Crónica: Sevilla se rinde ante el rock'n'roll de TARQUE (Sala Custom, 15-12-18)

18/12/2018
Fotografías: Rubén Montejo
 
 
Hace unos meses, y poco después del parón que anunciaba la banda murciana M-Clan, comenzó a funcionar la maquinaria mediática que advertía el debut en solitario de su vocalista Carlos Tarque. Esta noticia no parece ninguna novedad: Lleva haciendo música más de 20 años casi sin descanso. El grupo, como no podía ser de otra manera, se denominó TARQUE, sin más aditivos ni adornos.
 
Así llegó el primer trabajo homónimo que servía de presentación, parido a golpe de rock potente y crudo que ha dado lugar a uno de los discos del género más auténticos de los últimos tiempos. Preparado este ejército de rock formado por Carlos Raya, el bajista Iván 'Chapo' González y el batería Coki Giménez, habituales también en la vida de Tarque, la banda se lanzó, carretera y manta, por una extensa gira cuya única fecha en Andalucía no quisimos perdernos desde Metal Korner
 
La noche del pasado sábado asistimos al momento en el que una legión de amantes del rock patrio y del rock'n'roll de raíces acudían en la capital hispalense a una sala Custom que no llegaría a llenarse, pero que podía presumir de alcanzar, con creces, más de la mitad de su aforo.

 
Joan Jett y su I Love Rock And Roll sonaba ante un público ya listo para absorber cada momento de esta "fugaz" cita y TARQUE se subía al escenario abriendo puntualmente con la necesaria y poderosa Ahora y en la hora. La guitarra de Carlos Raya sonaba afilada y puntera, la sección rítmica no dejaba concesión alguna y el público bailaba y cantaba extasiado, retroalimentando cada vez con más energía a una banda que suena compacta como un sólo músico. Por supuesto, Carlos Tarque actúa como el frontman que esperábamos: inspirado, activo y, en general, una máquina de directo que trabaja como nadie unas cuerdas vocales que han nacido para el rock'n'roll. 

 
El setlist de tamaño evento hizo un recorrido por este único disco sin dejar mucho lugar a la improvisación: Bailo, que abre este trabajo y suena a slide y a fender, entre clásico y nuevo, como el punto de inflexión entre lo último que habíamos escuchado de M-Clan y lo que está por llegar; el homenaje a Tom Petty con Heartbreaker; el también homenaje Janis, Amy, Billie; la árida El diablo me acompañará… y los momentos de descanso llegaban con Lobo solitario o Cactus en el corazón. La sala Custom tiene un aspecto visual y un sonido inmenso y parecía que el concierto se iba a pasar tan volando como vuelan los dedos de Raya por sus guitarras, pero la banda se guardaba algunas sorpresas bajo el brazo.
 
De este modo, TARQUE desgranaba sus temas y los aliñaba con algunos regalos en forma de versiones de Leño (¡Qué desilusión!), rarezas y no tan rarezas de M-Clan (por supuesto) entre los homenajes españoles y entre los ingleses dos bandas: Free (cuyo corte Fire and water hicieron tan suyo que parecían haberlo sudado ellos mismos) y Evil, de Cactus, que llevaron también a su terreno.

 
La sintonía y complicidad de los músicos era máxima y eso se transmitió a un público entusiasta que vibró con cada canción. La banda se despedía después de aproximadamente una hora y tres cuartos de música interrumpida sólo por algún comentario de Tarque en el que todos pudimos comprobar que este disco está hecho, en esencia, para disfrutar del puro directo. Auténtico rock'n'roll con denominación de origen (del de Gibson y Marshall) que consiguió que Sevilla, de nuevo, se rindiera a sus pies.

Web Independiente de Apoyo al Rock & Metal