Oscuridad, Asombro y Sopresa en la NOCHE DE CUERVOS en Málaga (04-02-17)

14/02/2017

El objetivo de la promotora Mizake era de reunir bandas con un sonido oscuro y puesto en escena oscura. Visto el cartel el propósito se cumplió, con bandas oscura bien por el sonido, bien por la puesta en escena.

Llego a la Sala Paris 15, y me congratulo de ver que hay gente desde el principio, y sobre todo comprobar que la puesta en escena es espectacular con una proyecto a lo largo de la noche de animaciones de cuervos al puro estilo Hitchcock. La velada esta lanzada.

A TALAMO le toca abrir la velada. En poco tiempo la banda se ha convertido en el complemento ideal para los carteles Malagueño. Y digo complemento y no relleno ya que la banda está demostrando su buen hacer, y sus progresos en cada una de sus actuaciones. Por ejemplo esta noche no han necesitado de “War Pig” de Black Sabbath para levantar el publico. Sus temas están muy bien elaborados y cuidados. Para poner un “pero”, quizás son un poco largo, y la puesta en escena bastante estática, pero lo último se remedia con actuaciones y más actuaciones, y lo primero se soluciona con más actitud en el escenario. Así que animo y seguid así. ¡Nos vemos pronto!
 
 
Estaba charlando con alguien en el hall cuando empezó a tocar BONEFLOWER. Entrando en la sala me encontré un chaval histérico en el escenario, moviéndose como si no hubiera mañana, y cuando llego la hora de acercarse al micrófono soltaba unos chillidos increíbles. El conjunto es impactante, y el bajista tampoco se quedo corto. En muchos momentos ni se acercaba al micrófono, y se escuchaba igual de bien. Contrasta bastante cuando interactuaba con el público, de manera tranquila y serena, toda la agresividad está en la música. A pesar de que no practican un estilo que no entra en mis favoritos me han conseguido enganchar, y me han dejado con ganas de más. Fueron unos de los claros triunfadores de la noche.
 
 
ODDHUMS volvió a serenar el ambiente. El trió Jienense práctica un estilo al borde de todo, no se encasilla, el ritmos es pausado, lento, y pesado. En mucho momento sonaron como los mismísimos Black Sabbath. Lamento mucho que le tocara después de BONEFLOWER, ya que después de tanto derroche, su actuación se quedo como deslucida. En todo momento suena bien, pero me falto algo que explotara, que me enganchara. Ya vuelven pronto a Málaga y espero tener la oportunidad de asistir al show, y dejarme convencer.
 
 
De las bandas que conformaron el cartel la que más oscuridad trajo fueron PYLAR, presentando en integralidad su nuevo disco Pyedra. El espectáculo puede recibir múltiples adjetivos, pero lo más repetido es “Raro”. Yo diría “Raro de Cojones”, uno a uno entraron los músicos con su vestimenta. Venia preparado, y ver un violinista con túnica, un guitarrista con sombrero de mago, o un chico que toca la Tuba con un antifaz, más preocupante fue el cantante con una cabeza de cuervo como sombrero y una peluca que le cubría la cara, se sentó en medio del escenario y empezó a rezar, y no paro durante los 40 minutos que duro el set. Me parece que tuvieron problemas de sonido ya que el violinista estuvo en mucho momento agachado toqueteando los mandos que tenia a sus pies. Pareció que hubo solo una canción que duro 40 minutos, llena de ambientes, de oscuridad, y paganismo. En algunos momentos el violinista alterna con un laud eléctrico (no sabía que existía eso), pero seguía muy pendiente de los mando. El estilo en general era pausado, con algunos destellos cercanos al metal extremo. Una experiencia única, no voy a decir irrepetible, ya que seguro tendré oportunidad de volver a verlos, pero la próxima vez estaré preparado. Tal como empezó, los músicos se fueron retirando uno a uno, dejando los asistentes con caras de asombro.
 
 
He escuchado hablar mucho de EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO, y todo lo que puedo haber escuchado se queda corto con lo vivido. Salieron de los camerinos con tambor vela vestido de nazareno, y fueron tal procesión de Semana Santa a recoger el rebaño de corderos desperdiciado fuera fumando, después de dar esa vuelta fuera, siguieron su recorrido al ritmo de tambor, y en completo silencio. Llegaron al escenario, y empezó el vendaval, esperaba algo musicalmente denso y muy oscuro, y me encuentro que tocan un Heavy potente y instrumental. La interacción con el público es de lo más peculiar ya que nos invitan a gritos al arrepentimiento. Disfrute del momento como si no hubiera mañana. ¡Quizás estos chicos traían con ellos el apocalipsis! ¡Pero no! Hubo un mañana, la vida ha vuelto a seguir su curso. Se fueron congratulándose y dándonos las gracias por venir. 
 
 
Enhorabuena a Mizake por la organización, ya que se cumplieron los horarios, las bandas disfrutaron de un gran sonido, y la decoración, luces y el uso del techo para crear un ambiente pesado con cuervos volando por todas parte ha sido espectacular. Y conseguir traer a Málaga semejante cartel.

Pase una noche completa con sus grandes momentos, sus momentos más enérgicos, y momentos más pausado y sobre todo los 40 minutos de asombros con PYLAR. Lo cierto que lo que más se queda grabado en la memoria y destaco a quien hablo de la noche no es el talento de TALAMO, la fiereza de BONEFLOWER, la oscuridad de ODDHUMS, o la técnica y puesta escena de EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO, a la gente le hablo que estuve 40 minutos viendo un tío enmascarado sentado en medio del escenario balbuceando letras irreconocible en un idioma extinguido.

Gracias por semejante noche, repetimos cuando queráis.

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal