¡El SOUTHBANGERS MÁLAGA FESTIVAL se reveindica!

02/12/2016
Texto y fotografías por Jacques-MarieBat
 
La VII edición del Festival Southbangers tuvo lugar en un lluvioso (muy lluvioso) sábado de noviembre en la Sala Eventual, El cartel estaba compuesto de 7 bandas locales y nacionales, y dos bandas internacionales, y así nos calentamos.
La organización había hecho hincapié en el respeto al horario, y por primera vez en un concierto en Málaga no he tenido que esperar 40 minutos en la puerta, y solo con un leve retraso abrieron las puertas. Y tal como lo anunciaron a las 19:30 empezó la primera banda.
SPIT SHIT es una joven banda que actuaba por segunda vez. Presentaron una mezcla de Thrash  y Death, se nota cierta inexperiencia, pero dieron guerra durante media hora. Y la verdad no desentonó con respeto a las demás bandas que tocaron esa noche. ¡Animos chicos! Y nos vemos pronto en algún bar de Málaga.
 
Poco a poco se llena la sala y sale al escenario ABXENTA y su muñeca hinchable. Tenemos un clon de Joakim Broden (de Sabaton), y un estilo Heavy muy bueno. Aunque parece que el líder es el cantante, la verdad que la estrella de la banda es el bajista. Un buen sonido un buen rato. Como la banda anterior espero tener el tiempo de escucharlos más detenidamente, y volver a escucharlos en los bares y salas de Málaga y más allá.
 
 

Y ya empezaron los platos fuertes de la velada, el primero FRENZY, que sin lugar a duda ha sido la banda que más me ha sorprendido. Tienen actitud, el cantante tiene carisma y supo aprovechar la plataforma instalada en la parte delantera del escenario, y penetrar al centro del aforo. Sus  temas tienen ese sonido ochentero, pero tirando de influencias como Judas Priest o Accept. La banda supo ocupar el escenario, y la actuación se entornó muy corta, estos chicos son jóvenes y con trabajo y constancia les deseo llegar como mínimo a la altura de la siguiente banda en el cartel.
 
LEATHER HEART entró a escena, y ahí también me quedé impactado, el sonido potente, y ya se nota porque es una de las bandas en auge en España. Sus temas son buenos, rápidos, bien ejecutados. Ellos también juegan con su imagen ochentera con cueros, vaqueros, pelos rizados y metal directo del NWOBH. Todo transcurría a la perfección cuando se rompió el parche del Bombo interrumpiendo en seco un tema. Después de una rápida intervención de la organización y sustituir el parche roto volvieron a reanudar el espectáculo. Podrían reiniciar empezando otro tema, pero no 1, 2, 3 y vuelven a empezar en el compas en que se habían quedado, una señal de gran profesionalismo. La sala se viene abajo con la versión de “Beyond the realms of death” de Judas Priest, y el show sigue firme y lleno de fuerza. No hay dudas son con su compañeros de Hitten, el futuro y presente del Heavy no solo en España, sino con una clara proyección inernacional.
 

Los británicos de SEVEN SISTERS se apoderaron del escenario, el cuarteto también sigue con el estilo de las bandas anteriores, Heavy Old School, bien interpretado. Quizás, solo quizás, los vi un poco frios en el escenario, pecando a la hora de interactuar con el público. No me dio tiempo estudiar su discografía, así que no puedo opinar sobre lo que tocaron, pero fue bueno. La verdad echaré un oído más detenidamente a su discografía.
 
NATIONAL SUICIDE llegó con la etiqueta de cabeza de cartel, y cumplieron. Mini el cantante estuvo todo el concierto en la plataforma central, chocando manos, dejando el micrófono a algunos de los fans. Y usando su voz rasgada sin nunca desfallecer. Los músicos reparten tralla de la buena, es Thrash del bueno. Se encadenaron los temas. Me quedé con buen sabor de boca aunque no sea mi estilo de predilección.
 
El final de la velada fue a cargo de CONTACTO, una trio marbellí de Hard Rock. Buen rollo y Rock n Roll, que lástima que la peña se fuera al final de la actuacion de National Suicide. Al final la asistencia estuvo compuesta por las bandas que se quedaron y la organización, y poco público. Así señores no se apoya la escena, pero bueno cada uno con su conciencia. La banda entrega una a una sus canciones, con la peculiaridad que las voces las alternan Mr Hyde (curioso nombre) el guitarra y Benken el batería. Siempre me ha llamado la atención ver cantar un batería. Y sobre las 03:00 de la mañana se acabo.
 
Una vez terminado es la hora de analizar lo que dio de sí en general el festival. Por mi parte me pareció que la organización fue perfecta, si no fuera por la rotura del bombo no se hubiera tenido apenas retraso, algo que es de alabar ya que da sensación de seriedad.
En cuanto al cartel: falto un poco de variedad, o quizás un orden distinto de las bandas, ya que se encadenaron tres bandas de estilo idénticos, y cuando toco Seven Sisters por mi parte estaba ya dominado por la monotonía. Pero eso no empaña el gran trabajo realizado por la Asociación para traer a 7 bandas y que salga todo bien.
En cuanto a la sala y el sonido, estuvo todo perfecto, y me encanta esa plataforma que entra en el público, que sirve a los artistas para tener contacto físico con sus huestes y comulgar junto a ellos.
Doy las gracias South Bangers Málaga por contar con Metal Korner para cubrir su evento, y a Tony de Algaroba Rock por sus gestiones. Nos vemos el año que viene, o quizás antes.

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal