que estábamos viendo en directo.

 

 

 

A continuación, invocaron el espíritu de California a través de California Dreamin’ y Marc nos invitó a participar acercando el micrófono a las primeras filas para entonar ese «So easy» del estribillo.

 

 

Luego, dedicaron la tercera canción, Heartbreaker, a las mujeres españolas presentes, mientras el vocalista se despojaba de su chaqueta, sumergiéndose aún más en la intensidad del momento. La banda continuó con fuerza con Dirty mind, otro de los temas más nuevos. En esta canción el guitarrista John Notto desató la máquina de riffs.

 

 

El siguiente tema, Scars, arrancó con el cantante de espaldas y aporreando la batería con unas baquetas prestadas. Hacia la mitad de esta canción disfrutamos de una intensa parte instrumental que nos permitió apreciar el virtuosismo de los músicos. La energía no se detuvo con el sexto tema que interpretaron, Tied up.

 

 

Justin Smolian y John Notto cambiaron sus instrumentos eléctricos por otros acústicos para las dos siguientes canciones la reposada y deliciosa Coming Home (Ballad of the Shire) y una versión más acelerada y tal vez más country de Honky Tonk Women (canción original de The Rolling Stones).

 

 

Con Don’t Put Out the Fire bajo y guitarra recuperaron sus instrumentos más habituales para darnos uno de las canciones cumbre del repertorio. Finalizaron el tema, todo quedó en silencio, pero luego lo retomaron una vez más para delirio del público.

 

 

La banda continuó su viaje musical con Get a Little High y The Wire, canciones que interpretaron de una tacada. Aunque Notto había tenido mucho protagonismo hasta el momento, pareciera que cada vez se iba creciendo ya que cada vez se lucia más.

 

 

Another last time arrancó con un solo de guitarra a modo de intro al que posteriormente se sumaron bajo y batería de Smolian y Bean respectivamente. Como última canción interpretaron When I’m Gone, creando un ambiente emocionalmente cargado. Curiosamente este tema fue la canción oficial de un evento de lucha libre de la WWE en 2019.

 

 

Se fueron un momento del escenario para acabar regresando los cuatro al cabo de poco más de un minuto.

 

La parte de los bises comenzó con un tema muy tranquilo para el que nos pidieron prestada nuestra voz, You make it all right. Continuaron con un tema mucho más animado, Won’t Take Me Alive, tema perfecto para botar y gritar el estribillo.

 

 

A continuación, hubo una presentación-despedida de la banda en la que bajista, batería y guitarrista fueron presentados de manera individual y nos mostraron algunos solos con mayor o menor fortuna (por ejemplo, Smolian tuvo algunos problemas con sus pedales mientras que Bean jugó con nosotros con bastante éxito a que repitiéramos los ritmos que hacía con su batería). Tal vez esta parte se alargó demasiado, supongo que en un intento de dar tiempo para arreglar los problemas de Smolian. Quedó para el final Rolling 7s que es una buena canción, aunque yo personalmente hubiera cambiado el orden con la anterior.

 

 

 

A eso de las 23:00 acabó el estupendo concierto de DIRTY HONEY y nos marchamos a casa tarareando

«You ain’t taking me alive
Won’t bleed me out to dry
I’ll tell you like I said before
I never asked to start a war
But now you know that I’d rather die
You won’t take me alive»

 

Canciones interpretadas por DIRTY HONEY:

1. Can’t Find the Brakes
2. California Dreamin’
3. Heartbreaker
4. Dirty Mind
5. Scars
6. Tied Up
7. Coming Home (Ballad of the Shire)
8. Honky Tonk Women (versión de The Rolling Stones)
9. Don’t Put Out the Fire
10. Get a Little High
11. The Wire
12. Another Last Time
13. When I’m Gone

Bises:
14. You Make It All Right
15. Won’t Take Me Alive
16. Rolling 7s

Autores:

Redactor

Mattogrosso