Diseccionando: “Stargazer” (RAINBOW)

12/11/2018
 
 
 
A lo largo de la historia del heavy y del rock muchas han sido las canciones que han supuesto todo un hito y que han sido cantadas y tarareadas en todos y cada uno de los locales en los que han sonado. La línea musical por sí sola es capaz de transmitirnos tremendas sensaciones, pero una gran voz y una buena letra siempre conseguirán tocarnos más la fibra. De ahí que el tema que vamos a analizar en esta ocasión sea Stargazer, de RAINBOW (Album; Rising).

Con un ritmo repetitivo marcado por el teclado y una voz desgarradora con la firma de Dio, esta canción acostumbra hoy en día a seguir ocupando su pequeño espacio en las listas de las cadenas rock de radio. Sin embargo, hay algo en lo que muchos de los que no somos angloparlantes no hemos reparado en profundidad: la letra. Aquí empieza “diseccionando”.
 
La canción comienza con una descripción de un mago del que se dice que no tiene sombra, que desprende un brillo propio y que es más ligero que el aire, para inmediatamente después, y ya con los acordes del mencionado teclado de Tony Carey, el protagonista de la historia pregunte de manera retórica:
 
¿Dónde está tu estrella? // Where is your star?
¿Está muy lejos? // Is it far, is it far, is it far?
¿Cuándo nos vamos? // When do we leave?
Yo creo (en esto) //  I believe, yes, I believe
 
Ronnie James Dio da a entender que se está persiguiendo algo que parece inalcanzable; esa estrella de la que no se sabe muy bien a qué distancia está. Es la persecución de un objetivo indefinido, la lucha incansable por conseguir algo que no se sabe muy bien qué es.
Después, aparece el estribillo:


Con calor o lluvia // In the heat and the rain
Con látigos y cadenas // With whips and chains
Para verle a él volar // To see him fly
Muchos morimos únicamente // So many die
Construimos una torre de piedra // We build a tower of stone
Con nuestra carne y nuestros huesos // With our flesh and bone
Sólo para verlo volar // Just to see him fly
Pero no sabemos por qué // But don't know why
Y ahora, ¿a dónde vamos? // Now where do we go?
 
Y es que ese mago del que se habla durante la canción es alguien que llegó a la ciudad hace nueve años y convenció a todos de que trabajaran para construir una enorme torre de piedra desde la cual él, todopoderoso, podría ascender a una de las estrellas del cielo. La razón no se termina de explicar, pero llámese estrella, Tierra Prometida o Paraíso, queda claro que el mago no es más que uno de esos falsos profetas o elegidos que ha creado una religión que gira en torno a sí mismo. Y así, jugando con la fe ciega de los que quieren conseguir algo mejor, tiene a un pueblo entero esclavizado (con látigos y cadenas sobre nuestra piel y nuestros huesos).
 
 
La torre, casi terminada. Imagen de internet en honor a la pieza de Rainbow. 
 
Tras el estribillo encontramos una nueva estrofa en donde podríamos destacar la frase: “We feel that our time has arrived” (sentimos que nuestro tiempo ha llegado); la torre ha sido terminada. Y tras la clásica repetición del estribillo entramos en el puente, donde las guitarras puntean en tensión y nos llevan rápidamente por un ritmo ascendente: es el mago, que camina para encumbrar su torre. Sin embargo, todas esas escalas que avanzan hacia los agudos, de repente se tornan en una depresión que alcanza tonos bajos; un ritmo que desciende por los acordes… y es que todos los enigmas y mentiras siempre acaban saliendo a la luz.
El desenlace, tal y como se narra, es que el mago no ha ascendido directamente al cielo, sino que al saltar para alcanzar su estrella, su mortalidad le ha llevado desde la almena de su torre hasta la dura arena del desierto: “There is blood on the sand” (hay sangre en el suelo).
El teórico salvador ha muerto, demostrando que todo lo que su pueblo había hecho por él no era más que perseguir una falsa verdad.
 
Ilustración de Internet que representa la caída del mago, con el arcoíris de fondo
 
Con su muerte viene un cambio de la frase más emblemática de la canción. Se puede apreciar que, aún en el mismo ritmo, Dio ya no dice “Where is your star?”, sino “Where was your star?”. Pregunta en pasado, incapaz de creerse que todo aquello a lo que ha dedicado sus últimos años se haya roto en mil pedazos. También se ha cambiado el “I believe”, presente, por “I believed”, en pasado. El protagonista ha dejado de creer.
 
Look at my flesh and bone // Mira mi piel y mis huesos
Now, look, look, look, look, // Ahora mira, mira, mira
Look at his tower of stone // Mira su torre de piedra
I see a rainbow rising // Veo un arcoíris ponerse
Look there, on the horizon // Mira allí, en el horizonte
And I'm coming home, I'm coming home, I'm coming home // Vuelvo a casa
 
Aún desolado, Dio se da cuenta de que ha invertido su vida, su esfuerzo y su sufrimiento (my flesh and bones) en algo que ha caído en saco roto (the tower of stone). Sin el mago, dicha torre no es más que el testigo del engaño.
 
Sin embargo, con la caída de su fe ya no tiene sentido atarse a unas cadenas muertas y es cuando, a pesar de sentirse huérfano, el cantante decide volver a su hogar. Se da cuenta de que todo lo sufrido queda atrás, y aunque no sabe qué le deparará el destino, ha conseguido que éste le vuelva a pertenecer. Ese Rainbow Rising (nombre del álbum en que se incluye esta canción, por cierto) representa la nueva esperanza hacia la que se dirige. Todo ello inmerso en las notas más desgarradoras que encontraremos lo largo del tema. El trabajo de Dio con la voz representa a la perfección ese sentimiento de tener que seguir caminando cuando todo has perdido.
 
 
La torre, representada en forma de guitarra, en la carátula de Ritchie Blackmore's Rainbow
 
Así pues, y tras el análisis del tema nos damos cuenta de que el tema Stargazer, aparte de su grandiosidad musical, guarda un mensaje que quizá no se hubiese esperado: es una dura crítica hacia la fe y las religiones. Ambientado en un desierto y rodeado de una iconografía fantástica, con magos y estrellas, el mensaje sigue siendo el mismo: una persona que se dice encarnada para una gran profecía y con fines que nadie puede entender. Un Dios al que se le levanta una torre, una mano que todo lo controla usando la esperanza y el miedo como base.
El mensaje de la canción en si es cómo una fe se construye y posteriormente se destruye arrasando con todos aquellos que creyeron en ella, o cómo una religión te hace perseguir algo que no se sabe si es cierto, pero que te mantiene sumido en su tarea.
 
Quizá al escuchar este tema nunca habríamos pensado en el mensaje oculto que podía guardar, pero ya sabemos que en las grandes letras del heavy-rock, la mayoría de las veces, las cosas no son lo que parecen.




 

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal