Se cumplen 31 años de WARLOCK y su "Triumph And Agony"

11/12/2018
Hace unos meses hablaba del tradicionalismo del heavy metal en bandas actuales, concretamente con la banda AIRRAID. La banda de la cual vengo a hablar hoy (aunque no se le considera integrante de la denominada NWOBHM) es, en mayor o menor medida, una influencia en el sonido de estas bandas, pues la importancia de ellos dentro del marco del heavy tradicional es gorda. WARLOCK fue una de las bandas que me introdujeron en el mundo del metal y siendo uno de mis grupos predilectos me es algo complicado decantarme por un sólo disco; pero dado su reciente aniversario, toca hablar de la obra que los consagró fuera de Europa: Triumph And Agony, el cual cumplió ya 31 años el pasado 5 de septiembre.
 
Triunfo y agonía. Dos buenas palabras para definir lo que es para mí, una obra maestra del heavy metal germano compuesta de diez temas cargados de fuerza y sentimiento. Conceptos que quedan plasmados en un disco repleto de temazos. Imprescindible trabajo en la trayectoria de WARLOCK, y deleite para cualquier amante del heavy ochentero. También representa una transición entre el sonido de las bandas WARLOCK y DORO, pues en Triumph And Agony ya se aprecian distintos matices que marcarían lo que sería el futuro sonido de DORO. Y aunque bien es cierto que la vocalista ha sabido mantener la esencia de la banda con su proyecto en solitario, una vez lanzado el que sería el último trabajo de los alemanes, decidió seguir su camino en esta misma línea. Cuando pensamos en cantantes femeninas dentro del mundo del metal, resulta imposible no mencionar a Doro Pesch como un clarísimo ejemplo. Su presencia en el mundo del metal ha sido crucial, demostrando que el metal no es sólo cosa de hombres.

 
Pero sobre el disco en cuestión: grabado en los estudios Kajem Recording de Filadelfia y Power Station de Nueva York, fue producido por el prestigioso productor y músico Joey Balin, y lanzado con la discográfica Vertigo Records. Contaron con el batería Cozy Powell (RAINBOW, WHITESNAKE, BLACK SABBATH) como músico invitado y dos nuevos miembros en sus filas: Tommy Bolan a la guitarra y Tommy Henriksen al bajo, reemplazando a los originales Peter Szigeti y Frank Rittel respectivamente. Y aunque fue el primer disco con WARLOCK para ambos, desgraciadamente se trataría también del único, pues es el último trabajo de los alemanes antes de su disolución. 

Abre el disco el tema estandarte de la banda: All We Are. Todo un himno del heavy metal. Puede no resultar muy interesante a nivel compositivo, pues instrumentalmente no es muy elaborada; pero es tal la energía que se desprende aquí que no necesita más. Un estribillo sencillo pero muy pegadizo. La letra puede parecer un cliché heavy metal muy visto... pero, ¿y qué? La canción engancha y acapara atención que es lo importante y no es de extrañar su gran difusión y que llegase a medios no tan afines al metal (como es el caso de MTV). "Tenemos la magia así que vamos a expandirla alrededor...", y acto seguido tenemos un grandioso solo. All We Are es todo un estallido de energía que pide levantarse y alzar el puño. Heavy metal en estado puro.
 
Más corta que la anterior (la que más en el disco), le sigue Three Minutes Warning. Veloz, enérgica y con una letra más interesante, la voz de Doro se vuelve más agresiva acompañada de una veloz instrumental, creando una atmósfera más oscura y tomando fuerza a medida que avanza el disco. La siguiente es otra de las piezas más conocidas del disco: I Rule The Ruins. Una letraza construida sobre unas estrofas con sutiles punteos de guitarra eléctrica, y un estribillo con una voz muy melódica. Y con el sonido de postproducción que agregan al comienzo del siguiente tema, viene a la mente una noche de luna llena entre la niebla; Kiss Of Death comienza con unos sutiles acordes a los que se le incorpora la voz lentamente, pero que pronto va subiendo su agresividad y la intensidad de las guitarras eléctricas. El potencial de queda Doro plasmado en este tema, en el que nos muestra en una sola pista tanto sus dotes melódicos como feroces. Importante también mencionar el gran sólo de guitarra, además de que esta se muestra presente a lo largo del tema realizando unos punteos que dotan de más personalidad el tema (en general tenemos este recurso en gran parte del disco).
Con Make Time For Love logran ejecutar una muy buena balada con partes contrastadas en acústico y otras distorsionadas, con una Doro muy sentimental y enamorada (aunque a algunos les pueda parecer algo cursi). Una letra muy intensa sobre una instrumental y unas melodías aunadas de una forma sublime. "Mi corazón es un león, que nadie puede doblegar...". Y podría citar más frases del tema, pero creo que me quedo con esa. De mis canciones favoritas y más interesantes sin duda, y que más representan la personalidad del disco. Y al llegar East Meets West, rompen la calma que había generado la anterior canción para volver a dar tralla. Pero la que es quizás la más pesada del disco, es A Touch Of Evil, donde Doro saca su lado más salvaje a las voces. Tenemos también unas estrofas de guitarra más veloces y punteos chillones que se compenetran con la voz. Brutal el final del tema con una batería muy machacona, punteos de guitarra y Doro dejándose la voz como broche final a la canción. Otra de las más populares de WARLOCK es Metal Tango; pegadiza y con unos melódicos detalles de teclado en el estribillo que la hacen una de las más originales y distintas del álbum. Tenemos también un sólo elaborado y con una base rítmica sobre él muy variada (con una guitarra acústica incluso). Increíble trabajo de batería en Cold, Cold World, donde toma un gran protagonismo y fuerza; por no hablar de la agresividad que ejerce una vez más la vocalista en el estribillo, pero la guitarra rítmica sin embargo, pasa más a un segundo plano teniendo poco protagonismo. Quizás no es tan interesante y llamativa como otras del álbum, pero aún así merece la pena escuchar.
 
Y llegamos al final del disco con Für Immer ("para siempre" en alemán), la pieza más conmovedora del álbum y sello de identidad de la banda junto con All We Are. Un tema diferente a los anteriores que recrea una atmósfera sublime con su sonido (gracias en gran parte a la melodía de los teclados y los detalles de guitarra) y que combina inglés y alemán (e incluso una frase en español que pasa algo desapercibida), donde el sentimiento encarnado en la voz de Doro prima sobre cualquier otra cosa. Más que una letra que refleje tristeza, es esperanza, añoranza, valentía, amor, fuerza... todo un ejemplo de que el metal es mucho más que tralla y agresividad. Triumph And Agony, a diferencia de como empieza, termina en la calma con unos ritmos de caja desvaneciéndose entre el silencio.
 
También es cierto, que quizás el disco suene algo más comercial que los anteriores, y por ello lograron cautivar a un público más amplio con este trabajo que son sus anteriores. Es evidente que este disco pierde fuerza, y mentiría si digo que esto es heavy metal puro (su trabajo Hellbound sí que es un claro ejemplo), pues aquí decidieron dar una pequeña vuelta de tuerca con matices más melódicos enfocados hacía un hard rock y con menos fuerza si los comparamos con sus anteriores 3 trabajos. Sin embargo, aunque fuese el álbum más comercial de los alemanes y el que más se acercó al streaming, es admirable como logran conseguir eso sin prácticamente perder la esencia y la fuerza que apela al metal en el disco. ¿Es el álbum más virtuoso del heavy tradicional ochentero? Por supuesto que no. Pero tiene temas pegadizos y que enganchan. El trabajo vocal de Doro es impecable; es muy evidente su gran protagonismo en el grupo, dejándose la piel y demostrando sus altas capacidades, tanto al ejercer una voz agresiva como una voz melódica en una balada. Por algo es conocida como la reina del metal... merecido nombre.
 
Tracklist:
1. All We Are
2. Three Minutes Warming
3. I Rule The Ruins
4. Kiss Of Death
5. Make Time For Love
6. East Meets West
7. Touch Of Evil
8. Metal Tango
9. Cold, Cold World
10. Für Immer

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal